domingo, 14 de noviembre de 2010

Sobre la infidelidad


Una persona infiel nunca te va decir que te es infiel o que te fue infiel.

Primero definamos qué es la infidelidad. Para los diccionarios es sinónimo de deslealtad. Para el wikipedia es el incumplimiento del compromiso de fidelidad. Para la psicoterapia es la relación fuera del lazo de pareja que uno de los miembros establece con otra persona. Por último desde un punto de vista sexual es mantener relaciones sexuales con un tercero fuera de la pareja sin el consentimiento de ella. Se transgrede un compromiso establecido oportunamente y se rompe unilateralmente el contrato afectivo explícito.

Estudios a nivel mundial indican que más del 55% de mujeres con pareja son infieles. Es triste ver que ya están alcanzando a los hombres cuya cifra es 60%. Pero es que las mujeres tanto se quieren parecer a los hombres que hasta piensan que si “ellos lo hacen porque nosotras no lo hacemos” “si ellos presumen con sus amigos porque yo no presumo con mis amigas”. ¿Es que acaso son felices así?. La felicidad momentánea no es felicidad eterna, todo se llega a saber en esta vida. La infidelidad se produce en su mayoría entre la persona con miedos y la persona mala. Otros casos es cuando se da entre dos personas malas. Según estudios científicos de universidades de Estados Unidos, las mujeres tienen una predisposición por los hombres malos. Y sólo por los hombres buenos, ingenuos, monces como ideales para casarse ya que pueden continuar haciendo sus vidas de solteras.
A continuación un repaso de films dirigidos por directores de prestigio (Lyne, Ullman-Bergman y Almodovar) sobre este tema

Infidelidad
(Dirigido por Adrian Lyne – USA 2002)


Connie (Diane Lane) y Edward (Richard Gere) están casados 11 años y tienen un pequeño hijo de nombre Charlie. En la primera escena de la película vemos que todo marcha en calma en la familia, Edward dice amarla al momento de despedirse de ella y enrumbar en su auto al colegio de su hijo. En la escena siguiente Connie esta en medio de unos vientos huracanados en la ciudad donde vive, se choca con un hombre que esta en la calle. Él la invita a pasar a su departamento que se encuentra ahí terquísima a donde se encuentran, ella en vez de decir que no, le acepta. Paul (Olivier Martinez) es el muchacho francés que la ha invitado a su departamento. Es un tipo que colecciona libros y tiene 28 años. Ella le pide prestado el teléfono para llamar a su casa. Mientras conversa con su hijo Charlie, Paúl observa el cuerpo de ella, la desea. Ella se muestra nerviosa, una vez más. Se despide, no sin antes Paúl le preste un libro.

Por la noche Connie esta encendida y busca hacer el amor con Edward. A la mañana siguiente Connie se pone a leer el libro y cae un papel. En ese papel esta el teléfono de Paúl. Ella va a la ciudad y de un teléfono público lo llama. Conversan un rato y él le propone que vaya a verlo. Ella una vez más en vez de decir no, le acepta. Cuando ya se encuentra en el departamento, él le quita el abrigo y le toca el cuello. Al rato ella revisa un libro en braille y él toma la mano de ella y la pasa por el libro. Ella se despide nerviosa otra vez.

Al rato va donde Edward llevándole como regalo una chompa celeste. Él se sorprende porque ella nunca hace eso. (En otros casos no necesariamente las infieles llevan regalos, también les meten letra a los hombres, les florean a su ego). Él le hace unas preguntas y ella miente (Las mujeres infieles siempre mienten. Para una mujer es fácil hallar las mentiras en un hombre porque tienen una membrana en los ojos que les permite ver las mentiras de los hombres. En cambio, los hombres no poseen dicha membrana por lo cual se les hace más difícil hallar las mentiras de las mujeres a no ser que apliquen técnicas de programación neurolinguistica o la técnica más sencilla que es “detección de mentiras por método de las sumatorias” esa es una que si quieren que se las explique envíenme un mail a mi correo). Por la noche Connie lava el mismo plato una y otra vez. Edward la observa pero se queda callado.

Al día siguiente Connie va al departamento de Paúl. Él le dice para bailar la música africana que él ha puesto en su equipo de música. Al rato la toma y tienen sexo. Ella tiembla, lo muerde, le pega.

Edward conversa con un amigo de algo que le ha dicho Connie y comprueba que es mentira lo que le ha dicho ella. Es la primera mentira que comprueba y empiezan sus sospechas. Ella recibe llamadas de Paúl a su teléfono que contesta delante de Edward, ella piensa que él no se da cuenta de nada, al fin y al cabo es un ingenuo. (También puede ocurrir que el hombre, al que la mujer le es infiel, reciba llamadas misteriosas a su teléfono de parte de amigas o amigos del hombre que esta con su infiel mujer). Otro día se va a almorzar con Paúl (Las mujeres infieles tienen cuidado con esto, tiene que ser un sitio donde las probabilidades indiquen que no se encuentre con el otro). Sin embargo en este restaurante es vista por un amigo de Edward.

