domingo, 27 de noviembre de 2011

Drive

(Dirigida por Nicolas Winding Refn – USA 2011)

“El hombre, por naturaleza, es crédulo,
incrédulo, tímido y temerario”
Blaise Pascal

El hombre de la casaca con dibujo en la espalda de un alacrán dedica su vida al oficio de Chofer (Ryan Gosling). No es un chofer cualquiera, es un tipo con un talento sin igual al volante, tanto así que puede ser el doble de los protagonistas de películas de persecución de autos, también hacerla del corredor de autos que desean los grandes empresarios e inclusive se da maña para realizar “trabajillos especiales” por las noches que incluyen una harta dosis de velocidad.

El chofer es un hombre solitario, de mirada muy triste, se le nota sereno y tranquilo, en cierta forma diera la impresión de tímido por lo callado que se muestra.

Es en esos trotes de la agitada vida que lleva, que entra y sale de su departamento, coincide siempre con la vecina del 408, una mujer llamada Irene (Carey Mulligan) que vive sola con su pequeño hijo Benicio (Kaden Leos) ya que su marido se encuentra en la cárcel. Un día, a la salida del supermercado, el chofer e Irene coinciden y él la ayuda cargando las bolsas del mercado. Van al 408, conversan, Irene también es dueña de una mirada triste, es en ese cara a cara que parece haber surgido una química entre ambos.

Cuando Irene lleva a arreglar su carro a un taller, descubre que uno de los mecánicos en el lugar es el chofer (al parecer también tiene una habilidad más a las ya conocidas). El jefe del taller, el Sr. Shannon (Bryan Cranston) se deshace en elogios cuando habla del chofer, Irene lo escucha sonriendo. De nuevo cruzan miradas, él le sonríe, ella se ríe de sus chistes tontos. Como van por la misma ruta, él la lleva en su carro a ella y a Benicio hacia el edificio donde viven, en el camino él les muestra un camino especial para sorprenderlos a ambos. Se detienen un rato en una laguna, el chofer se hace amigo del pequeño. Cuando llega la noche, el chofer e Irene inician de nuevo las sonrisas cómplices de una química inminente. Él se pone su casaca con el dibujo del alacrán y se despide. Los días pasan, él se hace un amigo frecuente de Irene y del niño, van a todos lados, juegan. Lo inevitable está por ocurrir, una noche cuando él conduce el auto, ella lo mira, hace un gesto con la boca de ternura, guía su mano izquierda (con su aro de casada) a la mano derecha de él y entrelaza sus dedos.

Hay una mirada alegre en el rostro del chofer que inesperadamente es borrada cuando Irene le comunica que su esposo va salir de prisión y va retornar en una semana con ella y su hijo. Pareciera que el chofer no había encontrado el cariño en ninguna mujer, antes de conocerla a ella. Se muestra apasionado por querer que no les pase nada malo a Irene y al niño, por lo cual busca conocer más acerca de la vida del esposo. Este será sólo el inicio del camino a su autodestrucción.

“Drive” es una película impactante de principio a fin, no te da tregua. La película se divide en dos partes: La primera parte que expone “con velocidad” el mundo en el que trabaja el chofer y “con tranquilidad” la relación con su vecina. La segunda parte es la más cruda, más apasionada, más violenta y finalmente más trágica ya que se fusionan los dos mundos, antes mencionados, lo cual desencadena que aparezca el “Lado B” del chofer, es decir de aquel tipo callado y tranquilo pasa a convertirse (por aquella admiración a Irene) en un tipo volcánico, frenético que no mide sus impulsos ni piensa sus actos.

Es la tercera vez en el año que comento una película de Gosling, una vez más satisfecho con su desempeño. El director de “Drive”, el danés Winding Refn, manifestó hace poco que Gosling es el tipo de actores que expresan mucho con la mirada y eso permite que el espectador se enganche con sus historias. Yo agregaría que también posee esa versatilidad necesaria para no encajonarse en un solo tipo de papeles y ofrecernos desde un tipo romántico hasta uno extremadamente práctico y violento. Lo mejor es que lo vemos en pantalla y le creemos su actuación. Esto habla de que es un buen intérprete.

