sábado, 28 de febrero de 2009

Es tiempo de cambiar Parte 1

Nubes Pasajeras (Kauas Pilvet Karkaavat)
(Dirigido por Aki Kaurismaki – Finlandia 1996)




Ilona: Empecé lavando platos, luego limpiando pisos, después fui camarera hasta llegar a maitre. Aún puedo ser camarera.
Dueño de Restaurante: La entiendo pero tengo la plantilla completa. Además usted es muy mayor para ser camarera.
Ilona: Pero sólo tengo 38 años.
Dueño de Restaurante: Por eso, puede morir en cualquier momento.
Ilona: Usted pasa de los 50.
Dueño de Restaurante: Eso es diferente. Yo tengo enchufe.


Ilona (Kati Outinen) se desempeña como maitre en el restaurante Dubrovnik. Cuando al finalizar la noche termina sus funciones, espera a que la recoja su esposo Lauri (Kari Vaananen) que trabaja en un tranvía y esta en su ruta. Luego que él deja el tranvía en la estación. Van en el auto de él a descansar a su casa. Llevan una vida calmada, sin prisa.

Una mañana Lauri llega al trabajo, y observa que todos los trabajadores están reunidos. Se une al grupo y le comentan que va haber despidos. El jefe les indica que la empresa esta en reorganización y que se va prescindir de cuatro hombres y se va hacer al azar. Saca un manojo de cartas, todos los empleados sacan una carta de ese manojo, Lauri saca la suya y le toca el número 3. Esta despedido.

Busca trabajo pero es rechazado en todos lados. Lo peor es que la dueña del Dubrovnik vende el local y sus empleados se quedan sin empleo, incluida Ilona. Ahora ya son dos sin empleo. Ella empieza a buscar empleo y la rechazan por su edad, los dueños de restaurantes quieren empleados jóvenes.

Ella encuentra un empleo donde le pagan una miseria, es sobre-explotada. Encima cuando renuncia no le quieren pagar lo que le corresponde y Lauri va a exigir los derechos de su esposa, terminan pegándole horrible al pobre hombre.

Con deudas por aquí y por allá, con bienes embargados y todo mal, aparece una esperanza al final del camino. La ex-jefa de Ilona le propone a ella invertir en un local donde Ilona sea la maitre y Lauri el administrador, y los demás empleados sean los mismos del Dubrovnik (que por cierto todos estaban desempleados y se cachueleaban en lo que podían, algunos ya ni cachueleaban se dedicaban a beber licor y esperar el final de sus días). La ex-jefa de Ilona confía ciegamente en ella y creen que van a tener mucho éxito. Este es el inicio de una nueva vida prometedora para Ilona y Lauri.

Kaurismaki nos muestra el drama del desempleo y una de sus distintas alternativas de solución, se ampara en la buena actuación de los protagonistas. La letra de la música que escoge para las escenas de restaurante es buenísima.

Kati Outinen nos sorprende con una actuación brillante. Expresa todo con la mirada y el silencio que pone en diferentes escenas que desesperarían a cualquiera.

Acá los dejo con una de la letra de una de las canciones:
“Envuelve el mundo en papel alegre, con campanillas y lazos y papel alegre, y mándalo a la maravillosa chica que quiero. En mis sueños más fantásticos podría imaginarme la creación de Dios enviada a la maravillosa chica que quiero. Crea un mundo lleno de paz, donde todo el mundo es libre, mándalo a mi nena, y dile que lo envié yo. Porque yo soy un pasajero solo y solitario .. que el cielo ayude a este pasajero solitario, que da una serenata a la maravillosa chica que quiere.”

jueves, 19 de febrero de 2009

Sencillamente el AMOR Parte Final

Quisiera ser millonario (Slumdog Millionaire)
(Dirigido por Danny Boyle – India 2008)



¿Era bonita?
- La mujer más hermosa del mundo


La historia de Jamal Malik es la historia de un hombre acostumbrado a decir la verdad por sobre todas las cosas. Y como dicen los hindúes “La verdad siempre triunfa”.

Participa en un concurso millonario y esta por ganar el premio mayor, 20 millones de rupias. Llegar a ese punto en su vida no es de pura champa. Tiene una historia, como tú o como yo.