Por la noche Edward quiere hacer el amor con ella y Connie le dice que no puede (Otras mujeres le dicen a los hombres que están con su periodo menstrual, que tienen que quedarse hasta tarde trabajando, etc). Al otro día ella se cambia de ropa y Edward observa la ropa interior nueva, los zapatos nuevos, el perfume nuevo. Le dice para ir juntos a tal sitio y ella le dice que no puede porque va ir a un salón de belleza. Más tarde Edward llama por teléfono al salón de belleza y le confirman que no hay reservada ninguna cita para Connie Sumner.

Connie se encuentra un día con sus amigas y hablan acerca de sus amoríos. Mientras que todas hablan de pendejadas acerca de infidelidades. Una de ellas cuenta que una vez fue infiel y que no se lo recomienda a nadie, agrega: “Tener una infidelidad no es como una clase de cocina. Comenzaría así. Y luego algo pasaría, alguien se entera y terminaría tristemente”.

Esa misma tarde, el amigo de Edward, que la había visto a Connie con Paúl, hablan sobre la pérdida de confianza de uno respecto a otro. Al final Edward despide a su amigo y este se va, no sin antes, gritarle que examine a su propia familia.

Edward contrata a un detective de confianza. Él se va de viaje a propósito. El detective en su ausencia sigue a Connie y toma fotos, detalle a detalle todo lo que ella hace. A su regreso, le comunica a Edward lo que hace su mujer. Edward cree que toda relación se basa en la confianza, algo que ya no existe entre él y su mujer.

Un día Connie esta desesperada buscando a Paúl. En el camino lo ve abrazando a otra mujer. De inmediato estaciona el auto y le recrimina. Él le dice que es sólo una amiga. Como lo de ellos es sólo sexo, terminan haciendo el amor como si nada hubiera pasado.

Edward va a la dirección que le ha dado el detective. Lo que viene a continuación y hasta el final del film son tres de las mejores escenas que le he visto interpretar en la pantalla grande a Richard Gere. Que excelente actor, muestra las sensaciones de una persona afectada por lo que le han hecho.

No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti

Infiel
(Dirigida por Liv Ullman, Escrita por Ingmar Bergman – Suecia 1999)

Marianne (Lena Endre) se encuentra casada con Markus (Thomas Hanson) que es un director de orquesta, ambos tienen una hija de 9 años. Tienen un amigo llamado David (Kristen Henriksson) que trabaja en la opera, sólo que a diferencia de Markus, él dirige a los actores. Ambos son amigos inseparables, él inclusive los visita en su casa con frecuencia.

Para Marianne, David es “talentoso, impredecible, amable, considerado, no tiene muchos amigos, más bien más enemigos, pedantemente minucioso, un perfeccionista en su trabajo, descuidado en su vida privada”.

Una noche que Markus no se encuentra en casa, David pasa la noche y mientras que él duerme, Marianne le toma de la mano. Ella piensa que él no se ha dado cuenta pero él al otro día se lo comenta y le agradece. Es más unos días después ella le besa los labios. Ella sabe que Markus esta en Los Angeles y que su hija se encuentra con la abuela, como ella va viajar sola a París, le sugiere a David que también vaya “de casualidad” a París para conocer a un escenógrafo (Las mujeres infieles escogen también otras excusas). Todo es perfecto según ella, sin engaños según ella, sencillamente simple y excitante.

Ya en París, David y Marianne viven días y noches en un cuarto con paredes rojas de un hotel con cubrecamas de color rojo. Ahí dan rienda suelta al sexo. Ella le hace llamadas a Markus donde le cuenta un par de mentiras.

A su regreso a Suecia, Markus ya sabe la verdad (se lo ha contado una amiga de Marianne) y los encara a los dos.

Carne Trémula
(Dirigida por Pedro Almodóvar – España 1997)


Víctor (Liberto Rabal) ha salido de la cárcel, su deseo de jovenzuelo fue tener como mujer a la bella Elena (Francesca Neri). Va a una de las zonas más pobres de Madrid a instalarse en un cuarto. Al otro día va a la tumba de su madre y le habla de la injusticia de la vida. Por esas cosas de la vida coincide en el cementerio con Elena y su esposo David (Javier Bardem). Además conoce a Clara (Angela Molina), esposa de Sancho (José Sancho) que es amigo de David. Se ha completado un reparto de 2 mujeres comprometidas, 2 hombres comprometidos y 1 hombre sin compromisos y “con todo el tiempo del mundo” como él mismo afirma, todo puede pasar.

