Cómo descubrir a un estafador y no morir en el intento

Sospechosos Comunes (The Usual Suspects)
(Dirigido por Bryan Singer – USA 1995)


De la cintura para abajo observamos a un hombre caminar, en su camino hay varios muertos tirados en el piso. Saca una pistola y dispara dos balas al último hombre vivo que esta en lo que parece ser un barco. Antes de morir este hombre le llama Keyser al tipo que le dispara. Este es el inicio de la película.

La historia es simple, se produce el secuestro de un camión con armamento y se le echa la culpa a cinco tipos: el ladrón McManus (interpretado por Stephen Baldwin), el genio de los explosivos Todd Hockney (interpretado por Kevin Pollak), el loco Fenster (interpretado por un joven Benicio del Toro), el cerebro Dean Keaton (interpretado por Gabriel Byrne) y el cojo Verbal Kint (interpretado por un genial Kevin Spacey).

Los sueltan por falta de pruebas a los cinco, pero McManus durante el encierro habla sobre un “trabajito” que puede interesar a todos. Una vez en la calle se junta los cinco y comienzan a hacer de las suyas. Hasta que les llega un trabajo en grande, un tipo llamado Kobayashi que dice trabajar para un tal Keyser Soze, les propone un negocio para detener un cargamento de droga valorada en 91 millones de dólares.

Dean Keaton a los otros cuatro: ¡No existe Keyser Soze! Kobayashi lo usa como pantalla

Lo que sigue de la película es descubrir quien es el enigmático Keyser Soze mientras que se ejecuta el plan para detener el cargamento. El inesperado final de la película hace de esta una de las cintas de estafa más recordada de la década de los 90. La escena final de Kevin Spacey es fabulosa, ojo que le dieron un Oscar por esta película. Años más tarde se consolido con “Belleza Americana” como uno de los actores más estupendos de Hollywood.

Comentarios

Entradas populares