Observando Cine Argentino: Parte 4

Conversaciones con Mamá
(Dirigido por Santiago Carlos Oves – Argentina 2004)



La película se inicia con imágenes de la huelga de pensionistas en Buenos Aires.

Jaime se queda sin trabajo. Necesita dinero, se le ocurre vender el departamento donde vive su madre. Va donde ella y le cuenta sus problemas. La mamá no piensa dejar el departamento. Además que le dice que ella tiene un novio llamado Gregorio (Gregorio justo es uno de los pensionistas que acabamos de ver en las escenas iniciales). Jaime se queda sorprendido con lo que le acaba de contar su madre. Peor cuando le dice que piensa vivir con Gregorio en su departamento. Comenzará a ir con mucha frecuencia donde su madre para conversar, convencerla, sin embargo estas conversaciones le sirven más para conocerse a si mismo y comprender a su anciana madre.

La China Zorrilla y Eduardo Blanco nos deleitan con sus conversaciones en esta película ganadora muchos festivales.

Escena para recordar: Jaime conversa con su mamá y esta le dice lo siguiente

Mamá: Ahora comprendo tu problema Jaime. Tu problema es la ansiedad. Sos un ansioso. Y es normal que así seas, porque esa es la enfermedad de la clase media globalizada.

El cielito
(Dirigida por María Victoria Menis – Argentina 2004)


Dos seres presos de un destino triste. Dos seres que se encuentran y se ayudan mutuamente sin querer queriendo y al modo de cada uno. Uno ya con muchos golpes que le ha dado la vida. El otro empieza a recibir los primeros golpes.

El cielito es una historia sobre el amor, sobre la esperanza, sobre la amistad, sobre la fe, sobre la incertidumbre, sobre la pobreza. Se las recomiendo de principio a fin.

La directora Menis nos entrega una historia de esa Argentina que no vemos mucho en otras películas pero que tiene tantas cosas en común con los demás países de América del Sur.

Escena para recordar: Félix le da de comer a Chango y le dice lo siguiente

Félix: Escúcheme una cosa Chango……Le voy a decir algo muy importante. ¿Usted se acuerda el día que su madre me lo paso? ¿el día que se agarro de mis manos?. Ahí yo supe muy bien lo que me quería decir con eso. Yo se que usted me necesita mucho … pero quédese tranquilo … yo nunca lo voy a dejar solo. Nunca más usted va estar solo. Entendió.

Félix le da un beso en la frente a Chango

No sos vos …… Soy yo
(Juan Taratuto – Argentina 2004)


Javier es un doctor que se casa con María, con dicho sea de paso conviven en un departamento. El matrimonio es muy rápido porque ella quiere viajar a Estados Unidos para que luego le de el alcance Javier. Ella es la más entusiasmada con el viaje porque piensa que allá les va a ir muy bien a ambos. Sin embargo allá ella se enamora de otro hombre y se lo comunica por celular a Javier, justo el día que este se dispone a viajar a Estados Unidos para darle alcance a su mujer. Totalmente abatido, sin casa, sin chamba, sin mujer, entra en una depresión bárbara. Tiene un amigo con su esposa que lo consuelan en sus peores horas, bueno al menos le escuchan y conversan con ellos. Un día le dan la magnifica idea de que se busque otra mujer. Una serie de aventuras se suscitan en la búsqueda y conocimiento de nuevas mujeres. Finalmente Javier encontrará en Julia el amor verdadero, no sin antes tener un pequeño reencuentro con María.

Interesante film argentino con una actuación estupenda de Diego Peretti en el papel de Javier, el inmaduro personaje del film. El director Taratuto me hace recordar a Truffaut cuando se introduce en una escena del film como uno de los alumnos de la clase de cocina a la cual se ha metido nuestro personaje central. Taratuto además cumple con unos excelentes diálogos entre los protagonistas de la cinta, la cual entretiene hasta el final.

