El amor

Todo lo que necesitamos es amor.
(Moulin Rouge)


En los años 90, la gente vivió un fanatismo por “Titanic”. La vi en el cine Orrantia, luego de formar una cola kilométrica. No me pareció para tanto que se hiciera tanta alharaca por esta película. Fue unos años más tarde que, sin colas kilométricas de por medio, vi en el Cine Club del Museo de Arte la película “Moulin Rouge. Esta historia de amor si que me gusto, desde el principio hasta el final. Eran años del apogeo en cine de Nicole Kidman. Por aquella época me gustaban así de flacas, yo diría bien flacuchentas. La historia de Moulin Rouge es similar en lo trágica a Titanic (o cuchucientas tantas historias de amor), pero existe una diferencia en particular que me agradaba, el personaje de Ewan McGregor le cantaba al de Nicolle y viceversa. Es que amar a tu pareja musicalmente es alucinante. Si cada momento de la vida tuviera una canción, en especial cuando estas con tu pareja. Imaginate que te encuentras con ella y suena como por arte de magia, la canción que tanto les gusta. Chévere, verdad.

Otra diferencia es que en la parte visual, Moulin Rouge me parece más impactante tanto cuando bailan dentro del local como en los exteriores de París. Ya sólo el hecho de hablar de París suena romántico y presto para hablar del amor.

La pregunta es ¿Qué es el amor?. La primera respuesta que se me ocurre es: Compartir. Tiene que ser algo mutuo porque si no, no funciona. En la medida que se va compartiendo información se va creando confianza, en la medida que se va creando confianza se va generando respeto, en la medida que se va generando respeto nace la admiración y así se va cerrando el círculo y toda la sinergia en si ya creo el amor. Bueno esta es mi forma resumida de hablar del amor. En su forma extendida me pasaría horas hablando del amor, ya que es uno de mis temas favoritos. Pienso como Gabriel García Marques que no hay que confundir el amor con el deseo, porque se corre el riesgo que sea efímero. Pienso como Truffaut que decir “Te amo” sólo lo debes hacer con absoluta certeza o mejor no lo digas (Truffaut cuenta que los personajes de sus películas nunca dijeron te amo). Y también con su afirmación de que “no es el amor el que trastorna la vida, sino la incertidumbre del amor”. A continuación mi punto de vista sobre tres películas que bordan el tema del amor, dos son antiguas del maestro Hitchcock y una es reciente acerca del amor en los tiempos actuales.

Cuéntame tu vida (Spellbound)
(Dirigida por Alfred Hitchcock – USA 1945)

Constance: Creo que el mayor mal de la humanidad fue causado por los poetas.
Anthony: Los poetas son un tanto bobos, en su mayoría. Pero no son perversos.
Constance: Pero llenan la cabeza de las personas con ilusiones sobre el amor. Escriben sobre el como si fuese una orquesta dirigida por ángeles.
Anthony: Lo que no es verdad.
Constance: Claro que no. Las personas se enamoran porque reaccionan a colores de cabellos o al timbre de la voz, o a gestos que las hacen recordar a alguien.
Anthony: O a veces por ninguna razón.
Constance: Hablar sobre el amor es una cosa y conocerlo es otra. Las personas piensan que los besos son líricos y los abrazos, dramas de Shakespeare.
Anthony: Y cuando perciben que no es así, se quedan enfermos y buscan al analista.
Constance: Eso mismo.
Anthony: Doctora, está sufriendo de algún mal.
Constance: ¿Cómo?
Risas del Anthony mientras le lanza una mirada penetrante a ella.

A una clínica especializada en problemas emocionales llega el Doctor Anthony Edwardes (Gregory Peck) como reemplazo del ya viejo director. Todo el mundo presta atención al nuevo líder. La última persona a la que es presentado es la Doctora Constance Petersen (Ingrid Bergman). Ella lo mira de una forma como admirada. Según ella, les ha comentado a los demás doctores que ha leído todos los libros del Doctor Edwardes.

Al otro día Anthony invita a Constance a salir a pasear. Ahí conversan sobre el amor. Ambos están felices y apenas llevan un día de conocerse. Por la noche, Constance busca un libro de Anthony que habla sobre los sentimientos de culpa. Luego va a su cuarto, él se sorprende con la actitud de Constance. Ella primero dice que viene a debatir ideas sobre el libro, luego confiesa que se siente como una boba, que no sabe lo que está haciendo ahí parada. Anthony le dice que sabe perfectamente que entre ambos “ocurre algo”. Ella no cree que un día pueda pasar “algo” entre un hombre y una mujer. Anthony le responde que “a veces sucede en un momento” y que eso sintió esa tarde. Que “fue como un rayo tocándolo y que raramente toca a alguien”. Se acerca a ella, los ojos de ambos parecen clavarse mutuamente, pareciera que ambos quisieran amarse. Al rato están abrazados besándose.