Quiero agregar que la banda sonora de “Drive” es una delicia de música pop que parece remitirnos a aquellas canciones ochenteras que tanto nos fascinaron a aquellos que vivimos esa época. La canción “Un héroe real” de College feat Electric Youth que suena al finalizar la película nos deja pensando en la condición actual de algunos seres humanos que arrastrados por sus deseos son capaces de dar la espalda a todo y llevar a cabo acciones fuera de la moral y la ética.

domingo, 20 de noviembre de 2011

El árbol de la Vida (The Tree of Life)

(Dirigida por Terrence Malick    USA 2011)

“La única manera de ser feliz es amando.
Si no amas, la vida se te pasará volando”.

Job era un hombre íntegro y fiel cumplidor de las enseñanzas de Dios. Por un tiempo el Señor lo sometió a diversas pruebas por las cuales perdió todas sus riquezas, perdió a toda su familia, y finalmente perdió la salud (enfermo de sarna maligna). Humanamente lo primero que hizo fue reclamar a Dios, todo lo que le había pasado siendo él un hombre temeroso de Dios, un hombre bueno que cumplía con los mandamientos, ¿Por qué justo a él le había caído la desgracia existiendo tantos pecadores que la pasaban bien gracias y gozaban de los placeres fugaces de la vida?. Job se comunica con Dios, reconoce que Él es el dueño de todo y que así como da, también quita. Busca tener la sabiduría necesaria para entender porque se le ha puesto estas pruebas en su vida. Luego de haber soportado todas las pruebas con mucha paciencia y de arrepentirse de quejarse de Dios, este último procede a restaurarle toda la prosperidad pasada (e inclusive la duplica).

La historia bíblica de Job es un excelente marco de referencia para hablar sobre la historia del Sr. O’Brien (Brad Pitt). Tenía un buen trabajo, una familia conformada por su esposa y tres hijos varones. Él pensaba que corregir a sus hijos cuando estos se apartaban de las enseñanzas de Dios era lo correcto, que ir a misa todos los domingos era cumplir con Dios, que enseñarles que “si uno es bueno se aprovechan de uno” y que “si quieres tener éxito no puedes ser demasiado bueno” es lo apropiado para que sepan que en la vida se van a topar con muchas personas malas. Lo único que se queja es que su esposa es débil con los niños, no es fuerte como él. De pronto un día en su trabajo, le dicen que se encuentra despedido aunque le ofrecen un puesto que nadie quiere. Él no entiende esta injusticia, si él siempre ha trabajado bien, ha llegado temprano, ha sido responsable. ¿Por qué a él?. Este es sólo el inicio de sus desgracias. Quien más va a sufrir y va increparle a su padre y a Dios todo lo que ocurre es el mayor de sus hijos Jack (Hunter McCracken). Cuando los años pasen llegará el arrepentimiento.

“El árbol de la vida” es una obra maestra conmovedora, acerca del amor, del perdón, de la verdad en oposición a la mentira, de la búsqueda de la sabiduría en vez de mantenerse en la ignorancia. Es un himno a la esperanza y a la confianza en un ser superior a nosotros (Dios). Y finalmente es un canto a la paz y a luchar para nunca darnos por vencidos frente al mal.

Las actuaciones de Brad Pitt y Hunter McCracken quedarán siempre en nuestras retinas. De igual forma la selecta música escogida para la película influye positivamente en las escenas claves.

sábado, 19 de noviembre de 2011

Annie Hall

(Dirigido por Woody Allen – USA 1977)

Las relaciones de pareja son completamente irracionales, locas y absurdas. Pero supongo que insistimos con ellas porque la mayoría necesitamos que alguien nos ilumine.
Woody Allen

Cuando Alvy Singer (Woody Allen) fue al cine de pequeño para ver “Blancanieves” no se enamoró de ella, se enamoró de la mujer equivocada: la bruja malvada. Esta experiencia lo marcaría de cara al futuro con las mujeres. También que eso de vivir debajo de la montaña rusa de Coney Island durante la Segunda Guerra Mundial no le pasa a todo el mundo. Alvy era de los niños que le gustaba analizar a todos, desde sus padres que siempre discutían hasta los niños cretinos del colegio, sin embargo su mayor análisis y curiosidad era por las niñas. Para experimentar esas “sensaciones que lo devoraban por dentro” se decidió por besar a las niñas. Por supuesto que lo castigaron muchas veces, igual él fue feliz.

Al paso de los años y tras no ser aceptado en el ejército por debilucho, se vuelve comediante y le comienza a ir relativamente bien. Es en esas circunstancias que jugando un partido de tenis con unos amigos conoce a la actriz y cantante Annie Hall (Diane Keaton). De inmediato ella manifiesta un interés por él. Annie viene de varias relaciones con cretinos y le parece que Alvy no es un tipo hipócrita. Por su parte Alvy en estos últimos años tuvo dos matrimonios fugaces pero igual sigue apostando por el amor.

