miércoles, 21 de diciembre de 2011

Moneyball

(Dirigida por Bennett Miller – USA 2011)


"Si perdemos, perdemos como hombres y 
si ganamos, ganamos como hombres"

Freddy Ternero
Autor del Libro: ¡Si se puede! La conquista de un sueño
El equipo de béisbol de los Oakland Athletics ha perdido su último partido de la temporada. El gerente general Billy Beane (Brad Pitt) se encuentra enfurecido. Lo peor de todo es que sus principales jugadores referentes han decidido emigrar a otros equipos. Las noticias malas llegan juntas puesto que el presidente de los Oakland ha decidido que el presupuesto para la siguiente temporada va ser estrecho. ¿Cómo armar un equipo bueno y contratar a jugadores que rindan tan bien como los que se han ido, si no hay dinero?

Billy se da cuenta que sus cazadores de talentos no están “bien enfocados”. Se le ocurre ir él mismo a hacer canjes de jugadores con otro equipo. No le va bien pero conoce a un joven economista llamado Peter Brand (Jonah Hill), el cual es un apasionado analista de jugadores. Billy conversa dos veces con él, se sorprende y lo contrata para los Oakland. Peter es un tipo que para seleccionar personal no tiene prejuicios ni se deja llevar por eso que otros llaman defectos (como la edad, apariencia, personalidad, inestabilidad, etc). Billy lo nombra subgerente. Ambos creen en el proyecto de armar un gran equipo a partir de jugadores por los cuales otros no darían ni un centavo, pero es que en tiempos de crisis económica, armar un buen equipo si es posible, al menos el análisis del economista Peter así lo dice.

Las nuevas contrataciones que se introducen por iniciativa de Peter y la aprobación de Billy no son del agrado de muchos en los Oakland Athletics. Pero un Gerente conoce que dirigir adultos no es fácil entonces debe tomar decisiones prácticas, no dejarse ganar por las emociones, ser prudente, creer en el proyecto al 100%, adaptarse a las situaciones nuevas, que no hay que juzgar a un nuevo elemento en su primer día de trabajo y por último sabe que “todo lo que vale la pena en esta vida es increíblemente difícil pero hay que hacerlo”.

Una de las mejores películas del 2011 con una gran actuación de Brad Pitt y Jonah Hill.