Todo pareciera perfecto, si no fuera porque Anthony comienza a manifestar un comportamiento extraño como que no le gusta el color blanco, que si observa rayas en las telas le parece insoportable, que necesita que abran las puertas, etc. Los doctores de la Clínica piensan que está mal de la cabeza. Constance se ha enamorado de Anthony y está dispuesta a ayudarlo. Descubren además que él no es el verdadero Dr. Edwardes.

Constance: Quiero cuidar de ti, verte curado y quedarme a tu lado.
Anthony: No puedes esconderme sin arriesgar tu carrera. Estás apenas comenzando. No dejare que hagas esa bobada.
Constance: No aguanto estar lejos de ti. Pase el día de ayer prendiendo la respiración como si fuese fugitiva. No pude comer, ni trabajar, ni hacer nada. Sólo pensaba en ti. Tuve que venir, me quedare en este piso. Apenas como tu médica. No tiene nada que ver con amor.
Anthony luego de escucharla la besa, ella lo abraza e insiste que no es amor lo que siente por él.

Constance quiere descubrir la verdad acerca del Dr. Edwardes y de la niñez de Anthony. La única manera es haciéndole preguntas, escuchándolo sin parar, preguntarle por sus sueños, que él le revele todos y cada uno de sus secretos. Es en medio de tantas preguntas y respuestas que Anthony le dice:

Anthony: No recuerdo nada, a no ser que te amo.

Constance sonríe. Sigue haciendo preguntas, va descubriendo que Anthony también fue doctor en algún momento, que lucho en la guerra, que conoció al verdadero Dr. Anthony Edwardes, y que las iniciales de nombres y apellidos verdaderos de Anthony son J.B.

Anthony (o J.B.) se sorprende con encontrar una mujer que no lo juzga cuando todo el mundo, incluida la policía lo busca por la desaparición del verdadero Anthony Edwardes.

Constance lo lleva a J.B (antes Anthony) donde su antiguo profesor de medicina. Ella le cuenta una mentira, que se ha casado y el tipo es su flamante esposo. El profesor no se traga el cuento, viejo es y reconoce las mentiras mirando las manos de las personas. Constance lo convence de que la ayude. El profesor dice frases que dejan pensando: “Las mujeres son las mejores analistas hasta que se enamoran”, “Sabemos que una mujer enamorada no razona”, “Usted es veinte veces más loca que él”, “La humanidad huye de la verdad con miedo de enfermar y ahí ella misma acaba enferma”.

Constance sigue, esta vez con el profesor, haciendo preguntas. Ella cree que J.B. lo ama, ya se lo dijo antes, y por eso lucha tanto. Por que también lo ama y precisa de él.

J.B.: ¿Confías tanto así en mi?
Constance: Claro que sí.
Constance lo abraza fuerte.

Cuando el profesor le dice a Constance que “Es muy triste amar a alguien y perderlo después. Pero con el tiempo olvidara y retomara su cotidiano. Y el trabajo ayudara a olvidar. Tendrá muchas alegrías con él. Ya vera”. Ella no se rinde y sigue luchando. El final de la película es inesperado, como todos los finales de los filmes de este genio Hitchcock.

Ingrid Bergman es una actriz que actúa tan bien (ojo con sus ojos, sus gestos) que convence que esta enamorada o es infeliz o lo que sea. No recuerdo haberle visto un filme donde no impresione con esa mirada de mujer dispuesta a todo por lo que cree que es correcto. En “Casablanca” fue la primera vez que la vi actuar, la pareja que hizo con Humprey Boghart realmente uno sentía que había amor en la pantalla, que en cualquier momento nos íbamos a quemar por eso que expresaban los actores. Luego la vi en “Sonata de Otoño”, siguiente filme “Notorius” (también de Hitchcock y su galán fue Cary Grant). En todos estos filmes, la Bergman siempre inunda la pantalla de tanto amor que le creemos todo, confiamos en ella (como lo hicieron los principales directores de cine de la época), realmente es una de las mejores actrices de todos los tiempos.

