sábado, 28 de marzo de 2009

Es tiempo de cambiar Parte Final

Lo mejor de mí
(Dirigido por Roser Aguilar – España 2007)

Raquel: Me quieres?. Tomás, me quieres?
Tomás mirando el reloj: Te quiero más pero dentro de un rato.
Raquel: Tonto. Tomás quiero que esto salga bien. Y que lo cuidemos entre los dos. Nos conozcamos de verdad. Que si uno de los dos deja de querer al otro, lo diga. Porque lo nuestro será maravilloso o no será.
Tomás la mira y sigue durmiendo.
Raquel: La verdad sigo sin comprender porque me fije en ti.

Raquel (Marian Alvarez) ha conseguido una chamba en una radio en el turno noche. Da las noticias y conversa con el técnico de sonido llamado David (Pablo Derqui), consumiendo harto café para no quedarse dormida. Durante el día, Raquel descansa y la pasa bien con su novio Tomás (Juan Sanz). Para pasar más tiempo juntos, a Raquel se le ocurre que ambos deben tener un departamento para ellos dos. Convence a Tomás de su idea y se van a vivir juntos. Todo es felicidad.

Hasta que un día Tomás que se dedica al atletismo se desmaya en su entrenamiento. Lo llevan a la clínica y descubren que tiene una hepatitis aguda. La única forma de salvarle la vida es que reciba un hígado de un donante de lista de espera o que una persona sana le done parte de su hígado.

Raquel lo piensa y decide donar parte de su hígado a Tomás. Esta totalmente segura que lo debe hacer. Siempre va a la clínica a visitarlo y un día Tomás le cuenta que tiene unos muñequitos de su niñez guardados en su departamento de cuando vivía solo. A Raquel se le ocurre ir a ese departamento para recuperar lo que haya dejado, un amigo de Tomás le indica que ya esta alquilado a otra persona. Descubre que esa otra persona era una “amiga cariñosa” de Tomás. Raquel se siente decepcionada por la traición que le había hecho Tomás en los tiempos que estaba sano, pero es capaz de olvidar temporalmente y continua con la decisión de darle parte de su hígado. Siempre existe el riesgo de que el paciente muera o el riesgo de que la donante muera, no le importa quiere ver de nuevo correr a Tomás.

Faltando poco para la operación Tomás le dice a Raquel que ya no la quiere. Ella piensa que la depresión le hace hablar cosas así al pobre. Llega el día del transplante, se da con éxito, con el paso de los días algo cambia en Raquel, ella se transforma en una nueva persona. Tomás sigue siendo el mismo y de pronto se da con una decisión impensada por parte de Raquel.

Una cinta española que vislumbra una nueva onda netamente realista, nada de sueños, muy bien aterrizada de las relaciones de pareja actuales. Las actuaciones son excelentes, en especial de la pareja central compuesta por la bellísima actriz Marian Alvarez y el actor Juan Sanz.

Tomás:
Llevo un trozo de ti dentro. Me haz dado lo mejor de ti.
Raquel: No, Tomás. Eso no es lo mejor de mí. Lo mejor de mi es mi vida.

domingo, 15 de marzo de 2009

Es tiempo de cambiar Parte 3

Leningrad Cowboys vienen a América (Leningrad Cowboys Go America)
(Dirigido por Aki Kaurismaki – Finlandia 1989)



En algún lugar de Siberia donde el frío es implacable, un hombre con un mechón largo de cabello en la frente esta como una estatua esparcida con hielo tirada en el piso. Sus zapatos en punta y su guitarra son sus únicos acompañantes. Como fondo se observa una granja, ahí un grupo de ocho pelucones con el mismo peinado con mechón en punta, los zapatos en punta largos y lentes oscuros tocan cada uno un instrumento musical distinto y cantan una polca. Son una especie de Beatles mezclados con Bandas de Rock Subte.

Un cazatalentos local observa el desempeño del grupo y le comenta al Manager del grupo, de nombre Vladimir (Matti Pellonpaa) que no tienen futuro en Europa. Mejor es que se vayan a América “porque allá se tragan cualquier mierda”. Los Leningrad Cowboys inician su camino atravesando el bosque hasta llegar a la espalda del Aeropuerto Internacional. En el avión van cada uno con un manual para aprender el idioma inglés en tiempo veloz.

Ya en New York, Vladimir reparte unas monedas a los muchachos que apenas les alcanza para beber una lata de cerveza cada uno. Contacta a un cazatalentos local, escucha otra polca de los muchachos, al finalizar la música coincide con su par europeo en que el grupo esta destinado al fracaso. Pareciera que Los Leningrad Cowboys están destinados al triste retorno sin pena ni gloria. Sin embargo les da una última esperanza, que vayan a México a tocar en la boda de su primo, ahí necesitan una orquesta para dicho evento. Le da 10 centavos a Vladimir y le dice que en Estados Unidos la música que rompe es el Rock and Roll.

