martes, 30 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte Final

La Sociedad de los Poetas Muertos (Dead Poets Society)
(Dirigido por Peter Weir – USA 1989)



Todos necesitamos que nos acepten. Deben fiarse de sus creencias, de su originalidad aunque otros crean que son raras o poco populares y aunque el rebaño diga, “Muy maaaaal”. Robert Frost dijo, “Dos caminos se dividen en el bosque y yo tomé el que menos recorrido estaba. Y eso lo cambió todo”. Atrévanse a encontrar su propio camino. Usen la cabeza.

Todd Anderson (Ethan Hawke) es el nuevo alumno de la Escuela Welton. Le han asignado como compañero de cuarto de Neil Perry (Robert Sean Leonard), un alumno destacado de la Escuela. Ambos se conocen, Perry lo presenta a sus más íntimos amigos. Anderson es un tipo callado, sigue al resto no más.

En la Escuela Welton también ha entrado un nuevo profesor, se llama John Keating (Robin Williams) y será el encargado de enseñar el curso de inglés. En su primera clase alienta a los muchachos a ser libre-pensantes. Les habla sobre el Carpe Diem que significa que Aprovechen el día, que hagan que sus vidas sean extraordinarias. Varios de los muchachos se motivan con las palabras de Keating. Sus métodos de enseñanza son nada ortodoxos, si dice que el autor de una parte del texto de clase esta equivocado, mejor arranquen esa página del libro. Hasta practican deporte, Keating dice que el deporte ayuda a alcanzar la excelencia. Les habla cosas como: “Mucha gente debería dejar la escuela antes. Quizá sea mejor que escojan un oficio. Hacer zapatos o algo así. Ser cocinero, trabajar en restaurantes y hacer tu vida basándote en un talento. Hay un montón de gente infeliz en las universidades que van sólo para complacer a sus padres. Debes hacerlo. Es lo que todos hacen. No les importa. Sólo quieren un título. En realidad no creo que seamos tan educados. Pero me he dado cuenta de que la educación de verdad puede ser mejor”.

Los alumnos encuentran un viejo anuario donde esta la foto de Keating, había estudiado también en Welton, ahí dice: “Capitán del equipo de fútbol, editor del periódico escolar, Un hombre que puede hacer cualquier cosa y la Sociedad de los Poetas Muertos”.Los muchachos investigan que es la Sociedad de los Poetas Muertos, preguntándole al mismo Keating. Él les responde: “Los Poetas Muertos se dedicaban a sacarle el jugo a la vida. Debemos ver las cosas de manera diferente. El mundo se ve muy diferente desde aquí. Aunque parezca tonto o equivocado deben intentarlo. Cuando lean, no sólo consideren lo que el autor piensa consideren lo que Uds. piensan. Deben buscar su propia voz. Entre más esperen para empezar menos posibilidades tienen de encontrarla. La mayoría de hombres viven en desesperación silenciosa. No se resignen a eso. Libérense. No caminen por la orilla. Miren a su alrededor”.

Renace la Sociedad de los Poetas Muertos donde un grupo de 7 muchachos se reúnen de noche para hacer un intercambio de pensamientos. Estos chicos en la Escuela, empiezan a mostrar signos de cambio personal. Anderson que tenía miedo de hablar en público, Keating lo motiva para que se despabile y rompa su caparazón. Perry por primera vez en su vida sabe lo quiere hacer, quiere ser actor. Las enseñanzas de Keating lo han motivado harto. Sin embargo, el padre de Perry quiere que el muchacho sea doctor en Harvard en un futuro. Anderson trata de hacerle entrar en razón a Perry, pero este se encuentra muy motivado con la idea de participar en una obra de teatro donde pretende tener el papel principal sin el consentimiento de su padre ni del director de la Escuela.

Perry logra obtener el papel principal y actúa en la obra de teatro, su padre va a la función, esa misma noche le dice que lo va sacar de Welton para ponerlo en una Escuela Militar, es la única forma de que luego termine en Harvard y se convierta en doctor. Toda la felicidad de Perry, que ha actuado muy bien y ha sido felicitado por todos, se desvanece. Toma una decisión terrible.

El final de la película nos muestra una vez más la lealtad entre los seres humanos por empatía o por como quieran llamarlo.

Un film sensacional con la actuación de un jovencito Ethan Hawke. Robin Williams en uno de sus mejores papeles para la pantalla grande. Esta película conmueve, me hizo recordar que hace unos años, en un curso de post grado en la universidad, tenía un profesor de un curso de proyectos que rompia esquemas en la clase, para algunos era un loco, para mi y 5 más era lo máximo. La administración de la universidad nos reunió a los alumnos que llevábamos el curso para decidir si lo separaban de la institución o no. La mayoría de los alumnos levantaban su mano y exponian porque debían echarlo. Yo levante mi mano y fui el único que lo defendió y expuse por tres minutos porque debía quedarse. Son recuerdos que uno tiene cuando cree que alguien vale la pena y se le es leal hasta el último. La historia termina en que lo echaron de la universidad, así como es la vida misma, en la película ocurre igual.


“Me fui al bosque porque quería vivir deliberadamente.¡Quería vivir profundamente y sacarle todo el jugo a la vida! Y no que, cuando fuera a morir, descubrir que no había vivido”.

Feliz 2009

lunes, 29 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 10

Perfume de Mujer (Scent of a Woman)
(Dirigido por Martin Brest – USA 1992)


Coronel Frank: Con permiso, señorita, ¿Podemos sentarnos con usted?. Siento que la están descuidando.
Señorita: Estoy esperando a alguien.
Coronel Frank: ¿Enseguida?
Señorita: No, en un momento.
Coronel Frank: En un momento. A veces se vive una vida en un momento. ¿Qué está haciendo usted?
Señorita: Lo estoy esperando.
Coronel Frank: Pues, ¿le molestaría si esperamos con usted? Para que no la importunen los mujeriegos.
Señorita: No, no es molestia.
Coronel Frank: Gracias. Siento un perfume en el aire. No me diga lo que es. Huele a jabones “Ogilvie”.
Señorita: Que increíble.
Coronel Frank: Trato de serlo.
Señorita: Ese es el jabón que usé. Me lo regaló mi abuela en Navidad.
Coronel Frank: Me encanta su abuela. ¿Cómo se llama?
Señorita: Donna
Coronel Frank: Yo soy Frank. Pues bien Donna, ¿baila el tango?
Señorita: No. Quise aprender, pero
Coronel Frank: ¿Pero?
Señorita: Michael no quiso.
Coronel Frank: Michael es a quien esta esperando.
Señorita: Si. Michael cree que el tango es comiquisimo.
Coronel Frank: Pues yo creo que él es comiquisimo. Que bella risa.
Señorita: Gracias, Frank.
Coronel Frank: ¿Quiere aprender a bailar el tango?
Señorita: ¿Ahora mismo?
Coronel Frank: Le ofrezco mis servicios, gratis ¿Qué me dice?
Señorita: Creo que tendría miedo.
Coronel Frank: ¿De qué?
Señorita: De equivocarme
Coronel Frank: En el tango uno no se equivoca. No es como en la vida. Es sencillo. Esa es la maravilla. Si uno se equivoca o se enreda, sigue bailando. ¿Por qué no prueba? ¿Vamos?
Señorita: Muy bien, trataré.


Por un empleo de Día de Acción de Gracias y con el propósito de obtener dinero para visitar a sus padres Charlie Simms (Chris O’Donnell) se ofrece de cuidador de un Coronel Ciego llamado Frank Slade (Al Pacino). Charlie es un joven estudiante de la Escuela Baird, en su primer encuentro con el Coronel queda medio traumado por la forma tan ruda de ser de este hombre ciego.