Escena para recordar: Consejo de su amigo a Javier

Amigo: No puedo hacer nada para cambiar tu vida. Vos vas a seguir estando solo aunque vuelvas con María, …aunque vayamos a bailar todos los sábados. Es la adolescencia la que se acabo no la amistad.
Javier: No me parece que esté bien lo que decís.
Amigo: A mí tampoco, pero es así. Dentro de uno mismo están las respuestas. Ni yo ni nadie te va sacar ese dolor. Vos tenés que hacer el clic que te permita correrte de ese lugar. Dejé de dar lástima. Perdele un poco el gusto a eso. Quizá empieces así a salir delante de a pocos.

Próxima Salida
(Dirigido por Nicolás Tuozzo – Argentina 2004)



No estoy seguro que se pueda cambiar el destino. Pero si creo que debemos hacer todo lo que este a nuestro alcance para cambiar las cosas que no nos gustan. Todavía me pregunto porque mi viejo no vio ninguna salida ….. yo estoy seguro que alguna tiene que haber y no voy a parar hasta encontrarla.

La Empresa Ferroviaria que da trabajo a muchos hombres en un pueblo de la Argentina decide cerrar su ramal sur. Esos hombres terminan desempleados, la mayoría ya son de edad, unos poco son jóvenes. La película trata sobre lo que cinco hombres deciden hacer con sus vidas a partir de ese momento. El más joven se dedica a estudiar manejo de armas pero no sabemos que busca con eso. El que le sigue en edad no sabe qué hacer, le dice a su familia que no pasa nada, se miente a si mismo. El siguiente se mete de chofer. El penúltimo se dedica a hacer publicidad con un disfraz pero pronto se aburre y se mete en negocios riesgosos. El último, y más viejo, es el único que permanece en el ramal sur aferrado a sus ideas de que nadie debo firmar una carta de retiro voluntario.

Pareciera que no existiera una próxima salida, la desesperación los puede conducir a la autodestrucción. La escena final de la película nos hace pensar que la juventud es la esperanza de una próxima salida.

Estupenda la actuación de Vando Villamil (que interpreta a Atilio) y de Pablo Rago (que interpreta a Daniel).

Buenos Aires 100 KM
(Dirigido por Pablo José Meza – Argentina 2005)


Cinco muchachos cometen una travesura (tiran globos llenos de agua) a un bus. Por la noche son castigados sólo tres de ellos. A Matías lo dejan fuera de su casa para que duerma ahí en la calle, Guido se prepara a recibir latigazos en la espalda y Alejo encerrado en su cuarto escucha como sus padres discuten por su culpa. Al otro día a Esteban lo vemos haciendo unos dibujos medios complicados (su padre le obliga a que estudie Dibujo Técnico para que en el futuro “construya las casas de la ciudad”). Más tarde los cinco se pasean por la avenida solitaria cantando mientras montan las bicicletas. En las paredes hay afiches del grupo de Ráfaga (el grupo argentino de música bailanta que acá en el Perú sonó hace un par de años).Damián era el último del que me faltaba hablar, es el chico aparentemente más detallista de los cinco, además de que es el único de los cinco que aparentemente tiene una familia perfecta (en la escena que vemos en su casa en una mesa rectangular comen él, su padre y su madre; no parece ser el tipo de familia como las demás que ya hemos observado).

La película comienza lenta, típica del cine independiente argentino. Sin embargo con el descubrimiento por parte de cada uno de los muchachos de secretos, muy bien guardados por la ciudad donde viven (a 100 Km de Buenos Aires), empieza a ponerse más interesante y rápida la historia. De pronto las actuaciones de los muchachos comienzan a sobresalir, la tristeza de la mirada del actor que interpreta a Matías (Hernán Wainstein), la cualidad de líder de Esteban (Juan Ignacio Pérez Roca), la manera como se desenvuelven frente a cámaras Guido (Alan Ardel), Alejo (Emiliano Fernández) y Damián (Juan Pablo Bazzini).

Interesante film ganador de muchos premios a nivel internacional, que fue visto en Perú en el pasado Encuentro Latinoamericano de Cine de la PUCP.

Derecho de Familia
(Dirigido por Daniel Burman – Argentina 2005)


La tercera parte de la historia del judío polaco Ariel (esta vez su apellido es Perelman, en la anterior fue Makaroff y en la primera Goldstein).