Dueño de una infancia traumática donde la pobreza es lo que predomina. Junto con su hermano y una niña, que conocen el día que matan a su madre, forman “Los 3 mosqueteros”. Su hermano Salim es Porthos, Jamal es Athos y la niña de nombre Latika no saben como llamarla porque el profesor que les enseño esa clase los golpeo ese día por llegar tarde justo a la clase de Literatura. Sencillamente es la tercera mosquetera.

Siendo niños de la calle, un tipo al que llaman Maman los recluta para explotarlos pidiendo limosnas por la ciudad. De esa manera los tres mosqueteros liderados por “Porthos”, junto con muchos niños, piden dinero por aquí y por allá. El tipo les da vivienda y comida. Un día Salim descubre que a uno de los niños le queman los ojos para que así, siendo más realista, pidan el doble de dinero cuando pidan limosnas. Piensan hacer lo mismo con Jamal. El ingenuo Jamal es salvado por su hermano a tiempo. No ocurre lo mismo con Latika, quien queda en manos de Maman.

Pasan los años y ya adolescentes, Jamal convence a su hermano para buscar a Latika. Cuando la encuentran, se ha convertido en una joven muy hermosa pero esta condenada a un triste destino si es que no aparece un ángel salvador, en este caso ese ángel tiene nombre propio y es Jamal. Pero no todo es felicidad, esa misma noche, Salim decide formar parte del lado oscuro de Bombay que esta liderado por un tipo, Javed, que hace dinero de las peores formas posibles. Esa noche Salim la hace suya a Latika, expulsa a Jamal de la guarida donde se encuentran apuntandole con una pistola. Se ha roto ese vínculo que tenían. Desde esa noche no se volverán a ver hasta muchos años después cuando el destino “que se encuentra escrito” y la fatalidad unan de nuevo sus caminos. Jamal es él que espera más ese reencuentro con Latika porque desde niño quedo enamorado de ella.

Impactante, dueña de un suspenso a cada momento, una banda sonora buenísima y con unas escenas inolvidables “Quisiera ser millonario" se convierte en un clásico del cine actual contemporáneo. La escena en que Jamal es niño y queda atrapado arriba de un silo es genial, te hace salir de tu asiento del cine. Lo que hace el pequeño actor “inmolandose” por un autógrafo de su actor preferido, Amitabh Bachchan, es realmente imborrable.

Los niños que interpretan a Jamal (Ayush Makesh Khedekar) y Salim (Azharuddin Mohammed Ismail) actúan con una naturalidad bárbara. Esta película me hizo recordar dos películas peruanas “Juliana” y “Caídos del Cielo”. Los niños de la calle y su lucha por sobrevivir. Todo el sufrimiento y los sueños de esos pequeños.


La última vez que vi una película hindú fue el año 1987 cuando con mi padre fuimos a ver “Siete hermanos para Siete Novias” en el City Hall, aquel cine que en los años 80 pasaba puras cintas de la India. Ambas película tienen en común el tema del amor como la alternativa final y única a los problemas humanos.

martes, 17 de febrero de 2009

Sencillamente el AMOR Parte 10

El amor según Francois Truffaut

A lo largo de los films de Truffaut, el tema esencial es el amor. Aquí extractos de dos de sus películas.


“Las mujeres desean lo mismo que yo. Desean el amor. Todo el mundo desea el amor. Amor físico, amor sentimental, o sólo la ternura de alguien que ha elegido a otra persona por el resto de su vida y no mira a nadie más".
El Hombre que amaba las mujeres (1977)
"Bueno, yo tampoco he comprendido el amor. Claro que los hombres no comprendemos el amor, somos aficionados. Yo te quiero como eres, pero no te comprendo".
La mujer de al lado (1981)

Para finalizar unas ideas de Truffaut sobre el amor entre un hombre y una mujer.