Coronel Frank: ¿Qué quieres?
Charlie: ¿A qué se refiere?
Coronel Frank (gritando): ¿A qué has venido?
Charlie: Necesito un trabajo
Coronel Frank: Un trabajo.
Charlie: Quiero trabajar para poder pasar las navidades con mis padres.

Charlie logra superar sus miedos y acepta pasar 3 días con el coronel. Lo que él no sabe es que Slade quiere hacer un viaje a New York donde pretende hacer un recorrido por todo su pasado para finalmente tomar una decisión inesperada. Viajan a New York, y el joven Charlie aprendera mucho acerca de la vida en esos cortos (y a la vez largos) tres días.

Un film caracterizado por las preguntas y respuestas de los dos personajes principales, el feedback (retroalimentación) que proporciona el ciego para el joven Charlie es fundamental para la maduración del muchacho. Además que permite ayudar al ciego en su momento de depresión más fuerte. Finalmente trabajando en equipo logran un buen resultado en la escena concluyente de la película.

El Coaching en el Cine Parte 9

En busca del destino (Good Will Hunting)
(Dirigido por Gus Van Sant – USA 1997)


Confianza. Es muy importante en una relación. ¿Por qué el confiar es la cosa más importante para lograr progreso con alguien? Si una persona no se siente segura para confiar en uno, no será honesta contigo.

Will Hunting (Matta Damon) trabaja como personal de limpieza en una prestigiosa Universidad de los Estados Unidos. Barre los pasillos con dedicación. En sus ratos libres es un genio que lee libros por montones. Su “hermano” Chuck (Ben Affleck) lo recoje todos los días para llevarlo a su centro de trabajo.

El profesor Gerald Lambeau (Stellan Skarsgard) del curso de “Teoría Aplicadas” ha planteado un problema para su clase, según él sólo puede ser resuelto por un genio. Lo ha puesto en la pizarra exterior del salón para que alguien se atreva a dar una solución. Will lo lee, va a su casa, en su espejo lo resuelve, luego va a la universidad y escribe el resultado con todo el procedimiento incluido.

Los alumnos del profesor Lambeau descubren que alguien lo ha resuelto, sin embargo desconocen al autor de semejante proeza. Lambeau indaga hasta que da con que el barredor es el genio que resolvió el problema. Lo malo del asunto es que Will siempre anda en peleas y lo han metido a la cárcel por ese motivo. Lambeau logra sacarlo de la cárcel a cambio de dos cosas: Que él lo siga preparando en su genialidad y resolviendo problemas matemáticos y la otra cosa es que Will Hunting se someta una vez por semana a sesiones con un terapeuta.

Will acepta la primera, la segunda no le gusta. Espanta a cinco terapeutas hasta que le presentan al profesor y psicólogo Sean Maguire (Robin Williams). Intenta espantarlo desmostrandole que él sabe más. No logra su objetivo. Sean y Will inician una serie de conversaciones semanales que cambiarán la vida de ambos. Además Will conoce a una joven universitaria llamada Sylar (Minnie Driver), de la cual se enamora pero él tiene miedo de aceptar lo que realmente siente. Ella no puede estar esperando toda la vida. Will debe tomar una decisión.

Si no la haz visto, mirala ya.

Conversación entre Will y Sean:
Will: Tuve una cita la semana pasada.
Sean: ¿Cómo te fue?
Will: Bien
Sean: ¿Saldrás de nuevo?
Will: No sé.
Sean: ¿Por qué?
Will: No la he llamado.
Sean: Cristo, eres un novato.
Will: Sé lo que estoy haciendo. No te preocupes por mi. Esta chica es, como, ya sabes, hermosa. Es inteligente, divertida, diferente a la mayoría con las que he estado.
Sean: Entonces llámala, Romeo.
Will: ¿Para darme cuenta que no es tan lista? ¿Qué es aburrida? Ya sabes, me refiero, yo no … Esta chica es perfecta ahora. No quiero arruinar eso.
Sean: Tal vez tú eres perfecto ahora. Tal vez no quieras arruinar eso. Pero pienso que es una gran filosofía, Will. De ese modo, puedes pasarte la vida entera sin conocer realmente a nadie. Mi esposa solía tirarse pedos cuando se ponía nerviosa. Ella tenía todo tipo de maravillosos detalles. Sabés, solía pedorrearse mientras dormia. Solo esta noche compartiré esto contigo. Una noche se tiró uno tan fuerte, que despertó al perro. Se despertó y, dijo ¿Fuiste tú? Yo dije, Si. No se lo dije. Oh Dios.
Will: ¿Se despertó a si misma’
Sean: Si
Risas de Sean y Will
Sean: Oh, Cristo. Pero, Will ha estado muerta por dos años y eso es lo que recuerdo. Son cosas maravillosas. Pequeñas cosas. Sí, pero esas son las cosas que más extraño. Los pequeños detalles que yo solo conocia. Eso fue lo que la convirtió en mi esposa. Chico, ella conocía todos los míos también. Todos mis pecados. La gente las llama imperfecciones, pero no lo son. Son lo que más importa. Y elegimos quien entra en nuestro mundito extraño. No eres perfecto, muchacho. Y dejame evitarte el suspenso. Esta chica que conociste, no es perfecta tampoco. Pero la cuestión es si ¿Son perfectos o no, el uno para el otro? Eso es todo. De eso se trata la intimidad. Ahora, puedes saber todo en este mundo, pero la única manera de descubrirlo es intentandolo.

domingo, 28 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 8

Rocky
(Dirigido por John G. Avildsen – USA 1976)



Todos tienen oportunidad de ganar. Daré lo mejor de mí.

Rocky Balboa (Sylvester Stallone) es un italiano de 30 años que vive en Filadelfia con dos tortugas domésticas de mascotas. Desde los 15 años practica boxeo, le gusta pelear para probar que no es un vago. Es conocido como Rocky “El Semental Italiano”. Es un amateur de 86 kilogramos que gana 40 dólares por pelea. Y no son muchas las peleas que tiene. Como es puño zurdo, mucha gente no quiere pelear con él. Para sobrevivir se cachuelea como “rompehuesos” de un prestamista al que muchos le deben favores.

Las personas lo ven a Rocky como un fracasado. Es más el entrenador del Club de Boxeo, un anciano de 76 llamado Mickey (Burgess Meredith), piensa que Rocky ya debería retirarse del boxeo. Eso de pelearse con vagabundos no lo va llevar a nada.

El mismo Rocky ya se está haciendo la idea de que es un fracasado cuando de pronto empieza a crecer en él un interés por la vendedora de la tienda de mascotas llamada Adrian (Talia Shire). Una mujer tímida, que esconde la mirada, pero que de reojo y con la oreja bien parada, mira y escucha a Rocky cuando él va a comprar la comida para sus tortugas. Rocky logra salir con ella y en la primera cita encuentran coincidencias, ambos tienen baches que lo cubren cada uno con sus baches.

Rocky: Mi padre me dijo: “No naciste con mucho cerebro así que mejor empieza a usar el cuerpo”. Y me convertí en boxeador. ¿Entiendes lo que digo?
Adrian: Si. Je je.
Rocky: ¿Por qué te ries?
Adrian: Mi madre me dijo todo lo contrario.
Rocky: ¿Cómo que te dijo todo lo contrario?
Adrian: Dijo: “No naciste con demasiado cuerpo, así que mejor desarrolla tu cerebro”. ¿Puedo hacerte una pregunta?
Rocky: Por supuesto
Adrian: ¿Por qué quieres boxear?
Rocky: Porque no sé cantar ni bailar.

