Mujeres que cautivaron Parte 4

El Príncipe de las Mareas (The Prince of Tides)
(Dirigida por Barbra Streisand – USA 1991)



Tom Wingo (Nick Nolte) lleva una vida tranquila junto al mar en el Sur de los Estados Unidos. Casado con Sallie (Blythe Danner) tiene 3 pequeñas hijas. Un día su madre
Lila (Kate Nelligan) llega a casa y le comunica a Tom que la gemela de él, Savannah, ha intentado suicidarse por enésima vez. Esta siendo tratada por una psiquiatra judía de New York. La psiquiatra quiere que un miembro de la familia vaya a New York, Lila ha decidido que sea Tom. Al fin y al cabo no esta trabajando, y ella se encuentra muy ocupada en otras cosas, además no quiere que Savannah le eche la culpa de su miserable estado.

Antes de partir, Sallie le comenta a Tom que ella piensa que él la ha dejado de lado, como que ya no la quiere. Él le dice que esta confundido, que no sabe lo que le pasa. Ella lo deja ahí parado en la playa, él empieza a correr para calmar sus penas. Su hermana ha intentado suicidarse y su esposa le reclama que él ya no la quiere.

En New York Tom acude donde la Dra. Susan Lowenstein (Barbra Streisand). Ella empieza a interrogarlo con preguntas acerca de Savannah y acerca de él. De esta forma durante muchas sesiones Tom va al consultorio de Lowenstein y se somete a una batería de preguntas acerca de la niñez de la familia Wingo.

Ahí descubrimos que además de su gemela Savannah, Tom tenía un hermano mayor llamado Luke, el cual era muy rudo y murió trágicamente. Ahí descubrimos que su mamá Lila era una mujer que soportaba todo el maltrato ejercido por su padre Henry. Su padre les pegaba a todos, los ofendía constantemente. Tom en el fondo admira a su madre, más allá que dice odiarla. Inclusive recuerda frases dichas por ella como: “Cuando las cosas son muy dolorosas, o las evadimos o nos reímos”.

En una charla Lowenstein le comenta a Tom que cuando Savannah se recupero del estado de coma decía así media dormida la palabra: Callanwolde. Le pregunta a Tom qué significa esa palabra y él le dice que no sabe.

Entre tantas charlas Tom empieza a enamorarse de Lowenstein. Ella también se esta enamorando de él. Hay un problema, ambos están casados. Pero sus matrimonios de ambos se están derrumbando. Tienen muchas cosas en común. El amor ha nacido.

Streisand me fascina con el personaje de Susan Lowenstein. Yo quisiera una mujer así, con ese carácter, con esa belleza, con esa entonación que pone al hablar, con esa forma de mirar, con esa forma de vestir. Tenía 13 años, cuando con mi papá y mi hermano fuimos al Cine Country, en San Isidro, a ver esta película. Aún hasta ahora me sorprende que mi padre me haya llevado a ver una película tan adulta, tan llena de enseñanzas, con un final moral, con escenas fuertes especialmente cuando se resuelve el misterio de Callanwolde. En fin quizá, una de las primeras películas para usar el cerebro que vi en mi vida. Mi padre estaba ahí conmigo. La actuación de Nolte es sinceramente para el aplauso.

Escena para recordar 1: Tom y Susan Lowenstein caminan por las calles de New York
Tom: Te voy a hacer unas cuantas preguntas simples, las contestas y ya.
Lowenstein: ¿Simples?
Tom: Muy simples, cómo el nombre de tu padre?
Lowenstein: Douglas
Tom: ¿Auto favorito?
Lowenstein: Los viejos modelos Ford
Tom: Que bien. ¿Quién fue el primer hombre al que besaste?
Lowenstein: Ja, ja, ja. Dick Berkowits. Era tan dulce.
Tom: Tienes idea de lo hermosa que se te ve con ese traje.
Lowenstein: ¿Qué es esto? …..“El día para halagar a la doctora”
Tom: Y tienes una sonrisa hermosa. Deberías sonreír más.
Lowenstein: Ya basta.
Tom: ¿No me crees? Verdad. Ven acá. Te mostraré algo.
Tom la agarra del brazo a Lowenstein y la lleva hacia la luna de una tienda, que refleja la figura de ambos como si fuera un espejo.
Tom: Mira eso.
Lowenstein: ¿Me quieres enseñar un cuadro?
Tom: No no no. Mírate tú, tu rostro, tu sonrisa, tu traje. Estamos hablando de cosas muy hermosas.
Lowenstein: Ya basta, me convenciste. Ahora puedes buscarme un taxi.