"Yo considero a las mujeres más fuertes que los hombres y más armoniosas; sobre todo en las historias afectivas puesto que yo filmo muchas historias de amor. En las historias de amor las mujeres son mucho más precisas que los hombres; éstos son muy confusos, no saben demasiado lo que quieren. Por el contrario, cuando la mujer encuentra a un hombre sabe, normalmente, lo que quiere de él; sabe lo que quiere dar y recibir mientras que, en general, para un hombre el amor es una emoción fuerte pero vaga, y no sabe exactamente lo que quiere dar o recibir ya que está demasiado preocupado por los problemas sociales. Los hombres no tienen tiempo para hacer el amor, entonces apenas piensan en él o no piensan en absoluto".
http://www.truffaut.eternius.com/

domingo, 15 de febrero de 2009

Sencillamente el AMOR Parte 9

El Curioso Caso de Benjamín Button (The Curious Case of Benjamin Button)
(Dirigido por David Fincher – Usa 2008)



Benjamin: No podía esperar para verla de nuevo. Nos vimos cada noche. Pero cada vez parecía nuevo y diferente.

La Primera Guerra Mundial había terminado cuando en la casa de la familia Button está por morir la Sra Button. Acaba de dar a luz pero su cuerpo no ha resistido, le queda poco tiempo de vida, el suficiente para decirle a su esposo Tomás (Jason Flemyng) que cuide del pequeño recién nacido. Tomás se acerca a conocer al bebé, sus ojos de pronto no pueden creer lo que ven. Agarra el bebé y empieza a correr por todo New Orleans, llega al río y parece querer tirarlo al agua. Un policía lo impide, otra vez empieza a correr por toda la ciudad, está desesperado, como enloquecido. Ya cansado encuentra una casa grande y lo deja en las escaleras. Una mujer de nombre Queenie (Taraji P. Henson) encuentra al bebé y decide cuidarlo como si fuera su hijo. Esa casa donde Tomás ha dejado al bebé es una Casa de Reposo para Ancianos. Queenie es una de las enfermeras que cuidan de los ancianitos.

Queenie llama a un doctor y luego de examinarlo determina que tiene cataratas, es medio sordo, tiene artritis severa, la piel no tiene elasticidad, manos y piel calcificados. En conclusión tiene todo el deterioro normal en un hombre de 80 años y camino a la tumba, pero no de un bebé recién nacido.

Queenie lo presenta a los ancianos con el nombre de Benjamin (Brad Pitt) y pronto él empieza a crecer y se convierte en uno más de ellos, un anciano pequeño. Los primeros años de su vida los pasa en silla de ruedas, juega con muñecos como si fuera un niño, tiene curiosidad por saber que hay más allá de esas paredes de la Casa de Reposo, le gusta que le cuenten cuentos. Aprende a leer, a caminar, tocar el piano. Es único en el mundo.

Hay mucho tiempo para estar solo. Cuando somos diferentes, las cosas son así.

El niño anciano ve morir a muchos amigos. La muerte forma parte de la vida diaria de la Casa de Reposo. Un día conoce a una niña llamada Daisy. Se hacen amigos y comparten aventuras de juegos, cuentos y secretos. Es la nieta de una de las ancianas.

El tiempo sigue su inexorable curso y ya adolescente encuentra su primer trabajo de ayudante de marinero. El Capitán Clark le pregunta con cuantas mujeres ha tenido sexo en su vida, él le dice que con ninguna. Esa misma noche Benjamín debuta en un burdel a ritmo de esa canción de New Orleans llamada “Wrap your troubles in dreams”. Cuando sale de esa noche de locura se topa con Tomás Button, quien ha seguido de cerca la vida de su hijo siempre solapadamente. Le invita a tomar unos tragos. Benjamin nunca ha tomado trago, pero ese día ya ha debutado con una mujer así que es noche de estrenos. Se emborracha hasta más no poder.

Al cumplir los 17 deja a Queenie y se dedica por completo a ser ayudante de marinero del Capitán Clark. Vive miles de experiencias en el mar, pero cada día se va haciendo más joven. Se enamora de una mujer con la que mantiene interminables horas de charla hasta el día en que ella lo deja. Sobrevive a la segunda guerra mundial y a los 26 años regresa a New Orleans donde Queenie lo recibe con mucha alegría. Se reencuentra también con la ya joven y bella Daisy (Cate Blanchett). Ella le propone hacer el amor pero él le dice que no. Pasan muchos años para que se vuelvan a reencontrar. Antes de ese reencuentro Tomás Button le cuenta la verdad sobre su vida a Benjamin. Luego fallece, no sin antes dejarle toda su herencia al ya maduro Benjamin.