Rocky: Sabes, algunas personas son tímidas por naturaleza.
Adrian: Supongo.
Rocky: Yo diría que tú eres muy tímida por naturaleza.
Adrian: Supongo que sí.
Rocky: Algunas personas creen que ser tímido es una enfermedad pero a mí no me molesta.
Adrian: A mi tampoco.
Rocky: ¿Por qué estoy hablando de eso? Porque soy un tonto, por eso. Creo que formamos una buena pareja. Yo soy tonto, tú tímida. ¿Qué te parece?
Adrian: Yo no comprendo por qué alguien quiere ser boxeador.
Rocky: Tienes que ser imbécil para querer ser boxeador. Es un negocio en el que casi te garantizan que acabarás siendo un vago.
Adrian: No eres un vago.
Rocky: Al menos medio vago.

La entrada de Adrian en la vida de Rocky es lo mejor que le puede pasar. El amor que empieza a surgir en ambos, la motivación que representa ella para Rocky. Más cuando se entera que el campeón mundial de los pesos pesados, Apollo Creed (Carl Weathers), ha propuesto que Balboa sea su contrincante para el título por los pesos pesados. Un grande versus un desconocido.

Todos creen que Rocky va perder, Adrian confía en su victoria.
Adrian hablándole a Rocky: Expulsaron dos veces a Einstein en la Escuela. Beethoven era sordo. Helen Keller era ciega. Rocky también puede lograrlo.

Rocky empieza a entrenar todos los días desde las 4 de la madrugada, toma su vaso con 5 huevos crudos. Trota, da golpes a las carnes del frigorífico, golpea con otros boxeadores en el Club de Boxeo con el entrenador Mickey quien le dice que lo importante es que mantenga equilibrio.

Faltando poco para la gran pelea Rocky se automotiva conversando con Adrian
Adrian: Haz trabajado duro
Rocky: Sí, pero no importa. He estado pensando que en realidad no importa si pierdo esta pelea. Tampoco importa si el tipo me abre la cabeza. Porque lo único que quiero hacer es aguantar los 15 rounds. Nadie ha aguantado los 15 rounds con Creed y si yo lo puedo aguantar y la campana suena y yo aún sigo en pie. En ese momento voy a saber por primera vez en mi vida que yo no era solo un vagabundo más del barrio.

La pelea se da y Rocky aguanta los 15 rounds. Al terminar la pelea y con el triunfo en mesa a favor de Creed, Rocky empieza a gritar llamando a Adrian. Ella viene corriendo.
Rocky: Viniste a prisa
Adrian: Rocky ¡Te amo!
Rocky: Yo también te amo, linda.
Adrian: Te amo, Te amo….
Rocky y Adrian se abrazan.

En los años 80, mi papá acostumbraba ver los partidos de box que pasaban en la televisión. Yo era un pequeño que miraba los enfrentamientos de Mano de Piedra Durán, Marvin Hagler y Sugar Ray Leonard. En el año 86 en pleno mundial de México, entre al auditorio de mi colegio y en la pantalla gigante emitían la ceremonia inaugural del mundial de fútbol. Me senté a ver, de pronto las imágenes fueron suplantadas por la película Rocky. Seguí en mi asiento.

Rocky es una película escrita por Sylvester Stallone, actuada por Stallone y hasta una de las canciones también es escrita por él. Sus hermanos también participan del film. La película es dirigida por el director de Karate Kid.

El atractivo del film radica en que Rocky observa como se encuentra actualmente, se da cuenta que debe cambiar para ser una mejor persona, busca el cambio a través de acciones concretas y esto finalmente se refleja en resultados. Para lograr cambios en su vida se ampara en el amor, muchas personas buscan distintas motivaciones, la motivación principal de Rocky es el amor de Adrian.

sábado, 27 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 7

The Karate Kid
(Dirigido por John G. Avildsen – USA 1984)



Daniel: ¿Cree Ud. que tengo esperanzas de poder ganar el torneo?
Maestro Miyagi: No importa lo que Miyagi crea. Miyagi no es el que pelea.
Daniel: Es que tengo la impresión de que no sé suficiente karate, entiende.
Maestro Miyagi: Impresión correcta.
Daniel: Oiga, Ud. si que sabe dar confianza.
Maestro Miyagi: Danielsan, tú confía en la calidad de lo que sabes. No en la cantidad.


Daniel Larusso (Ralph Macchio) se muda de New Jersey a California. A su madre le ha llegado la oportunidad de tener un mejor trabajo y no lo piensa desaprovechar. Son los nuevos inquilinos del apartamento 20 de una zona llena de migrantes latinos, en su mayoría. El portero y encargado de mantenimiento de la residencial es un viejo oriental al que llaman Sr. Miyagi (Noriyuki “Pat” Morita).

Jugando un partido de fulbito en la playa, Daniel conoce a Ali (Elisabeth Shue), una jovencita ricachona de las colinas. Se miran, se siguen mirando, hay cierta magia visual entre ambos. Lo malo es que Ali tiene a su ex que la acosa todavía, se llama John Lawrence (William Zabka) y pertenece con su amigo Bobby (Ron Thomas) y otros chicos al Centro de Karate “Cobra Kai”. Ahí les enseñan a no tener piedad del enemigo, mejor si queda muerto. John llega a la playa justo cuando Daniel y Ali están jugando con la pelota de fútbol. De inmediato empieza una pelea entre Daniel y John, quedando ensangrentado el pobre Larusso.

En el colegio le va peor a Larusso, los “Cobra Kai” lo joden, le hacen la vida imposible. Daniel dice que la escuela le da asco. En su casa practica karate de las cosas que lee en un libro, tenía unas nociones básicas de haber estudiado en la YMCA de New Jersey. El portero Miyagi lo observa a Larusso. En el colegio la única persona que quiere cultivar la amistad con el muchacho es Ali. Daniel tiene miedo de que sean amigos porque John le puede pegar una vez más. En efecto le pegan por segunda vez. Daniel va donde su mamá y le dice que quiere regresar a New Jersey, odia California. Para el muchacho la solución a sus problemas es huir, escapar, no enfrentar los problemas.

En la tercera vez que le pegan, aparece justo a tiempo el portero Miyagi para salvarle el pellejo a Daniel. A la mañana siguiente Miyagi se transforma en el Maestro Miyagi. Van donde el sensei de los “Cobra Kai” y le exige que no fastidien a su muchacho, a cambio él lo va entrenar y va participar en el Campeonato de Karate para menores de 18. De esta forma el Maestro Miyagi le da las enseñanzas para el deporte y para la vida al joven Daniel Larusso.

Un clásico de los años 80, un film que he visto varias veces y no cansa. La actuación de Macchio, Morita, Zabka y Thomas siempre quedan en el recuerdo. La película nos enseña de que en la vida hay que tener un equilibrio en todos nuestros actos. Que pelear es siempre la última solución a los problemas. Por último la confianza es básica en la búsqueda de resultados en equipo.