Aprendida la lección, Los Leningrad Cowboys deben cambiar el giro de su música, reinventarse, cambiar para sobrevivir. Vladimir busca discos de vinilo de bandas de rock and roll. Luego va donde los muchachos.

Vladimir: ¿Han escuchado hablar del rock and roll?
Leningrad Cowboys mueven la cabeza diciendo que no.
Vladimir mostrando un libro: Estudien este libro
Leningrad Cowboys se reúnen en torno al libro.

Compran un carro y empiezan un recorrido por Estados Unidos en dirección a México. En el camino Vladimir los trata mal, les da migajas de las presentaciones que tienen en cada estado en el que se presentan. Los Leningrad Cowboys se revelan contra su manager, sin embargo pronto tienen que agachar la cabeza porque necesitan un líder, alguien con ideas como solo Vladimir las tiene. Veremos entonces las presentaciones de Leningrad Cowboys cantando “Rock and Roll is here” en Memphis. Esa pieza de rock es buenísima en el registro de los Leningrad. En New Orleans son un suceso con el jazz “Tequila” que tocan para la comunidad de la zona. También tocan para comunidades hispanas. En Galveston van a una playa donde Vladimir tiene una inspiración, exponer al son a los muchachos, en otras palabras, broncearlos para que gusten más al público como lo hacen Los Beach Boys.

Siguen yendo por distintos estados hasta que un día llegan a Texas donde con un nuevo integrante (un siberiano leningrad que había ido a América mucho tiempo antes que ellos) tocan un tema de Rolling Stones “Born to be wild”. Una vez más el éxito les vuelve a sonreír.

Llegan a México donde finalmente son la orquesta de una boda al ritmo de “Que bonitos ojos tienes”. Vladimir observa a lo lejos el éxito del grupo y finalmente se aleja en la oscuridad de la noche. El grupo es un éxito en México.

Kaurismaki hace de esta película, un ejercicio de creatividad y esperanza. Buscando un futuro mejor, pareciera que México es el sitio ideal para la banda musical. Durante su camino, con muchas piedras por cierto, se van descubriendo a si mismos, van mejorando su repertorio musical y lo van adecuando al exigente gusto musical de las distintas zonas a las que van por América. Una vez más la buena actuación del actor fetiche de Kaurismaki, el recordado Matti Pellonpaa.

domingo, 8 de marzo de 2009

Es tiempo de cambiar Parte 2

Contraté a un asesino a sueldo
(Dirigido por Aki Kaurismaki – Finlandia 1990)

Asesino a Sueldo 1: Henri, tomate un trago con nosotros. Te invitamos
Henri Boulanger: No bebo.
Asesino a Sueldo 2: Y ¿Qué importa eso ahora?
Al rato los dos asesinos y Henri están compartiendo 9 cervezas. 4 para cada asesino y una para Henri.
Asesino a Sueldo 1: ¿Por qué quieres morir, Henri?
Henri Boulanger: Por razones personales.
Asesino a Sueldo 1: Si la vida es bella.
Asesino a Sueldo 2: Es un regalo de Dios.
Asesino a Sueldo 1: Piensa en las flores y en los animales y en los pájaros.
Asesino a Sueldo 2 (bien mareado): Mira esta copa. ¿Quiere morir acaso? ¡Ni hablar!
Henri Boulanger: No lo entienden. Me han despedido.
Asesino a Sueldo 1: ¿Y qué? Busca otro trabajo.


Las primeras imágenes nos muestran una ciudad sucia, no sabemos todavía en que país estamos. Eso si la mayoría de carteles o letreros están en inglés. La cámara nos muestra de pronto una oficina llena de puros hombres enternados con muchos papeles y folders en sus escritorios. Entre ellos hay uno de saco y corbata que tiene una mirada entre perdida y concentrada. A las 13:00 horas suena una alarma y todos se levantan para almorzar. Mientras todos se sientan juntos y hablan y se ríen. El tipo de la mirada perdida y concentrada juega con la cuchara en su sopa en la más profunda soledad, apartado de la mesa de sus compañeros, a tan solo un par de centímetros. A la salida del trabajo compra una especie de panes, va a su departamento, prepara su cena y escucha música en la radio. Sigue con la mirada concentrada en el más allá o en el más aquí.

A la mañana siguiente otra vez esta en su escritorio con un cerro de papeles. Se acerca un encorbatado y le comunica que el jefe del departamento quiere verle. Se levanta de su silla, se arregla la corbata, se pone como más esbelto y camina de una manera elegante decidida. El jefe le comunica al hombre de mirada perdida y concentrada, le llama Henri Boulanger (Jean-Pierre Leaud) que esta despedido. La empresa esta en reorganización y los primeros en ser despedidos van a ser los ciudadanos no británicos, Boulanger es de origen francés. Le comunican que ese mismo día debe abandonar la empresa. En ese mismo instante. Le dicen que firme un papel. Con la mirada concentrada en el más aquí firma en el acto. En señal de agradecimiento por los 15 años dedicados lealmente a la empresa británica le dan un reloj de oro con una particularidad que él se da cuenta luego, el reloj no funciona. Vuelve a sus escritorio, donde ya no hay papeles, esta limpio, solo queda el teléfono que al rato se lo llevan igual que al escritorio. Sólo quedan Boulanger sentado en su silla.