Agonía de amor (The Paradine Case)
(Dirigida por Alfred Hitchcock – USA 1947)


La Sra. Paradine (Ann Todd) es acusada de haber asesinado a su esposo. Ella niega los cargos. El abogado que la familia recomienda para asesorarla y sacarla de la cárcel luego del juicio es Anthony Keene (Gregory Peck). Cuentan que es el mejor de este tipo de casos.

El día que Keene conoce a la Sra. Paradine nos damos cuenta que queda impresionado con la belleza de esta mujer. Es que la Sra. Paradine es muy hermosa, pero hay un problema el abogado Keene esta casado y es raro que mire a otra mujer que no sea su esposa. Keene comienza a frecuentar en la cárcel a la Sra. Paradine y le hace preguntas personales, es raro que un abogado quiera saber también todo el pasado de la acusada. Luego hace consultas con otros abogados, los cuales le dicen que la Sra. Paradine tiene pinta de ser mujer fácil y regalona, Keene se molesta de escuchar estas cosas. Él la defiende, dice que ella no mato al Sr. Paradine. La misma Sra. Paradine le cuenta a Keene que tuvo muchos hombres a los que manipulo en su juventud, antes de casarse. Ni diciéndole eso, el abogado Keene sigue pensando que es una buena mujer. En otra oportunidad, un asistente del Sr. Paradine le comenta que la definición de una mujer mala esta en la Sra. Paradine. Lo dice con suma seguridad. El abogado Keene dice que todo es una ofensa hacia su cliente, a pesar que todas sus indagaciones hablan lo peor de ella e inclusive ella misma habla mal de si misma, él sigue creyendo que es inocente.

Su esposa lo ha observado silenciosamente a Anthony y espera que el pobre hombre recapacite y abra los ojos. El juicio está por llegar y la verdad también. Anthony se ha enamorado de la Sra. Paradine y ella muy bien lo sabe, va ser fácil manipularlo, a menos que ocurra algo inesperado. Hitchcock una vez más saca adelante una película sensacional con un final impactante.

El personaje de Peck se ha enamorado de una mujer manipuladora, todos parecen darse cuenta menos él. Es que acaso el amor no tiene distinciones entre juntar buenos con malos, buenos con buenos, malos con malos. Alfred Hitchcock (como Francois Truffaut o Ingmar Bergman) nos plantean los dilemas humanos en sus películas y a través de ellas buscan dar respuestas a las preguntas que todos alguna vez nos preguntamos. Mejor es encontrar las soluciones pronto, como dice uno de los personajes de la película: “El momento más importante de tu vida es ahora”.

Triste San Valentín (Blue Valentine)
(Dirigida por Derek Cianfrance – USA 2010)


Dean: No se, siento que los hombres somos más románticos que las mujeres. Aunque nos resistimos. Hasta que conocemos a una chica que nos vuelve idiotas como para casarnos creemos que es la mejor. Pero resulta ser que son ellas las que escogen.

Dean (Ryan Gosling) y Cindy (Michelle Williams) son un matrimonio que lleva 5 años juntos. Las peleas que se dan entre ambos son constantes, no tienen cuando terminar. A él se le ocurre una idea, pasar una noche juntos fuera de casa, pasar una velada juntos y concluir la noche haciendo el amor y conversar mucho. Ella no esta de acuerdo. Pero él igual hace la reservación vía telefónica.

Conforme va transcurriendo el día, Dean y Cindy van recordando como se conocieron. En qué estaba la vida de ambos en ese momento.

Ella tenía un novio, él por su lado tenía un trabajo de cargador en una empresa de mudanza.

Ella tenía una abuela que le aconsejaba que “tuviera cuidado si se enamoraba de alguien que creía que valía la pena”. Para Cindy confiar en los sentimientos era difícil más aún cuando estos habían desaparecido (sus padres sólo discutían y discutían, sin haber armonía en el hogar). Su abuela le contestaba que lo más difícil es “descubrir si tienes sentimientos. Si eres una buena persona, entonces tienes derecho a decir SI, si confio. Confio en mi misma”.

Él conversaba con un compañero de trabajo acerca del amor y las chicas. De conocer a una mujer, no necesariamente visualmente. De saber más acerca de ella.