Pre entrenamiento con el Maestro Miyagi 1: Concentración. Ejemplo Cortar un árbol bonsái
Maestro Miyagi: Ven, tú intentar
Daniel: No sé cómo se hace
Maestro Miyagi: No, siéntate
Daniel: Lo arruinaré. No quiero estropearlo.
Maestro Miyagi: Cerrar ojos. Confía
Daniel cierra los ojos
Maestro Miyagi: Concéntrate. Piensa sólo en el árbol. Haz la imagen perfecta hasta la última hoja de pino. Limpia tu mente completamente excepto del árbol. Nada existe en todo el mundo. Sólo el árbol. Entendiste.
Daniel: Uhum
Maestro Miyagi: Abre los ojos. ¿Recuerdas la imagen?
Daniel: Si
Maestro Miyagi entregándole tijera a Daniel: Repite la imagen.

Pre entrenamiento con el Maestro Miyagi 2: Determinación. Ejemplo de la uva
Maestro Miyagi: Danielsan, debemos hablar. Al tomar camino. Caminar por el lado derecho es seguro. Caminar por el lado izquierdo es seguro. Caminar en medio, tarde o temprano serás aplastado igual que una uva. Con el karate ocurre igual. O quieres hacer karate bien o quieres hacer karate mal. Si tú quieres hacer “casi” karate serás como uva. ¿Entiendes?
Daniel: Si, entiendo.

Pre entrenamiento con el Maestro Miyagi 3: Confianza. Ejemplo de la promesa
Maestro Miyagi: Vamos hacer un pacto sagrado. Yo prometo enseñarte karate. Esa es mi parte. Tú prometes aprender. Si digo, hazlo. No preguntas. Esa es tu parte. ¿Trato hecho?
Maestro Miyagi: Trato hecho.

Pre entrenamiento con el Maestro Miyagi 4: Mientras más dificultades, más se aprende. Ejemplo de cazar moscas
Maestro Miyagi: Hombre que caza moscas con palillos puede lograr cualquier cosa.

Entrenamiento con el Maestro Miyagi 1: Lavar autos
Maestro Miyagi: Primero lavar todos los autos. Luego, encerar. Poner cera con mano derecha. Quitar cera con mano izquierda. Respirar por nariz, exhalar por boca. No olvidar respirar, es muy importante.

Entrenamiento con el Maestro Miyagi 2: Lijar el piso de madera
Maestro Miyagi: Mano Derecha en círculo, Mano izquierda en círculo. Respira, exhala.

Entrenamiento con el Maestro Miyagi 3: Pintar cerca
Maestro Miyagi: Sólo con la muñeca. Muñeca arriba, muñeca abajo. Trazo largo. No me mires a mi, mira a la cerca. Respira, exhala. Tabla grande, mano derecha. Tabla pequeña, mano izquierda. Arriba, abajo.

Entrenamiento con el Maestro Miyagi 4: Pintar casa
Maestro Miyagi: No arriba ni abajo como cuando se pinta la cerca. Si no de lado a lado. Derecha, izquierda.

Entrenamiento con el Maestro Miyagi 5: “No todo ser lo que parece
Maestro Miyagi: Enséñame a lijar el piso. Encerar, quitar cera. Pintar la cerca. Pintar la casa.
Daniel mueve las manos, piernas. Miyagi lanza sus manos, lanza sus piernas. Están practicando karate.
Finalmente Miyagi le dice
Maestro Miyagi: Mira a los ojos, siempre mira a los ojos. No lo olvides.

Entrenamiento con el Maestro Miyagi Final: Aprender Equilibrio
Maestro Miyagi: Primero aprende a pararte, luego aprende a volar.
Daniel: ¿Cuándo aprenderé a golpear?
Maestro Miyagi: Mejor aprende equilibrio. El equilibrio es la clave, es lo esencial. Si el equilibrio es bueno, el karate es bueno. Todo ser bueno. Equilibrio malo, mejor empacar y regresar a casa. ¿Entiendes?
Daniel: Si, entiendo. ¿Alguna vez se peleó cuando era muchacho?
Maestro Miyagi: Muchas veces.
Daniel: Pero no eran como los problemas que tengo.
Maestro Miyagi: ¿Por qué? Pelear es pelear. Lo mismo es lo mismo.
Daniel: Si, pero Ud. sabia karate.
Maestro Miyagi: Siempre algunos saben más.
Daniel: Es decir ¿Qué algunas veces le daba miedo?
Maestro Miyagi: Siempre tener miedo. Miyagi detesta pelear.
Daniel: Sí, pero a Ud. le gusta el karate.
Maestro Miyagi: ¿Y?
Daniel: Pero el karate es pelear. Se entrena para pelear.
Maestro Miyagi: ¿Tú crees eso realmente?
Daniel lo piensa y luego dice: No
Maestro Miyagi: Entonces ¿Por qué entrenas?
Daniel: Para no tener que pelear.
Maestro Miyagi: Je je je. Miyagi tiene esperanzas en ti.

¡Sr. Miyagi, lo logramos! ¡Lo logramos! ¡Si!

El Coaching en el Cine Parte 6

En busca de la felicidad (The pursuit of happyness)
(Dirigido por Gabriele Muccino – USA 2006)


Soy el tipo de persona al que si le hacen una pregunta y no sé la respuesta les diré que no la sé. Pero les apuesto que sé como encontrar la respuesta. Y encontraré la respuesta.

Chris Gardner (Will Smith) vende escáneres portátiles de densidad ósea. Suena a trabalenguas, pero de eso vive este hombre. Necesita vender tres de esos escáners para sobrevivir el mes. Sin embargo hace tiempo que no vende si quiera uno. Su esposa parece no estar dispuesta a esperar, su pequeño hijo ni se da cuenta del gran problema que ocurre en el hogar.

Un día Chris decide que para cambiar debe hacer algo que nunca hizo antes, se presenta con su curriculum a una firma de recursos humanos buscando cualquier puesto, lo importante es ya no depender de los escáners. Su esposa lo abandona. Él logra quedarse con el niño, consigue entrar a un programa de prácticas y ahí cambia su vida. Asume el riesgo más allá de saber que durante seis meses no percibirá un sueldo, pero de terminar como el primero del grupo de practicantes entrará a tener un trabajo fijo en la bolsa de valores. Finalmente lo logra.

Los films de Muccino siempre nos invitan a la reflexión. En este caso, un hombre debe hacerse un autocoaching para poder sobrevivir a la fuerte crisis que enfrenta en su vida personal. Además convertirse en un mentor y líder ejemplar para su pequeño hijo.

viernes, 26 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 5

Jerry Maguire
(Dirigido por Cameron Crowe – USA 1996)


Así es como te conviertes en alguien, atreviéndote a todo.

Jerry Maguire (Tom Cruise) es un representante deportivo, algo así como un representante de las estrellas deportivas. Trabaja en la Agencia SMI y goza de mucho éxito, maneja la cuentas de 72 clientes, tiene dinero, una mujer con la que se va casar pronto, se codea con los vips de la alta sociedad. Sin embargo hay algo que no cuaja, Jerry no puede dormir bien porque esta empezando a odiarse a si mismo, a la imagen que todos ven de él, esa que muestra a diario. Sabe que tiene mucho que decir pero que nadie lo va escuchar. Decide sentarse frente a la computadora y escribir una “Reevaluación de Propósitos” o mejor dicho un “Acta de Metas”, un Plan de Acción, sugerencias para el futuro de SMI. 25 páginas de pura inspiración. Para Jerry todo se resume en menos clientes, más atención personal. Preocuparnos por nosotros. Titula a su escrito con el nombre de “Las cosas que pensamos y que no decimos: El futuro de nuestra compañía”.

A los 35 años ha empezado la vida de Jerry. Ha impreso 110 copias de su escrito y lo ha repartido a los casilleros de los miembros de SMI. Cuando llega a su trabajo, es aplaudido por sus compañeros. A sus espaldas murmuran que pronto lo van a echar de la empresa. Es que el optimismo es considerado un acto revolucionario. En efecto a Jerry lo despiden a la semana de haber escrito y repartido su manifiesto optimista.