Benjamin y Daisy se reencuentran y empiezan un romance a todo dar. Sin embargo él se sigue haciendo más joven y ella más vieja. Benjamin debe tomar una decisión por el bien de ambos.

Interesante cinta de Fincher enfocada en varios temas: el ser único en el mundo, el valorar a los ancianos por todo lo que podemos aprender de su sabiduría, la muerte como el punto final de todos y el amor como el acto natural más hermoso de la vida. Para destacar la actuación de Brad Pitt y Taraji P. Henson.

Alguna gente nació para sentarse junto al río.
A otros les caen rayos encima.
Algunos tienen oído para la música.
Otros son artistas.
Otros nadan.
Otros saben de botones.
Algunos saben de Shakespeare.
Otros son madres.
Y alguna gente … baila.

miércoles, 4 de febrero de 2009

Sencillamente el AMOR Parte 8

Días de Vino y Rosas (Days of Wine and Roses)
(Dirigido por Blake Edwards – USA 1962)

Impactante!!!!


Joe: ¡Yo la amo!
Jim: Si la quiere de veras, si la ama en serio tiene que ayudarla.
Joe: ¿Cómo?
Jim: Dando el ejemplo. Muéstrele que el vicio puede vencerse.

Joe Clay (Jack Lemmon) es el nuevo agente de relaciones públicas de una importante empresa de USA. Sin embargo su trabajo no es precisamente lo que dice el título del puesto. Se trata más bien de conseguirle damas de compañía a los más altos mandos de los clientes que lleva a su cargo. Joe detesta su trabajo pero bueno sigue ahí.

Llevando chicas donde uno de sus clientes, conoce a la Srta Kirsten Arnesen (Lee Remick). Es la secretaria pero él la confunde con una dama de compañía. Ya dándose cuenta de su error, pide disculpas que no son aceptadas. La busca hasta su trabajo, le ruega, implora. Sólo consigue una cachetada. Pero al final, tras tanto empeño logra tener una cita con ella. La pasan súper bien, sólo que ya de madrugada él esta bien borracho. E inclusive le dice a ella como ha sido la historia de ellos: “Joven conoce a una chica. Hermosa. Dulce. Buena. Demasiado buena para él. La única clase que vale la pena. Finalmente, después de varios errores estratégicos logra salir con ella. Pasean por la bahía, bajo las estrellas y él bebe mucho licor y se lamenta como una criatura. Vaya cita”.

Con el transcurrir de los días Joe alcanza dos puntos buenos, logra que le cambien de cliente y logra tener una relación más formal con Kirsten. Se casan. Lo malo viene después del matrimonio. Ha pasado el tiempo y ya han tenido una linda hijita. Son dos puntos malos, el nuevo cliente es adicto al alcohol y a Joe que le gusta también el alcohol cada día también se hace más adicto. Por otro lado Kirsten sufre con la conducta de su marido y se inicia en el alcohol, por solidaridad, por sufrimiento o por cómo se le quiera llamar. La vida de ambos se va por una resbaladera de forma rápida. En menos de lo que canta el gallo, Joe esta de patitas en la calle porque lo han botado del trabajo. Ambos van a la casa del padre de Kirsten para ver si pueden empezar de nuevo, pero una vez más Joe recae y es internado en un centro mental. La ayuda de Alcohólicos Anónimos en manos de un tal Jim Hungerford lo empieza a apartar de ese camino. Quiere que Kirsten también vaya pero no ella no quiere, dice que con el cerebro va controlar sus impulsos hacia el alcohol. Joe recae una vez más para luego ya no recaer más. Sin embargo, Kirsten va por un callejón aparentemente sin salida.

Esta película merece un aplauso de pie para Jack Lemmon. Impresionante actuación. Es una película que te atrapa de principio a fin.

A veces tenemos que tragarnos el orgullo.