Surge la amistad entre Annie y Alvy. Ambos se parecen en lo neuróticos y se diferencian en todo lo demás. Annie es una mujer extrovertida, de muchas amigas, de ir a fiestas, tiene una visión poética de la vida y le gusta hacer el amor con su cigarrillo. Alvy es un hombre introvertido, de pocos amigos, no le gustan las fiestas, tiene una visión pesimista de la vida y le gusta hacer el amor con un foco rojo alumbrando. Tanto conversar y salir, ella le declara su amor y le dice que lo ama, él le responde que no la ama ya que esa palabra es muy débil para lo que él siente por ella, para Alvy la palabra correcta es que la “amma” con doble m, ahí si que se expresa toda la intensidad de afecto que siente por ella.

Empiezan a vivir juntos y las diferencias cada vez son más marcadas, sólo el sexo constante parece unirlos. Un día Alvy la espía a Annie y descubre que ella tiene un romance con un profesor casado de su universidad. Empiezan discusiones constantes hasta que finalmente se termina la relación. Alvy busca entender el porque finalizó la relación, porque se enfrió. Siempre existen personas en este mundo y donde uno menos lo cree que te dan las respuestas o es que acaso siempre las tenemos dentro de nosotros y no queremos verlas.

“Annie Hall” es una película acerca de las relaciones de pareja, Allen borda los diálogos con mucha inteligencia. El amor que empieza con la pasión pero al no existir una igualdad de caracteres está condenado a morir. Allen tiene el acierto de mostrar el pasado, el presente y el futuro del personaje principal (Alvy) con el personaje femenino (Annie). Es en esta forma que nos hacemos una idea del mensaje “sobre el amor” que busca transmitirnos, es decir: “polos iguales se atraen”.

Les dejo el extracto de una escena en que Alvy, buscando respuestas, conversa con una pareja feliz sobre el tema del amor.

Alvy: Uds. parecen ser una pareja muy feliz. ¿Lo son?
Dama: Si.
Alvy: ¿Y por qué creen que sea así?
Dama: Humm…. Yo soy muy superficial y vacía, no tengo ninguna idea ni nada interesante que decir.
Caballero: Y yo soy exactamente igual.
Alvy: Entiendo. Vaya que interesante. ¿Así que lograron un buen resultado?
Caballero: Exacto.
Dama: Si. Así es.
Alvy: Bien… Felicidades. Gracias por hablar conmigo.

domingo, 13 de noviembre de 2011

Melancholia

(Dirigida por Lars Von Trier – Dinamarca 2011)

Parte 1
JUSTINE

Justine me gusta cuando sonríes,
Se forman unos hoyitos en tus mejillas.
Verte feliz me hace feliz.
Que linda eres,
Perdón, miento, tú no eres linda,
Tu tipo de belleza no ha sido definida en este planeta.

Que ojos, que hermosos,
Sigue sonriendo, no pares,
Te perdono todo pero sigue sonriendo.
Me encantas, ¿Por qué miras al cielo?
Mírame a mi, sonrieme a mí.

Natural, que natural que eres,
Me gustas, hermosa más que hermosa
Tu piel, que piel …..
Tus manos, tus senos, tu pelo, tu …. Todo.
Me gustas.

Alto, detente, ¿qué pasa?
Por favor sigue sonriendo ¿Qué te pasa?
Detente.

Triste, cansada, ¿qué te pasa?
Me gustas feliz ¿Qué te ocurre?
¿A dónde vas? No huyas
¿Por qué miras al cielo?
Te has vuelto loca, si eso es lo que ha pasado
Loca, loca. No puede ser y a dónde fue tu sonrisa.

No llores, no me traiciones, no grites
No llores, prueba de nuevo mis besos
No llores
¿Por qué miras al cielo?

Parte 2
CLAIRE

Gris, el cielo está gris
Claire bonito te ha quedado el cuarto
Sigue arreglándote el cabello tras tu oreja
Haz eso, no te preocupes por el mañana, preocúpate por el presente
¿Qué te ocurre?
¿En quién piensas?
Tu hermana, Leo, yo, …. Melancholia

Olvida a Melancholia
Te lo pido por favor
Se fuerte, no seas como tu hermana Justine
Se fuerte
Te lo pido por favor

Tú también mirando el cielo
De día, de tarde
Olvida a Melancholia
¿Qué te ocurre?
¿En qué piensas?