Al momento de recoger sus cosas, habla a toda la Oficina. Sugiere que va fundar su propia empresa y quiere que alguien lo acompañe. Todos quieren conservar su puesto, todos viven en el miedo de perder la seguridad. De pronto una contadora de nombre Dorothy Boyd (Renee Zellweger) de Contabilidad alza su mano y dice que quiere trabajar con Jerry. Dorothy es una madre soltera cuyo esposo murió unos años antes. Admira a Jerry por lo que escribió, por esa manera “de valorar lo que aún está virgen en nosotros. Abrir el puño cerrado del comercio y devolver algo para beneficio de todos”. Es una inspiración para ella ese respetarse lo suficiente como para gritarle a todos lo que uno piensa, exponerse al mundo con franqueza y sin tapujos.

El único cliente que le es fiel a Jerry es Rod Tidwell (Cuba Gooding Jr.), un futbolista con mucho futuro. Jerry cree en él. Rod cree en Jerry. Es una cuestión de confianza. Rod quiere que Jerry logre un contrato millonario para su bienestar. Ese es el gran reto que tiene ahora Jerry.

Renee Zellweger, Cuba Gooding Jr. y Tom Cruise nos brindan una película sobre un hombre que decide que su vida puede ser mejor de cómo la ha estado conduciendo. En el momento más crítico, alguien confía en él (uno de sus representados). Ambos se desafían y logran obtener resultados grandiosos.

Diálogo para recordar:
Jerry:
¿Por qué sigues conmigo?
Rod: Me quedan 10 años de vida deportiva, máximo. Mi próximo contrato tiene que darme dólares que nos duren mucho. En 5 años no podré jugar más. ¿De qué va vivir mi familia? ¡De lo que tú me consigas! Así que no quiero oír tu llanto. Cualquier otro te habría dejado ya. Pero yo me quedé contigo. Dije que lo haría. Tú me mostraras el dinero. Estamos juntos en esto. ¿Entiendes lo que digo? Seremos uno solo. Los dos.

¡Hoy será un gran día!

jueves, 25 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 4

Pequeña Miss Sunshine (Little Miss Sunshine)
(Dirigido por Jonathan Dayton y Valerie Faris – USA 2006)
Olive: Abuelo no quiero ser perdedora
Abuelo: No eres una perdedora. ¿De dónde sacaste la idea de que eres una perdedora?
Olive: Porque papá odia a los perdedores
Abuelo: Oye, oye detente un minuto. ¿Sabes lo qué es un perdedor?. Un perdedor es una persona que tiene tanto miedo a ganar, que ni siquiera lo intenta. Tú lo estas intentando ¿cierto?
Olive:
Abuelo: Entonces, no eres una perdedora. Nos divertiremos mañana ¿Verdad?
Olive:

Los ojos de una niña mirando, en la televisión, un concurso de belleza. La niña es algo panzoncita. Sus lentes son grandes de diámetro. Se llama Olive y tiene un sueño, quiere ser “Miss Sunshine”.
El abuelo es el entrenador de Olive, le enseña una rutina a realizar cuando ella participe en Miss Sunshine. Su sueño es que Olive sea la ganadora, por eso la entrena diariamente. Tiene un defecto, se encierra en el baño y aspira droga. Por esta razón lo botaron del Centro para Adultos Mayores donde vivía.

Dwayne es el hermano de Olive. Es un joven de cómo unos 16 años. Hace bastante deporte y lee a Nietzche. Su sueño es ser piloto de la Fuerza Aérea, ha hecho un voto de silencio (desde hace 9 meses que no habla) hasta que lo consiga. Tiene una gran fuerza de voluntad por lo visto.

Richard, el padre de Olive y Dwayne, también tiene un sueño. Quiere que le publiquen un libro con sus Nueve Pasos para ser un ganador. Richard dice que: “Hay dos clases de personas en este mundo, los ganadores y los perdedores. Dentro de todos y cada uno de nosotros, en el centro mismo de nuestro ser hay un ganador esperando ser despertado y desatarse frente al mundo”.

Sheryl es la esposa de Richard. Pareciera que su único propósito es llevar la familia en paz y armonía. Es el equilibrio en medio de todos estos personajes que conforman su familia.

Frank, el hermano de Sheryl, también tenía un sueño. Ser considerado el experto número 1 de Proust en USA, pero acaban de premiar a otro con ese título. Es más ese otro esta de novio con la persona que él amaba. Esto ha llevado a Frank a intentar suicidarse. Y así lo encontramos al inicio de la película, en un hospital luego del intento de suicidio.

La historia de la película gira en torno a Olive, que logra acceder al concurso de Miss Sunshine y para esto toda la familia tiene que movilizarse en un Wolkswagen a California. En el camino los sueños de todos los miembros de la familia pareciera que se quebraran uno a uno. A excepción de Frank que ya tiene sus sueños quebrados. Cuando por fin llegan a California y sólo al espectador le falta ver si Olive también va quebrar su sueño, ocurre algo inesperado no solamente para Olive sino para toda su familia. Una de las escenas más inolvidables e iconoclastas que el cine de USA ha hecho. Esta película tiene su gente a favor y su gente en contra. Lo que nadie puede negar es la sinergia entre los actores para dicha escena cumbre de la película, hay una compenetración tremenda entre todos. Uno queda wow con esa escena, igual que los actores.

La idea de juntar a Greg Kinnear, Steve Carell, Toni Collette, Paul Dano, Alan Arkin y la niña Abigail Breslin dio como resultado una película inolvidable donde la escena cumbre casi al final de la película otorga un sentido al mensaje que la película propone a lo largo de toda la película, en especial en los diálogos del abuelo hacia su nieta y hacia su hijo. El abuelo interpretado por Alan Arkin (a quien vimos en Gattaca), su hijo Richard (interpretado muy bien por un Greg Kinnear a quien ya vimos en la excelente “Mejor …. Imposible”), Steve Carell en el papel de Frank (confirma que no es solo un “Virgen a los 40” o el ingenioso Jefe en la exitosa serie The Office), Toni Collette en el papel de Sheryl (ya la vimos como la mamá del niño de “Sexto Sentido”, repite el plato de madre acá solo que esta vez ya no tiene un hijo que ve muertos, sino un hijo que lee a Nietzche), Paul Dano en el papel de Dwayne (magnífico actor de la nueva generación de actores de USA, lo vi por primera vez en “La vecina de al lado” donde opaco al actor principal y luego lo vimos en la controvertida película “El rey” donde actuó al lado de Gael García). Para finalizar Abigail Breslin que interpreta a la tierna Olive, es la primera vez que la veo en cine, espero que siga actuando así de bien y que se siga superando, es una niña todavía y tiene todo un futuro por delante.


“Pase lo que pase, intentaste hacer algo por tu cuenta … cosa que es más de lo que la mayoría llega a hacer”

miércoles, 24 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 3

Ratatouille
(Dirigido por Brad Bird – USA 2007)


La excelencia es para espíritus imaginativos, espíritus decididos, con coraje. Deben arriesgarse a fallar. Y jamás dejen que alguien defina sus límites por venir de donde vinieron.

Dicen que la mejor comida de París se prepara en el Restaurant de Cocina Gourmet Gusteau’s. Su dueño, Auguste Gusteau, ha escrito un libro con mucha repercusión en el mundo de la cocina “Cualquiera puede cocinar”. Sin embargo no todo el mundo piensa como Gusteau, el crítico culinario Antón Ego afirma que “Cualquiera no puede cocinar”.