Escena para recordar 2: Tom y Susan Lowenstein cenan en un restaurante. Ella acaba de pedir comida usando el idioma francés.
Tom: No hay nada más sensual que una mujer hermosa que ordena la cena en francés. ¿Por qué no me lees todo el menú?
Lowenstein: Flirteas conmigo
Tom: Si, creo que si. Me gustaría que me encontraras atractivo con todo y sangre en la nariz.
Lowenstein: Quisiera hablar de Savannah.
Tom: Ohh Dios mío, jamás tomas una noche libre.
Lowenstein: No, dijiste que te ibas a esmerar para tenerme contenta. Sólo una cosa, Savannah me dijo que su libro de cuentos para niños se basó en un sueño. Un cuento como el de los 3 perros perdidos. ¿Qué significa su sueño?
Tom: Eres incorregible Lowenstein. Estamos aquí en un restaurante magnífico y quieres que interprete los sueños de mi hermana. ¿Por qué no interpretas los míos? Anoche tuve uno que te incluía.
Lowenstein: ¿Soñaste conmigo?
Tom: Aja …si. ¿Quieres qué te lo diga?
Lowenstein: No estoy segura.
Tom: No te preocupes, éste no es erótico.
Lowenstein: ¿Éste no es?
Tom: No
Lowenstein: Cuéntamelo
Tom: Había una tormenta de nieve, cegadora aquí, en New York. Salí a dar un paseo y me topé contigo. Decidimos ir a un club nocturno. No había nadie. Así que empezamos a bailar abrazados y lentamente. ¿Qué crees que signifique?
Lowenstein: Había una tormenta de nieve. Una tormenta cegadora. Tal vez algo que no quieres ver.
Tom: Tal vez quiero conocerte mejor.
Lowenstein: Tal vez quieres cegarme, impresionarme.
Tom: Tal vez me estes “atormentando”
Lowenstein: Tal vez odias el invierno y ya.


Escena para recordar 3: Tom y Lowenstein están viviendo un romance a todo dar y conversan juntos en un bosque
Tom: ¿Sabes qué pensé cuando nos conocimos?
Lowenstein: ¿Qué?
Tom: Pensé: “Dios mío, me odia. ¿Por qué me hace sentir tan estúpido?”.
Lowenstein: ¿Y qué piensas ahora?
Tom: ¿En este instante?.
Lowenstein: Si
Tom: Estoy pensando: “¿Por qué me hace sentir tan maravillosamente bien?”
Lowenstein: Porque te ama.

Comentarios

galatea ha dicho que…
Ahora si, esta es una película pendiente desde hace tanto tiempo.
Rescatas hasta los diálogos, interesante. Me gustaría tener algunos diálogos por ejemplo de "¿Quién le teme a Virginia Wolf?, "La mirada de Ulises", "Las horas"... trozos que de alguna manera han influido en mi vida.

Recuerda pasar a
la amaday odiada galatea (o prefieres desnudos?... como quieras)

Nos vemos.
David C. ha dicho que…
Galatea: Deja que sea pendiente y buscala en una videotienda.
galatea ha dicho que…
Lo haré.

Te invito a otro recorrido por el mítico Valparaíso (de mi amor)

16 de febrero de 2008 en la amadayodiadagalatea

nos vemos.
Miguel ha dicho que…
Esteeee creo que a esta peliculita debería verla nuevamente porque si mal no recuerdo creo haberla visto cuando adolescente.
Me gustó este post, además soy un fanático de las películas románticas también.

Amigo, un abrazo.
David C. ha dicho que…
Galatea: Gracias por la invitación.
David C. ha dicho que…
Miguel: Si pues es una película que trae muchos recuerdos para todas la que la vimos en el cine en la adolescencia.
Estefanìa ha dicho que…
me encantan sus peliculas.
David C. ha dicho que…
Estefania: Buen gusto tiene la Streisand para con las películas que filma.
Bohemia ha dicho que…
Me gustó mucho esta peli...es de las que sacuden el alma...Lo mismo me sucedió con el rey pescador...

BSS
David C. ha dicho que…
Bohemia: Buena película, queda en el recuerdo.
Aldabra ha dicho que…
ví varias veces esta pelicula y siempre me gusta... es que Bárbara es mucha Bárbara... "Yentl", otra de mis favoritas...

bicos,
David C. ha dicho que…
Aldabra: Esta encantadora la flaquita.
troyana ha dicho que…
Me gustó mucho "El príncipe de las Mareas" aunque he de decir que el final me pareció convencional e incluso decepcionante...¿¿no se supone que el amor ha de ser más fuerte que todo??
Saludos!
David C. ha dicho que…
Troyana: El final es para la polémica. Saludos.

Entradas populares