Otra vez mirando el cielo
No puedes dormir
No puedes dormir
No puedes dormir
No puedes dormir

Melancholia, mírala, disfruta
Ya ves que no pasó nada
Perdón, perdón, perdón

Ya no estoy aquí
Sálvate
No llores
Respira
Escúchala a ella
Ve ahí ….a la cueva mágica
Fin…. del Mundo.

NOTA:
El presente post ha sido escrito a manera de poesía ya que la película Melancholia es toda una obra de arte que representa el fin de nuestros tiempos en una forma poética.

jueves, 10 de noviembre de 2011

Ánimas Trujano (El hombre importante)

(Dirigido por Ismael Rodríguez  – México 1961)

En el estado de Oaxaca, hay varios pueblos que a través del año celebran en homenaje a sus principales santos una serie de festividades que llaman “Las mayordomías”. Es el cura párroco del pueblo quien designa quién será el organizador y coordinador de estas fiestas escogiendo entre las personas de mayor solvencia moral y económica. Aquel en quien recae este honor se le llama: “Mayordomo”. Estas fiestas se componen de actos religiosos y profanos … misas … bailes ….y comida. Por cuenta del mayordomo corren todos los gastos de la fiesta, que son muchos pues todo el pueblo queda invitado. Para los elegidos, este honor significa un sacrificio pero, ese hombre importante disfruta el poder agasajar a sus hermanos de raza y consolidar sus afectos. Si bien es cierto que estas costumbres perjudican notablemente la economía de la masa indígena también lo es que, la mayordomía es uno de los escasos motivos por el que nuestros indios abandonan su legendaria tristeza y se sienten felices, durante los tres días que dura cada fiesta. Y ésta es la historia de Ánimas Trujano que quiso ser “Mayordomo” porque necesitaba sentirse: “El hombre importante”.


La cinta se inicia cuando el último hijo de Ánimas Trujano (Toshiro Mifune) está por morirse, sin embargo él no se encuentra dispuesto a pedir limosnas para traer un doctor, su esposa Juana (Columba Domínguez) si tiene la disposición pero la muerte del pequeño los sorprende rápidamente. Aún les quedan 3 hijas y otro hijo varón por mantener. La vida es dura para Juana y sus cuatro hijos, trabajan de sol a sol, mientras que Ánimas se la pasa fiel a la bebida. En verdad, Ánimas parece acumular todos los defectos posibles: borracho, mantenido, flojo, jugador, apostador, bruto, ignorante que cree en la suerte y por eso todos lo engañan y se burlan de él. Tiene una imperfección más: es infiel con la Catarina (Flor Silvestre), la cual es una mujer muy sensual que gusta de la variedad de hombres y del dinero que puede sacarles, entre otras habilidades “especiales”. Catarina tiene un apodo particular, le llaman “la que besa a los hombres”.

El día del velorio del hijo de Ánimas, el pueblo se entera que han elegido a Tadeo (Antonio Aguilar) para que sea el nuevo mayordomo. Ánimas que sueña con ser mayordomo se enfurece y empeora cuando ve que Catarina va a “regalarse” a los brazos de Tadeo. A esa mujer lo único que le importa es el dinero, si Ánimas quiere “jugar con ella”, sabe que tiene que pagar un precio y ella no cobra barato, es de las caras.

Juana es una mujer que lo ama a su marido, así con todos sus defectos. Ella sueña con poner una tienda, ahorrar dinero para que luego su esposo sea algún día mayordomo. Tiene también sueños de comprar tierras. Le inculca a su hija mayor que se interese por hombres que sepan trabajar la tierra, que la quieran y respeten, pero por sobre todo que no juzgue a su padre por su manera de ser. Ánimas le critica a Juana que ella le está enseñando a sus hijos a ser peones, no les está enseñando a mandar. Además mientras que ella los engríe, él les pega pero como afirma él  lo hace porque los quiere más”.

Un día la familia Trujano consiguen empleo en la empresa de un español. Todos se van a trabajar, de inmediato el patrón se da cuenta que Ánimas es una serie de “deficiencias”. Ánimas en su defensa dice: “no soy borracho, lo mío es purita insolación”. El patrón lo echa del trabajo, este sólo es el principio de una serie de eventos inesperados que le sobrevendrán en su vida.