Ella y él están en el pasado. Están en un bus conversando acerca de la muerte. Para Dean, morirse es una tontería. Dean no piensa morirse. Cindy se sonríe al escucharlo, le responde que ella definitivamente si va morir (al igual que el “inmortal” Dean). Dean dice que con esa actitud no va llegar a nada, va ser como los demás. Vuelve a insistir en que no se va morir y cambia de tema. Comienza a hablar acerca de la belleza, de que quizá piensa que esta loco. Cindy le dice que le impresiona encontrar a alguien que halaga y ofende a la vez cuando habla y que dice lo que piensa. Dean dice que ella le cuente un chiste. Bajan del bus y siguen conversando. Dean le pregunta qué quiere estudiar. Ella dice que medicina. Él le dice que ella tiene muchos talentos. Ella le dice que si, y en medio de la calle comienza a cantar, él se sorprende y con su guitarrita en mano le sugiere bailar al ritmo de la canción que él empieza a cantar.

Así fue como se conocieron. Ahora volvamos al presente.

Dan y Cindy han ido a la habitación reservada. Ella le hace preguntas a él acerca de su futuro. Quiere saber que va hacer con su vida. Ella cree que él tiene muchas capacidades pero no se comporta como un adulto. Ella ahora es enfermera, él es pintor. Siguen conversando, echados en la cama. Escuchan música de los 60, suena “Humo en tus ojos” de Los Platters. Él de pronto le dice a ella una idea suya para mejorar la relación de ambos, ella se queda callada. A la mañana siguiente ella ha tomado una decisión, no sin antes haber recordado su matrimonio con Dean y las cosas que se prometieron al casarse.

Las películas del cine independiente norteamericano son tan realistas que a muchos (as) nos conmueven. El amor es expresado como un acto de respeto, tolerancia y paciencia. Es la forma de que perdure tanto en los buenos como en los malos momentos y hasta que la muerte los separe (frase que se da en el momento del matrimonio y que el personaje masculino de la película hace hincapié al final del filme).

Comentarios

Ibán ha dicho que…
Pues con todos mis respetos, a mí Moulin Rouge no me pareció más que un Titanic con rimmel...
La Gata Coqueta ha dicho que…
Paso a saludarte mientras me sea posible y el tiempo me lo permita, para acompañarte en el fin de semana, produciéndome una grata emoción compartirlo contigo.

Al permitirme disfrutar de tus entradas, pensadas con la lógica del sentimiento para satisfacción de todos los que tienen el gusto de leerlas y opinar del tema sobre el que verses.

Con afecto por mi parte me despido, hasta otro memento que nos siga aportando reforzar la amistad a través de las palabras en equilibrada armonía...

María del Carmen
David C. ha dicho que…
Ibán: Respeto tu punto de vista. Hay gustos para todos. Saludos.
David C. ha dicho que…
Gata Coqueta: Muchas Gracias por tus palabras. Saludos.
Dude ha dicho que…
menuda diseccion el amor! jajaja

Salu2
Rodrigo Moral ha dicho que…
No te voy a mentir, mis párpados se caen a pedazos, así que sólo leí la opinión de "Blue Valentine", película de la que me habías hablado en mi blog.
El juego ese entre el pasado, el presente, el futuro que plantea y que detallás muy bien, es quizá lo que hace que cada vez que pienso en ella, la considere mejor de lo que la consideré en su momento.

La vi una sola vez y no me convenció, aunque estoy segundo que una segunda oportunidad puede conectarme mejor con la historia, que no es nada mala. Y con dos actorazos, claro.

En cuando a "Moulin Rouge!" (no veo "separación" de críticas, así que supongo que todas son una única publicación), no leí la crítica, pero sí vi la película. Uno de los mejores musicales de la década, la verdad. Y uno de las películas más influyentes de los últimos tiempos.
Lástima que luego vino Chicago...

¡Saludos!
Lala ha dicho que…
Hola David,

Estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista tanto sobre las películas como sobre el amor. Moulin Rouge me encanto, de hecho me la compre y la he visto varias veces. Ewan Mcgregor me encanta y en la película esta espectacular, su sonrisa lo llena todo y el amor que trasmiten ambos ni de lejos se parece a la pareja anodina y aburrida de titanic, salí del cine como entre, no me llego nada de esa película.
El resto de películas que comentas me parecen muy buenas, grande Hitchcock. Hace poco ví blue Valentina y me encanto, una película muy dulce y real.

Gracias por tus post.