La película narra dos historias de infidelidad, una en el pasado y otra hacia el final de la película. Todos los problemas que ocurren a partir del conocimiento de una de las partes de la infidelidad de la otra parte. El estilo de Almodóvar siempre mostrando que los actores reflejen deseo, ternura, tristeza, pasión, ira y alegría. Que uno sienta real lo que esta viendo en la pantalla. Finalmente que la vida no es ni fácil ni difícil ni perfecta. La vida sólo es lo que nosotros queremos que sea.

10 comentarios:

troyana dijo...

De las 3 películas,he visto la primera y la tercera.La primera me pareció sólo entretenida,la última,me gustó mucho en su día,como todo el cine de Almodovar.
Sin duda,el tema de la infidelidad ha dado mucho de sí en el cine,me vienen a la cabeza algunos títulos como "Breve encuentro",todo un clásico de David Lean o "Herida" interpretada por Juliette Binoche y Jeremy Irons.
saludos

Luis Cifer dijo...

muy buen post. No he visto ninguna de las tres, mea culpa, pero pienso hacerlo en breve tras leerte. gracias.

David C. dijo...

Troyana: Gracias por las nuevas recomendaciones. Saludos.

David C. dijo...

Luis Cifer: Pues qué esperas. Miralas cuando tengas tiempo y luego haznos conocer tu parecer. Saludos.

Aldabra dijo...

El tema de la infidelidad es un tema muy espinoso y harto complicado. Nunca se puede juzgar a la ligera una infidelidad porque detrás se esconden muchas otras cosas.
De las películas que mencionas sólo he visto la primera (un par de veces) y a pesar del final dramático me encanta. Soy una fan de Richard, mi Richard del que me enamoré la primera vez que lo vi en la película: “Yankees” no sé si la conoces.
Creo que, debido principalmente a nuestra cultura latina, se hace demasiado drama de una infidelidad, porque a veces sólo es algo pasajero, propio de la condición humana. Por naturaleza somos curiosos, nos atrae lo desconocido, nos da morbo en pensarnos con otras personas aparte de nuestra pareja, y el morbo es un factor muy importante en las relaciones sexuales.
Mi opinión es que todos somos infieles por naturaleza, sólo la cultura nos limita con los valores que nos inculca.
¿Conocías a Luís García Berlanga? Es un director español muy conocido que falleció estos días. Quizá su película más famosa fuera: “Bienvenido Mr. Marshall”.
Biquiños,

Adrián J. Messina dijo...

Muchas veces mi primera impresión, falla como es costumbre, al querer sacar una conclusión rápida cuando veo estas películas en cartelera, conociendo de que va.
Sin embargo, de alguna u otra manera me atrapan , por lo general su guion. Es interesante ver como retratan la tensión ambiental dentro de la mentira y como se desenvuelven lo personajes. Me interesaría verla, vamos a ver si logro ubicarla.
Saludos.

David C. dijo...

Aldabra: Respeto tu punto de vista pero no lo comparto. Saludos.

David C. dijo...

Adrián: Te mantienen en tensión, pero eso es obra de los directores y actores. Saludos y gracias por la visita.

sasadogar dijo...

Ciao,
estoy con Aldabra sobre el tema de la infidelidad. He visto dos de las tres películas que comentas.Infiel creo que es una de las películas que mejor retratan el tema.La monotonía conyugal de una vida perfecta,mujer dedicada a su familia.
Sobre algunos comentarios que haces sobre las mujeres en genral me has dejado muerta (una membrana para detectarlas mentiras????);yo a eso le llamo intuición femenina, y en genral creo que los comentarios que dirriges a las mujers tb serían extensibles a los hombres.
Quisiera destacarte la escena del primer encuentro sexual entre Paul y Connie.Es violento, ella sabe que lo está haciendo mal y por eso le pega, quiere luchar contra la tentación, quiere sentir que no es responsable de sus actos y por eso parece que la está forzando; Paul conoce bien esa culpabilidad y decide descargarle a ella del remordiemiento. Pero inevitablemente, a lo largo de la película veremos las consecuencias de la decisión equivocada de Connie,que afectará a la vida de todos los implicados.
Otra peli que tb me encanta y habla de una infidelidad es maravillosa, con un sabor clásico y qu es de mis favoritas es "El Paciente Inglés".
Seguiré tu blog, un saludo sasa

David C. dijo...

Sasadogar: Respecto a lo de la membrana lo lei hace años, los orientales saben todos esos secretos que los occidentales desconocemos. Tú le llamas intuición, ellos ya lo estudiaron. Comparto contigo que muchos de mis puntos de vista se pueden también aplicar a los hombres (al fin y al cabo vienen del mismo barro). Me gusta la forma en que narras el primer encuentro sexual de Paul y Connie. Acierto del director y talento de los actores. Gracias por tus comentarios. Nos leemos.