Ánimas Trujano es una película que aborda el tema del machismo. Es complicado llevar un tema así a la pantalla grande, Pedro Infante o Jorge Negrete lo hubieran hecho a la perfección. Ya muertos, quien mejor que Toshiro Mifune, el gran actor japonés (con facciones universales) para interpretar al indígena Ánimas. Mifune nos entrega, como en tantas películas suyas, una actuación extraordinaria.

El director Ismael Rodríguez había visto las películas donde actuaba Mifune y quedó fascinado, él sería el “Ánimas Trujano” que buscaba. Se fue hasta Japón para convencerlo y Mifune aceptó alegremente (puso su clásica sonrisa y se aprendió todo sus textos). Hoy en día Mifune es considerado para algunos uno de los mejores actores de todos los tiempos en la historia del cine.

La película postularía al Oscar, siendo vencida solamente por un grande como Ingmar Bergman y su genial “Como en un espejo”.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El Idiota (Hakuchi)

(Dirigido por Akira Kurosawa – Japón 1951)

Un hombre realmente bueno puede parecer un idiota para el ojo de los demás

¡Aaaaaaaa…….! - grita un hombre. Todos los miembros del vagón de tercera que viajan tirados en el piso se despiertan. Se miran unos a otros. De pronto Kameda (Masayuki Mori) se inclina hacia delante. El tipo de su costado, Akama (Toshiro Mifune) hace lo mismo y prende un cigarrillo, le pregunta a Kameda a que se debe su grito. Él le responde que ha tenido una pesadilla. Sin embargo ese “sueño malo recurrente” es un trauma de la vida real. El pobre Kameda hacia un tiempo fue condenado a ser fusilado como criminal de guerra, cuando ya le tocaba su turno, se dieron cuenta de que se habían equivocado y lo indultaron. Se salvó el pellejo por poquito. Sin embargo esta experiencia provocó que fuera a una clínica a hacerse ver porque se sentía como loco por el trauma que tenía y le diagnosticaron la enfermedad de la “idiotez” conocida también como “demencia epiléptica”.

Akama lo escucha con atención a Kameda. Le parece un tipo extraño pero le cae bien, es más le hace reír por su particular manera de ser, ese carácter de hombre puro y simple como un niño, o sea la antípoda de Akama (hombre de mundo). Al entrar en confianza, Akama le cuenta sus desventuras por haberse enamorado de Taeko Nasu (Setsuko Hara), que en sus palabras es “una mujer que con solo mirarla disipa todas las penas”. Al llegar a la Estación de Hokkaido, caminan un rato y ven en un escaparate un retrato de Taeko, Akama le cuenta que la chica es ahora una “mujer de mala reputación”. Kameda ve el cuadro y le produce un gran dolor que le lleva a salir lágrimas. Akama quiere saber que le pasa, Kameda no le da una respuesta satisfactoria. Cada uno continua su camino por la vida, no sin antes Akama le da un consejo a Kameda: “El mundo está lleno de locos, ten cuidado”.

Kameda llega a la casa de un familiar suyo, el Sr. Ono (Takashi Shimura) quien vive con su esposa e hijas, una de ellas llamada Ayako (Yoshiko Kuga). De inmediato la familia lo percibe al joven como “muy ingenuo” y es objeto de burlas y risas. La única persona que se molesta con esta actitud de su entorno es Ayako, quien increpa a su hermana un día y le dice: “Te da risa porque no miente, porque es totalmente sincero”. Las personas amigas de la familia del Sr. Ono hasta le echan la culpa de sus problemas a Kameda, eso de que esté diciendo siempre la verdad es mal visto por ellos. Sólo un niño se compadece de Kameda y llora cuando lo maltratan al desdichado, ese pequeño sabe que están abusando de un buen hombre que no ha hecho daño a nadie.

Una tarde, Kameda conoce a la famosa Taeko. Él la observa totalmente admirado, ella le dice que no la mire así como si ella fuera un fantasma. Kameda le da a entender que esos ojos suyos los ha visto antes en algún lugar. Esos ojos que representan la soledad, el dolor, que si un día lloran no botan lágrimas botan sangre, esos ojos que han visto hombres usar su cuerpo y luego marcharse como si nada. Taeko siente algo dentro suyo cuando conoce a este Kameda, al cual todos le llaman idiota, para ella este hombre es más inteligente que el resto y además es un tipo que no la juzga. Es sorprendente que confió en ella en cuanto la conoció, eso lo hace digno de que ella confíe en él. Pero a su vez revela que es ingenuo.