La historia empieza cuando Ariel describe las cosas que hace su padre, un abogado al que vamos viendo recorriendo tribunales. Cuando lo vemos con sus clientes es increíble su capacidad de compenetrarse con ellos, al grado de parecerse fielmente a ellos en esos momentos, es por eso que ellos se sienten contentos con su abogado. La decoración del Estudio del doctor es la sumatoria de los gustos de sus clientes. Les debo recordar que yo también soy hijo de un abogado, ya fallecido por cierto. La historia se me hace cercana por lo que viví en mi niñez y adolescencia.

Ariel también es abogado, y dicta clases en la universidad. La escena nos muestra una de sus clases con puros jóvenes en su aula. De pronto entra un tipo que se pone hacer proclamas a favor de la ecología, que se puede extinguir la especie humana. Perelman le dice que se retire, que esta interrumpiendo la clase. El tipo llega a reconocerlo quien es y lo desprecia delante de sus alumnos, para finalmente irse, no sin antes llamarlo puto. Luego de unos 20 minutos descubriremos que este tipo es amigo de Ariel y entre los dos han armado la payasada del “resentido” con fines pedagógicos para los alumnos. El “resentido” volverá a aparecer en clase a final de la película pero esta vez con otra actitud.

Ariel esta interesado en una de sus alumnas Sandra. Para su conveniencia, ella se retira del curso y se dedica a ser profesora del Método Pilates. Él la quiere como esposa, así que se mete al curso. Finalmente logra casarse con ella. Luego veremos que han pasado dos años y medio. Perelman ya tiene un hijo llamado Gastón, entre Ariel y su mujer comparten esto de ser “padres”, esto de ser “familia”, lo cual no es una tarea fácil.

Un día descubre que su hijo estudia en un Centro de Estimulación Temprana Suiza. Le descuadra eso de que su hijo tenga educación suiza. Ese mismo día su padre lo llama para almorzar juntos. Eso también lo descuadra. Es el cumpleaños de su padre y él ni se ha recordado. Un amigo de su padre le pasa el dato y lo saluda al viejo que se emociona con la actitud de su hijo. Entre Ariel y su esposa continúan las charlas de quien se encarga de que. Su padre le sugiere a Ariel que le acompañe en los tribunales, en esa especie de vacaciones que tiene Ariel. Además que le va presentar gente, es bueno que Ariel conozca gente, eso sirve. A nuestro personaje le llama la atención porque su padre quiere que este con él más tiempo, pareciera que quisiera decirle algo pero él no sabe que es. A estas alturas ya es predecible lo que va pasar con el padre. Lo interesante es ver que va hacer Ariel luego.

Por ahí he leído que comparan a Burman con Truffaut. Yo creo que ambos coinciden en el tema del amor. La diferencia es que Truffaut enfoca el amor solo entre parejas. En cambio Burman abarca el amor también hacia el entendimiento por el ejemplo entre un padre y un hijo. Burman aparece en esta película como el psicopedagogo del kinder suizo donde estudia el hijo de Ariel. Truffaut aparece en todas sus películas como el maestro Hitchcock. La diferencia entre Burman y Truffaut es que uno trabaja con actores sudamericanos y otro con europeos, y esto ya es una gran diferencia.

Daniel Hendler en la quinta o sexta película que le veo. Esta vez en un papel más maduro, en una historia más madura. Recomendable para toda la familia, en especial a tanta gente confundida que vemos por ahí.

Escena para recordar: Ariel y su esposa Sandra conversan antes que ella viaje a Machu Picchu

Sandra: Perelman baja, toma aire, sácame la cara. Yo se que no te gusta quedarte solo. Pero este viaje para mi es muy importante. Desde que nació Gastón que yo no salgo de casa. Esto va ser por mi bien. Yo te lo agradezco amor. Vos vas a la reunión de padres, te haces cargo del acto del colegio, vas a la pileta, te das la mano con otros papis. Después yo vuelvo y me encargo de la caca.
Ariel: Momento, vos te encargas de todo el tema caca, pélela, esfínteres en general y de la sexualidad a la mayoría de edad.

Comentarios

Entradas populares