Su mirada es ahora triste, desolada. Sale de la empresa con una sensación de frío. Mira su agenda, los pocos números telefónicos de sus pocos amigos han sido cambiados. Mira hacia el cielo. Toma una determinación. Va a una ferretería y compra tres metros de soga. Busca la más resistente. Llega a su departamento y busca ahorcarse, fracasa. Su segundo intento de suicidio es con el gas de su cocina, también fracasa en su intento de asfixiarse. Tiene que hallar alguna forma de salir del mundo, vende su reloj de oro y obtiene un dinero. Se le ha ocurrido una nueva idea, va a un bar de mala muerte y le dice a los presentes que necesita a un asesino. Al rato lo llevan a una oficina adjunta al bar. Ahí un tipo pelado y sentado lo espera. Dos matones están a su costado. Boulanger quiere que maten a un tipo, el jefe pelado le dice de quién estamos hablando. Boulanger saca una foto de él mismo. El jefe se sorprende, le dice porque él mismo no lo hace. Boulanger le responde que lo ha intentado pero ha fracasado porque es un cobarde. Llegan a un acuerdo por mil libras para que en un plazo de menos de dos semanas subcontraten un asesino y se encargue del infeliz Henri Boulanger. Se estrechan la mano y le invitan unos tragos.

Al día siguiente Boulanger espera a su asesino sentado en el sillón de su departamento. Pasa el tiempo y nada, comienza a impacientarse. Tiene una vez más la mirada entre perdida y concentrada. Las horas siguen su camino y ya es de noche. Se aburre. Mira por la ventana y fija su mirada en el Pub del frente. Le deja un papel a su asesino indicándole que esta en el Pub. Entra al pub y al rato ya se ha tomado varios vasos de whisky y fumado un par de cigarrillos. Una vendedora de rosas entra al Pub, Boulanger la mira, se levanta de su asiento y le pregunta por su nombre

Henri Boulanger: ¿Cómo te llamas?
Vendedora de rosas: Margaret
Henri Boulanger: Siéntate
Vendedora de rosas: ¿Por qué?
Henri Boulanger: Porque quiero.

Luego que ella se sienta, empiezan una conversación totalmente sincera por parte de Boulanger. El tipo se esta desahogando. Ella lo esta escuchando. Le inspira pena y confianza. Boulanger la mira como buscando algo en ella, quizá amor. Lo que no sabe Boulanger es que su asesino a sueldo ha estado afuera mirando todos los movimientos suyos en el Pub. Cuando sale del Pub, Boulanger tiene un presentimiento. Siente que lo siguen, va a su departamento, luego cree que su asesino esta ahí, huye, corre de aquí para allá, de acá para aquí. Busca a Margaret (Margi Clarke) y le comunica que ha desistido de que lo maten porque la ha conocido a ella. Ella le sugiere que vuelva al Bar y comunique que ya no quiere matarse. La pregunta es le alcanzará el tiempo a Boulanger? Un final totalmente inesperado esta por ocurrir.

Otro sensacional film de Aki Kaurismaki. Un hombre esta dispuesto a suicidarse pero conocer a una mujer que se interesa por él, hace surgir en él, el amor. Este amor le permite cambiar para querer seguir viviendo y luchar por la vida, sin embargo para lograr nuevos objetivos en la vida debe desechar el pasado que tenía. El grandioso actor Jean-Pierre Leaud en uno de sus mejores films de todos los tiempos.

Antes de las dos escenas sensacionales del final de la película suena la música de Gardel (como en otras películas de Kaurismaki).

Cuesta Abajo (Carlos Gardel)

Si arrastré por este mundo
la vergüenza de haber sido
y el dolor de ya no ser,
bajo el ala del sombrero
cuántas veces embozada
una lagrima asomada
yo no pude contener.

Si crucé por los caminos
como un paria que el destino
se empeñó en deshacer;
si fui flojo, si fui ciego,

sólo quiero que comprendan
el valor que representa
el coraje de querer.

Era para mí la vida entera,
como un sol de primavera,
mi esperanza y mi pasión.
Sabía que en el mundo no cabía
toda la humilde alegría
de mi pobre corazón.

Ahora, cuesta abajo en mi rodada,
las ilusiones pasadas
ya no las puedo arrancar.
Sueño con el pasado que añoro,
el tiempo viejo que lloro
y que nunca volverá...

Por seguir tras de sus huellas
yo bebí incansablemente
en mi copa de dolor;
pero nadie comprendía
que si todo yo lo daba,
en cada vuelta dejaba
pedazos de corazón...

Ahora, triste en la pendiente,
solitario y ya vencido,
yo me quiero confesar;
si aquella boca mentía
el amor que me ofrecía
por aquellos ojos brujos
yo habría dado siempre más...