Pasa un tiempo y a Taeko la está pidiendo en matrimonio un sujeto pusilánime llamado Kayama (Minoru Chiaki), ella invita a tal acontecimiento a Kameda. Esa noche ocurre algo inusitado cuando él llega a la casa de ella. Él la mira a los ojos profundamente y le dice que ya recordó donde había visto esos ojos. Todos los invitados curiosos se acercan. De pronto Kameda cuenta una historia que todos se quedan impactados. Es a partir de este momento que la vida de Taeko va cambiar intempestivamente (por las decisiones que toma) y va arrastrar a todos, incluido Kameda, hacia un final trágico.

“El Idiota” es una película que aborda la importancia de la honestidad y la bondad en un mundo donde cada día pareciera que hubiera una adoración por la mentira. Asimismo incluye más temas como: el respeto por las mujeres, no pensar en “el que dirán” y “ser uno mismo”, guiarse por la razón y no por la pasión, no considerarse inferior ante nadie y por último la importancia de saberse feliz por las acciones buenas que uno realiza.

La gran pregunta es ¿Dónde se encuentran los hombres buenos?. En todas partes pero en muy poca cantidad. Sería interesante realizar otra pregunta como: ¿Todavía existen hombres buenos?. Si, claro que los hay y esa es la apuesta positiva de Kurosawa, crisis han existido todos los tiempos, hoy que la falta de valores morales y ética es lo que más predomina, es el momento para que “los hombres buenos” y sus acciones resalten más. Por supuesto que hay que ser conscientes de que nunca van a faltar “los vivos” (pendencieros), pero ahí radica la inteligencia del “hombre bueno” para demostrar que tiene la sabiduría suficiente para hacerse respetar. Hay esperanza, repito hay esperanza, veamos por ejemplo que el personaje de Kameda en cierto momento hacia finales de la cinta logra distinguir mentiras tras haber sido engañado miles de veces.

Yendo al desarrollo del filme, se nota influencia de muchos directores para hacer esta cinta en particular. El talento de Kurosawa radica en tomar lo mejor de cada cineasta, de Fritz Lang toma ese aroma de suspenso de sus películas de cine negro de los años 40 (ojo con las escenas de Mifune en particular), de Manckiewickz toma esos diálogos de los personajes femeninos geniales, de Ford toma el uso de paisajes como un protagonista más de la cinta. Vale la pena añadir que hay escenas memorables como el baile de los enmascarados, el godzila gigante en forma de estatua que contempla la noche de esas danzas, la escena de la destrucción de jarrones (escena muy simbólica) y por supuesto la escena final de la película cuando Ayako entre lágrimas dice unas palabras memorables acerca del amor.

Quiero terminar estas líneas añadiendo pensamientos de grandes pensadores acerca de los hombres buenos, comenzando por Dostoievsky (creador de la novela “El idiota” en la cual se basó Kurosawa para hacer su película).

Fiódor Dostoievski

-          Es mejor el hombre que confiesa francamente su ignorancia, que quien finge con hipocresía.
-          Cuando reconozco a un hermano en mi prójimo, sólo entonces soy hombre.
-          ¡Cuán bueno hace al hombre la dicha! Parece que uno quisiera dar su corazón, su alegría. ¡Y la alegría es contagiosa!

Confucio

-          Cuando veas a un hombre bueno, trata de imitarlo; cuando veas a un hombre malo, examínate a ti mismo.

San Lucas

-          El hombre bueno dice cosas buenas porque el bien está en su corazón.

Eurípides
-          Cuando un hombre bueno está herido, todo el que se considere bueno debe sufrir con él.

Platón

-          No existe hombre tan cobarde como para que el amor no pueda hacerlo valiente y transformarlo en héroe.

Aristóteles

-          El hombre más poderoso es aquel que es totalmente dueño de sí mismo.

Albert Camus

-          Todas las desgracias de los hombres provienen de no hablar claro.

Johann Wolfgang von Goethe

-          Que el hombre sea noble, caritativo y bueno, puesto que sólo esto lo distingue de todos los otros seres.

lunes, 7 de noviembre de 2011

La Leyenda de Sanshiro Sugata

Sugata Sanshirô
(Dirigida por Akira Kurosawa - Japón 1943)










Zoku Sugata Sanshirô
(Dirigida por Akira Kurosawa - Japón 1945)