Besotes
David C. ha dicho que…
Dude: Menudo comentario el tuyo. Saludos man.
David C. ha dicho que…
Rodrigo Moral: Blue Valentine te impacta por la gama de sucesos que le acontecen a la pareja, desde que se conocen hasta el final de su historia. Es completa porque el amor tiene todo eso, alegría, tristeza. El Director Ingmar Bergman dice que el amor tiene lo bueno y lo malo. Saludos.
David C. ha dicho que…
Lala: Gracias por tus comentarios. Blue Valentine veo que se va convirtiendo en un clásico moderno del cine sobre el amor. Pensar que hace unos años Ryan Gosling nos presento "Diarios de una pasión" que también trata sobre el amor y la película fue un suceso, sobre todo por los diálogos entre la pareja (esa chica a la postre sería su esposa en la vida real).
En Setiembre del 2008 comente 3 de sus películas.
http://cineparausarelcerebro.blogspot.com/2008_09_01_archive.html
En cuanto a las películas de Hitchcock y Moulin Rouge son sencillamente muy buenas para reflexionar. Saludos.
Paco Montoro ha dicho que…
David, de las tres películas que escribes, solo Blue Valentine no la he visto, así que me la apunto en mi agenda de cine.
En referencia a las películas de E. Taylor, te recomiendo tres, aunque hay muchas, bastantes mas:

http://www.filmaffinity.com/es/film635699.html

http://www.filmaffinity.com/es/film153583.html

http://www.filmaffinity.com/es/film578097.html

slds
David C. ha dicho que…
Paco: Muchas gracias por las recomendaciones. Saludos.
galatea ha dicho que…
Uf! qué manera de escribir, a mi me gusta mucho, pero para conversarlo, por ejemplo, Nicole Kidman... no me atraía, por esto de ser actriz depelículas gringas y taquilleras, un día, muy en contra de mi voluntad, vi Cold Mountain, qué mala!... insoportable!... pero después vi "Las horas" y después "Dogville", entonces quedé admirada por su talento actoral, además esas 2 películas me parecieron muy buenas.
Bueno, solo un pequeño comentario a tu largo post, largo e interesante. (Si que eres fanático por el cine)
Por supuesto que vi "Los 400 golpes" y "El pequeño salvaje"...

Esto es para ti:

http://www.youtube.com/watch?v=gP97HiI7xF8

Un abrazo.
galatea ha dicho que…
Y qué pasa con el cine chileno?... en él también se habla de amor: "En la cama" "la vida de los peces"...
;)
calma ha dicho que…
Genial¡¡¡
David C. ha dicho que…
Galatea: Como estamos hablando del amor, tú me dices que pasa con el cine chileno y mencionas "En la cama".
A ver "En la cama" de Matías Bize, la vi hace un par de años. Una pareja que recien se conoce, van a un hotel y ahi entre los parentesis de amarse, conversan y conversan. Eso es basicamente la trama de la película.
El personaje de Blanca Lewin (lindisima la actriz) está preparando algo grande para su vida sentimental a futuro pero no se lo comenta al personaje masculino. él a su vez viene de algo grande y va hacia algo que sólo sabe él, pero que tampoco se lo comenta a ella. Ambos como observamos se parecen en la practicidad. Por algo se han conocido esa noche y ahí no más se han gustado y se han ido directo a la cama. Conversan y conversan de todos los temas, se abren de tal forma ambos que comparten harta información, esto genera que se atraigan más y sigan haciendo el amor durante el resto de la noche. El director plantea desenmascarar a los personajes hacia el final de la película, la única forma de saberlo es cuando ellos van por separado al baño. Ahí descubrimos que tanto de verdad o de mentira hay en lo que ha hablado cada personaje.
Me gusta cuando Blanca Lewin declaro cuando vino hace un tiempo al Perú que "con una persona con la que uno tiene la posibilidad de crear un vínculo real a lo largo del tiempo, a veces es mucho más difícil lograr un vinculo profundo, porque uno tiene mucho más barreras". Lo cual me parece que es muy cierto, necesitas madurez, tolerancia y paciencia. Si no olvidate, se acaba. Esto explica porque tantas separaciones, divorcios, etc. También me gusta cuando ella declara que uno debe ser honesto consigo mismo a la hora de enfrentar la verdad.
Bueno podría seguir diciendo más cosas sobre el filme, mejor lo vuelvo a ver je je. El cine es así, mejor repetir de ver una película con el paso de los años, de esta forma y con la experiencia de vida propia, ves cosas que antes no viste. Es como ver una nueva película. Y chevere pues.
David C. ha dicho que…
Galatea: Antes que me olvide, gracias por compartir en Youtube el video con la canción de Antonie Doinel. Vale la pena mencionar que las 21 películas de Truffaut siempre el eje central era el tema del amor.
David C. ha dicho que…
Calma: Gracias por el comentario. Saludos.
calma ha dicho que…
No hay porque darlas, tienes un blog muy interesante,, voy a enlazarte para no perderte, me gusta muchísimo el cine, ayer mismo vi la película Granujas de medio pelo, de Woody Allen, y me pareció deliciosa.
Saludos
David C. ha dicho que…
Calma: Esa película de Woody Allen nunca llegue a ver el final, así que no puedo opinar. Lo que si es que en los años 90 cuando existia Blockbuster Video veia mucho cine de Allen. Saludos.
galatea ha dicho que…
Uy! el AMOR!!...
"La cama", por las msmas razones que tú das, ya la he visto 2 veces, y esperaré unos años para verla otra vez. El prisma con el cual vamos viendo y evaluando las cosas es dinámico, y el amor es un inquieto caleidoscopio.
Saludos,
G.
David C. ha dicho que…
Galatea: Coincido contigo. Adaptarse a los cambios, no queda otra. Saludos.
La Gata Coqueta ha dicho que…