Gusteau tiene muchos fanáticos, entre ellos una rata llamada Remy. Esta rata hace las funciones de detector de veneno en el clan de ratas donde él vive. Poseedor de un sentido del olfato y gusto muy desarrollados. Remy tiene algo que le falta a las demás ratas: Remy es una rata que piensa, lee y aprendió a cocinar mirando la tele de la vecina humana que vive cerca de sus vivienda y es fanática del programa que tiene Gusteau en la tele.

Remy: Quiero inventar cosas. Quiero dejar mi huella en el mundo.
Padre de Remy: Hablas como humano. Debemos tener cuidado de los humanos (mirando los venenos para rata). Vivimos en el mundo de los enemigos.
Remy: No, papá, no lo creo. Me dices que el futuro es … que solamente se puede ser de este modo.
Padre de Remy: Así son las cosas. No puedes cambiar la naturaleza.
Remy: La naturaleza es cambio, papá. El cambio es nuestra opción. Y se inicia cuando se decide.
Padre de Remy: ¿A dónde vas?
Remy: Con suerte, hacia adelante.

Por esos destinos que tiene la vida, Remy termina en París sólo y sin su familia. Es en esas condiciones que conoce al espíritu de Gusteau (recientemente fallecido). El espíritu se le presenta como un fantasma, como un holograma que lo comienza a guiar por la ciudad para que Remy descubra todo ese yo interior, ese potencial que hay dentro de él.

Gusteau: Si te concentras en lo que dejaste atrás, nunca podrás ver lo que te depara el futuro.

Remy llega a la cocina del famoso Restaurant Gusteau, el cual ya no es cinco estrellas. Desde la crítica despiadada de Antón Ego y la muerte de Gusteau, el restaurant es ahora de sólo tres estrellas. El nuevo chef Skinner es un tipo muy asado, quejoso. El día que Remy mira desde la ventana la cocina de Gusteau, llega un jovencito llamado Alfredo Linguini afirmando que es hijo de Renata Linguini, antigua novia de Auguste Gusteau, solicitando ayuda para que le den empleo. Como la única plaza que hay es de lavaplatos, se la dan al flaco.

Linguini tiene fantasías de ser cocinero pero es de aquellos que no nacieron para eso. Remy se da cuenta al observar que Linguini prepara una sopa sin autorización del chef ni de nadie. Remy corre para ayudarlo (el espíritu de Gusteau lo alienta). Echa especies, leche, ajos y cuando esta por echar un nuevo ingrediente más, se da con la mirada perpleja de Linguini. El flaco atrapa a la rata, para luego convertirse en conjunto en un dúo dinámico de la cocina. Mismo Batman y Robin hacen que el restaurant Gusteau adquiera niveles de fama que ya no tenía. Skinner no soporta que un jovenzuelo tenga tanto éxito, le tiene envidia y se pone peor cuando descubre que Linguini es en realidad hijo de Auguste Gusteau y legitimo heredero del restaurant. Skinner presume que Linguini es medio tonto, debe guardar algún secreto que él tiene que descubrir para acabar con todo ese éxito. Ese éxito se llama Remy. Nadie sabe que la rata es la que cocina utilizando como títere a Linguini. Además de Skinner también deberán luchar contra el poderoso crítico Antón Ego que está dispuesto a bajar de nuevo de su nube al restaurant Gusteau.

Uno de los mejores films de Disney. Recomendable para todas las edades. Le guardo mucho cariño al film porque mi sobrino de cinco años me dijo para verla y fueron casi dos horas de un cine para usar el cerebro. Mi sobrino aplaudía cuando acabó la película. Atentos a la canción de Camille “Le festin”. Vean la película y como dice Antón Ego sorpréndanse.

Conversaciones coaching en la película 1:
Linguini: Gracias por los consejos de cocina
Cocinera Colette: Gracias a ti
Linguini: ¿Por qué?
Cocinera Colette: Por escucharme

Conversaciones coaching en la película 2:
Remy: Tú eres libre.
Espíritu de Gusteau: Soy tan libre como me imagines. Igual que tú.
Remy: Por favor. Estoy harto de fingir. Finjo ser una rata para mi padre. Finjo ser un humano con Linguini. ¡Y hasta finjo que tú existes para tener con quién hablar! ¡Tú sólo me dices cosas que ya sé! ¡Sé quien soy! Lo ves ¿Por qué necesito que me lo digas? ¿Por qué necesito simular?
Espíritu de Gusteau: Ja ja ja. Pero no lo haces, Remy. Nunca lo hiciste.
El Espíritu de Gusteau desaparece de la escena y ya no vuelve a aparecer en la película. Remy abre los ojos desmesuradamente como si hubiera encontrado respuestas a sus preguntas.
Remy: SOY UN CHEF

Pensamientos de Antón Ego:
El mundo suele ser cruel con el nuevo talento, las nuevas creaciones. Lo nuevo necesita amigos.
No todos pueden convertirse en grandes artistas, pero un gran artista puede provenir de cualquier parte.

lunes, 22 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 2

Zorba El Griego (Zorba The Greek)
(Dirigido por Michael Cacoyannis – Grecia/Inglaterra/USA 1965)
Basil: No quiero meterme en problemas.
Zorba: Jefe, la vida es meterse en problemas, sólo la muerte no lo es. El estar vivo es soltarse el cinturón y buscar problemas.


El barco en el que va viajar Basil (Alan Bates) con destino a Creta va demorar en salir. Los viajeros, en su mayoría cretenses, esperan en una sala dispuesta frente al mar, sentados y con mucha calma el aviso para subir al barco. Un viejo llamado Alexis Zorba (Anthony Quinn) se acerca y de frente le dice que lo lleve a Creta.

Zorba: Lléveme con Ud .. ¿si?
Basil: ¿Yo? ¿Qué lo lleve? ¿Por qué?
Zorba: ¿Por qué? ¿Un hombre no hace algo sin un por qué? ¿Sólo así, porque sí?. Lléveme como cocinero.
Basil: Aparte de cocinero. ¿Qué clase de trabajo hace usted?
Zorba: Escuche amigo. Tengo manos, pies, cabeza. Ellos hacen el trabajo. ¿Quién diablos soy yo para elegir?. Y ud señor ¿A qué se dedica?
Basil: ¿Yo? Pues, soy escritor.
Zorba: Escritor … me lo imagine. Y ¿Qué escribe? ¿Historias de amor?
Basil: No. Poesía, ensayo.
Zorba: ¿Qué es eso?
Basil: Pues eso…. Ensayos.
Zorba: No. Usted piensa demasiado. Ése es su problema. Los hombres listos y los tenderos sopesan todo. Yo, si fuera usted, me vería de frente y diría: “Zorba, ven” o “Zorba, no vengas”.

Basil es un tipo tímido. Zorba planea ser su maestro, su mentor. Basil tiene en Creta una propiedad que la recibió en herencia de su padre. Es una mina de lignito. Zorba tiene experiencia en minería y es una razón valedera para contratarlo y llevarlo a Grecia. Zorba solo pone una condición para viajar a Grecia.

Zorba: Haremos un trato o no podré ir. En el trabajo, seré un esclavo pero en lo de bailar y cantar me pertenezco a mí.
Basil: ¿Qué quiere decir?
Zorba: Que seré libre. Usted lo firma.
Basil: Si lo firmo

A la llegada de los forasteros, el pueblo cretense se anima mucho. Son recibidos con algarabía. Madame Hortense (Lila Kedrova) les brinda posada a los forasteros y parece tener interés en el viejo Zorba. Dentro de toda esa masa de personas que reciben a los forasteros, una viuda (Irene Papas), vestida de negro mira solapadamente a Basil. Él se da cuenta. Sigue caminando.

Los cretenses tienen unas costumbres bien raras en su forma de enamorar, en su forma de trabajar, en su forma de humillar, en su forma de tomar venganza. Zorba empieza a desanimarse respecto a poder lograr tener éxito con la minera. Y tiene la siguiente conversación con Basil (el cual si confia en Zorba)

Zorba: Jefe … ¿Confía en mi?
Basil: Si, confío en usted.
Zorba: ¿Por qué razón?
Basil: Porque usted es usted.
Zorba: Pero usted no puede entenderme. Mi cerebro no tiene el peso correcto. A veces tengo ideas locas. Podría arruinarlo.
Basil: Me arriesgaré.
Zorba se emociona, la cámara enfoca los ojos de Zorba
Zorba: Diga eso de nuevo, necesito valor.
Basil: Me arriesgaré.
Zorba sonríe como un niño, va y lo abraza a Basil, luego le sugiere bailar de alegría.

Zorba intenta animar a Basil para que tenga un romance con la viuda. Él no hace caso a sus consejos porque quiere hacer las cosas a su modo. Luego llega a tener un romance con ella que termina de manera rápida y trágicamente. Menos mal que esta ahí, a su lado, Zorba. Bailar será la forma de seguir para adelante, la vida te dará nuevas oportunidades.

Zorba: ¿Por qué mueren los jóvenes? ¿Por qué morimos? Dígamelo.
Basil: No sé.
Zorba: Entonces ¿Para qué sirven todos sus malditos libros? Si no le dicen eso entonces ¿qué diablos le cuentan?
Basil: Me hablan sobre la agonía de los hombres que no pueden responder a preguntas como la suya.

Sensacional film para el lucimiento de Quinn, los diálogos son para usar el cerebro al máximo. Las preguntas sobre encontrarse a si mismo, conocer al entorno, buscar un futuro, trazarse metas, sobrevivir a las adversidades .Uno de los mejores films de los años 60 y de todos los tiempos. Ojo con los últimos 30 minutos del film, son impactantes. Ojo también con la fascinante música de Mikis Theodorakis.

Consejo de Zorba: La mayoría de personas tienen todo excepto un poco de locura. Atrévanse a cortar la soga y sean libres.

FELIZ NAVIDAD A TODOS USTEDES, LOS QUIERO POR COMO SON.

sábado, 20 de diciembre de 2008

El Coaching en el Cine Parte 1

Atrapado sin salida (One flew over the cuckoo’s nest)
(Dirigido por Milos Forman – USA 1975)



Locos: ¿Te das por vencido?

McMurphy: ¡No! Al menos lo he intentado ¿no? .. Por lo menos hice eso.

Randall Patrick McMurphy (Jack Nicholson) llega a un Manicomio luego de estar un tiempo en la cárcel. Llega feliz como sabiéndose en todo momento un ganador, una persona que no se sabe enfermo mental pero que ha hecho todo lo posible por parecerlo para que lo envíen a esta institución mental. Ya en este lugar se comienza a convertir en un líder para todos los enfermos mentales, comienza a hacerlos pensar, sacarlos de su status quo. Sin embargo todo

s sus frutos se ven frenados siempre por la enfermera principal, Miss Ratched la cual ejerce una actitud intimidante sobre los pacientes. A pesar de aquel obstáculo sigue en su afán por hacer reflexionar a sus compañeros y que dependa de ellos mismos cambiar y ser mejores personas. La película nos ira mostrando a cada paciente y como en su interrelación con McMurphy se van a generar cambios positivos en dicho paciente. McMurphy es una especie de coach life. Un día cuando McMurphy ya esta por escapar de aquella institución para enfermos mentales ocurre algo que cambiará definitivamente su vida y la de los pacientes.

Magistral interpretación de Jack Nicholson en el papel de R. P. McMurphy, la mejor película que le he visto hasta ahora.

Escena para recordar: Inolvidable la escena en que McMurphy mira el televisor apagado y por la luz del sol, ve su reflejo en el televisor. De pronto se le ocurre la idea de narrar un partido imaginario de baseball. Escenas antes la enfermera Ratched le había negado dos veces que se viera el baseball por tv y que los pacientes disfrutarán de ese momento de relax.

McMurphy: Koufax. ¡Koufax golpea y marca! ¡Esta justo en el medio, marca una base!

Aparece uno de los pacientes Martín (interpretado por un joven Danny Devito) y comienza a mirarlo a McMurphy. Este continúa narrando el partido.

McMurphy: ¡Richardson pasa a la primera! ¡Sigue a la segunda! ¡La pelota está bien al centro! ¡Davidson, desde la esquina, la intercepta! Aquí viene el tiro, Richardson cae y queda segundo.

Vienen los demás pacientes mirando a McMurphy y al televisor, entre ellos se encuentra Taber (interpretado por un joven Christopher Lloyd) ojo que el televisor esta apagado. McMurphy sigue narrando el partido gritando de emoción, pareciera realmente que esta viendo el partido.

McMurphy: ¡Es un doble! ¡Allí esta, Martín! ¡Mira a Richardson, está en la segunda! ¡Koufax tiene un problema! Un problema bien grande. Allí esta Tresh. ¡Es el próximo lanzador! Tresh cuida a Koufax. ¡Koufax recibe la señal de Roseboro! Golpea una vez.

De pronto todos están alrededor de McMurphy mirándolo a él. Luego la cámara enfoca el televisor apagado y resalta el reflejo de McMurphy y de un alegre Martini mirándose a si mismo en el televisor. McMurphy continúa narrando el partido.

McMurphy: ¡No marca! La curva de Koufax es como un jodido proyectil. Aquí llega con el otro lanzamiento. ¡Tresh hace un “swing” y es un “fly” al centro! ¡ Ahí va! ¡Se fue!

Los pacientes comienzan a gritar de alegría, al igual que McMurphy. Alzan los brazos, celebran.

McMurphy: Que alguien me de un jodido perro caliente antes de que me muera. ¡Ahora es el gran Mickey Mantle! ¡Aquí viene el lanzamiento! ¡Mantle hace un swing! ¡Es un jodido “home run”!

Los pacientes saltan, gritan, están felices ante un televisor que esta apagado pero pareciera transmitir imágenes a través de la voz de McMurphy que los ha hecho vivir un momento de alegría que nadie les ofrecía.

El amor es química o física Parte 5

Dan en la Vida Real (Dan in Real Life)
(Dirigido por Peter Hedges – USA 2007 )


“Te perdono el pasado si tú perdonas el mío”


Daniel Burns (Steve Carell) es un cuarentón escritor de una columna llamada “Dan en la Vida Real” de un periódico de New Jersey. Recientemente viudo y con tres hijas (dos adolescentes y una pequeña). Es un tanto sobreprotector con sus hijas quizá por el hecho de la reciente muerte de su esposa, pareciera que todavía ama a esa mujer y no logra olvidarla.