Comienza la semana

y el canto y la brisa
de las encinas invitan

a visitar
las dolientes hojas

que yacen enmohecidas
por la tornasolada melancolía
que el invierno les ha dejado

para que se pose sobre ellas
una emoliente caricia engalanada
por el arco iris de la primavera...

Un beso y mil rosas trepadoras
te dejo, para que te guíen la alegría
los siete días de la semana

es el deseo de esta
que te visita con la primera
aurora de la madrugada...

María del Carmen
David C. ha dicho que…
Gata Coqueta: Gracias por el poema. Saludos.
Barbara ha dicho que…
O amor está no desespero de mostrar a possibilidade do mesmo amor - sob qualquer estilo.
David C. ha dicho que…
Barbara: En eso pensaba hoy. Mejor traduzco al español lo que haz puesto "El amor está tratando desesperadamente de mostrar la posibilidad de que es amor - en cualquier estilo".
Gracias por tu comentario. Saludos.
La Gata Coqueta ha dicho que…
Hola buenos días amig@, voy estar unos días fuera y no quería irme sin antes pasar a felicitarte el fin de semana.
Espero lo pases estupendamente al lado de quienes te aprecian y aprecias, como yo lo pienso pasar con los míos en mi tierra...

Un beso en compañía del “Trasgu” y de la brisa a la orilla del Cantábrico

Muackkkkk
Muackkkkkkkk

María del Carmen.
David C. ha dicho que…
María del Carmen: Gracias. Los mismos deseos para ti.
Ŧirєηzє ha dicho que…
ha sido bonito hacer memoria cinematografica por algunos clasicos delcine de amor de todos los tiempos...
me llevo tambien algunas recomendaciones...
encantada de visitarte...
saludos...¡¡¡
David C. ha dicho que…
Firenze: Gracias por la visita. Saludos.
calma ha dicho que…
Pues te gustaría... como siempre casi todo en sus películas es muy original, mi favorita es Sueños de seductor, increíble.
Saludos
David C. ha dicho que…
Calma: Esa película que mencionas tenía un dvd hace tiempo guardado pero sólo estaba en inglés, un día lo bote. Pero ojo si lo he visto en extractos en Youtube. Si parecia interesante como tú dices. Eso de tener de maestro-coach-guía a Humprey Boghart sólo podia pasar por la mente de Woody Allen. Saludos.
calma ha dicho que…
Si, bueno, es que tiene una mente realmente original y privilegiada, desde mi punto de mi vista.
Espero tu nueva entrada.
Saludos
David C. ha dicho que…
Calma: Coincido contigo. Respecto a una nueva entrada, tiene que haber un filme inspirador para motivar el desarrollo de la escritura. Tiempo al tiempo. Saludos.
La Gata Coqueta ha dicho que…
Como ya sabes estoy descansando unos días, lo que me ha prohibido el famoso tiempo pasar a felicitarte el fin de semana. Pero sí, hoy puedo disponer de un instante y al menos despedirte el domingo con la alegría que siempre llevo impresa en mi interior.

Deseando que inicies una semana donde se cobijen todas las ilusiones que ya tengas trazadas sin rendirte a hacerlas posibles.

Un beso te dejo acompañado de una leve sonrisa, que en mi se proyecta de armonía cuando te estoy escribiendo estas letras.

Marí
David C. ha dicho que…
Gata Coqueta: Gracias por el saludo. Cuidate mucho.

Entradas populares