Con sus 3 hijas van a una reunión familiar, todos los hermanos Burns con sus esposas, novias, respectivos hijos. Al día siguiente de haber llegado a ese pueblito donde se reúne la familia, Dan va a comprar el periódico. Entra a una librería, que esta al costado del mar (la vista es preciosa y el acompañamiento musical de la escena es excelente). Es en estas circunstancias que entra una mujer atractiva a la librería, como el dueño de la librería esta ocupado hablando por teléfono, la mujer se acerca a Dan creyendo que este es vendedor de dicha librería. Él se hace pasar como vendedor, la embroma, pero luego le confiesa la verdad. Así se conocen Dan y Marie (Juliette Binoche). Se miran, se contemplan, hablan y hablan sin cansarse. Pareciera que se ha establecido una conexión romántica entre ambos, sin embargo lo que desconoce Dan es que ella es novia de su hermano Mitch (Dane Cook).

Algo esta por ocurrir en la familia Burns.

El actor Steve Carell es amante de hacer películas (y series como “The Office”) para usar el cerebro. Su personaje de Dan es complejo, se ha enamorado de la novia de su hermano y no piensa luchar por dicho amor. Quiere que el tren de la vida pase por su camino de largo. Él no quiere tomarlo. Se hace tantas preguntas, no encuentra respuestas y sobre todo no actúa rápidamente. Llegado un momento, sus hijas le ayudarán a entender el significado del amor. Recomendada para los corazones enamorados. Una excelente banda sonora, en su mayoría canciones de Sondre Lerche.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

El amor es química o física Parte 4

El Cartero siempre llama dos veces
(The Postman Always Rings Twice)
(Dirigido por Bob Rafelson – USA 1981)
Hay una oscuridad tremenda en la noche (no hay postes de luz). Un carro pasa e ilumina a Frank Chambers (Jack Nicholson) que esta tirando dedo a la espera que alguien le de una jaladita. Ya es de día y el tipo dueño del carro (Christopher Lloyd) estaciona el vehículo en una gasolinera, es invitado por Frank para tomar un desayuno en el restaurante de al lado.

Frank va al baño, mientras que el dueño del auto toma una bebida y se va rápidamente. Cuando sale del baño, se da cuenta que el tipo se ha llevado su billetera. Se enfurece porque no sabe como va llegar a Los Angeles. El dueño del restaurante Nick Papadakis (John Colicos) le pregunta si tiene alguna profesión, él le comenta que es mecánico. Le propone que trabaje con él para que reúna dinero. Frank no acepta. Le agradece por la comida, le comenta que estuvo deliciosa. Ya esta por marcharse y mira hacia la cocina. Hay una mujer joven, de blusa blanca, buen trasero, pelo rubio, boca pequeña en forma de corazón, nariz respingada, senos paraditos apetecibles, piernas torneadas, de estatura alta, de mirada provocativa. Es la esposa de Papadakis, llamada Cora (Jessica Lange). Un bombón que con solo verla enferma a cualquier hombre.

Luego de ver tanta belleza, a Frank no le queda otra que aceptar la propuesta del griego. Nick viaja un día a realizar unos negocios en la ciudad. Frank aprovecha y hace el amor con Cora. Empieza una pasión cada vez más desesperante, erótica, salvaje, unas ganas de amarse en todos lados. Pero algo ocurre en Cora, parece que lo suyo va más allá del amor, se ha obsesionado con Frank y Nick ya no es el hombre que ella necesita. Cora toma una decisión, Frank en un inicio no quiere apoyarla, tiene miedo pero esta mujer esta comenzando a enloquecerlo a él también.

Drama erótico con la excelente actuación de Nicholson y el atractivo de ver en pantalla a una deliciosa Jessica Lange. Nicholson no pierde el tiempo en gozar cada una de las escenas eróticas con la Lange, que esta buenísima. Se siente una atracción física tremenda.

sábado, 13 de diciembre de 2008

El amor es química o física Parte 3

Lo que el viento se llevó (Gone with the wind)
(Dirigida por Victor Fleming – Estados Unidos 1939)


Hay una cosa que si se y es que te amo Scarlett. A pesar de ti y de mí y del mundo que se hunde …. Yo te amo. Porque somos iguales. Ovejas negras, ambos. Astutos y egoístas. Incapaces de ver las cosas de frente y ser francos. Scarlett mírame. Te amo más de lo que he amado a ninguna mujer. Y te he esperado más que a ninguna otra mujer. Aquí esta un soldado del sur que te ama Scarlett, que quiere sentir tus abrazos, que quiere llevar el recuerdo de tus besos a la batalla. Scarlett, bésame. Bésame una vez.

Es la guerra civil en los Estados Unidos. Mientras el norte ya esta en una etapa industrial, el sur todavía esta con la esclavitud. Es precisamente en el sur donde vive una mujer llamada Scarlett O’Hara (Vivien Leigh), dueña de una belleza infinita. Pareciera ser deseada por todos los hombres de la ciudad donde vive. Sin embargo hay uno, Ashley Wilkes (Leslie Howard) que parece ser indiferente porque se va casar con Melanie Hamilton (Olivia de Havilland). Al enterarse de la noticia, Scarlett que se caracteriza por ser arrogante, orgullosa, petulante no puede más en su vanidad y pretende conversar con Ashley para que este no se case con Melanie. No logrando un resultado favorable.

En la fiesta de compromiso, conoce de vista a un tipo llamado Rhett Butler (Clark Gable), que viene precedido de una fama de Don Juan. Scarlett le comenta a una amiga que este hombre con la mirada parece desnudarla.

Scarlett se casa de despecho con un tipo que muere un tiempo después. Ashley logra sobrevivir a las batallas, mientras los demás pretendientes de Scarlett uno tras otro van muriendo en el campo de fuego. Cuando Scarlett se esta guardando luto se vuelve a encontrar con Rhett en una fiesta a favor de los soldados del sur. Bailan toda la noche. Él le dice muchas cosas bonitas, ella le da a entender que nunca le va dar amor.

¡Oh, Scarlett! Eres tan buena, tan fuerte y tan guapa. No sólo tu cara bonita, querida sino tú.

La guerra cada día esta peor para los sureños, la vida de Ashley siempre corre peligro. Scarlett aguarda que no le ocurra nada a su amor imposible. Cuando los del norte vencen y Ashley regresa al sur, Scarlett esta feliz. Pero no una felicidad llena porque este hombre vuelve a los brazos de su amada esposa Melanie.

Luego de la guerra Scarlett se ha transformado en el líder de la familia, su madre ha muerto, su padre ha enloquecido y sus hermanas necesitan de ella. Scarlett se casa por segunda vez para salvar la hacienda de la familia, por la crisis económica en que se encuentran. Este esposo también muere trágicamente. Pareciera que todos los hombres que se casarán con ella tuvieran un final de muerte. Rhett enterado de este último suceso, va donde Scarlett y le propone matrimonio:

Decidí que eres la única mujer para mí desde el primer día que te vi.
¿Te convencerás si me arrodillo?
Perdona mis impetuosos sentimientos… pero habrás notado que hace un tiempo mi amistad se ha convertido en algo más profundo. Un sentimiento más bello, más puro, más sagrado. ¿Lo digo? ¿Puede ser amor?


Ella acepta más pensando en el dinero que posee Rhett. A él más allá de lo físico o químico o espiritual o de personalidad, siente que es amor lo que siente por ella. Luego del matrimonio acepta todos los caprichos de su amada mujer. Pero esta no ha olvidado a Ashley. Rhett es consciente de eso y los celos comienzan a traicionarlo. Un final inesperado está por venir.

Sensacional film con una Vivien Leigh que cautiva, hechiza, es mágica, tiene un carácter fuerte, es una mujer wow. Un film con un final al estilo Casablanca, una conversación que decide el final de los personajes protagónicos. Si no la haz visto, que esperas para verla.


Después de todo mañana será otro día.