Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2011

Muerte de un Ciclista

Imagen
(Dirigido por   Juan A. Bardem – España 1955) María José: ¿Qué piensas? Dime ¿Qué piensas? Juan: En lo nuestro. Si, en lo nuestro. ¿Qué es? ¿Amor? ¿Pasión? ¿Pasatiempo? María José: ¿Tú me quieres Juan? Juan: Si. Creo que si. Nunca me lo había preguntado. Haz sido tantas cosas para mí durante tantos años. María José: Tu novia, tu amante … Juan: ….. nunca mi mujer María José: Estuve a punto de serlo ¿no? ….la guerra ….. Juan: Si. La guerra….. La guerra es algo muy cómodo, se le puede echar la culpa de todo. De los muertos, de las ruinas, de los tipos como yo que se quedan vacíos por dentro y no vuelven ya a creer en nada ….. ni siquiera en la novia buena que no espera y se casa con un hombre rico. Es tonto de decir estas cosas, parece una novelita rosa. María José: Aquello fue una equivocación y una necesidad. Sobre todo una necesidad. Juan: ¿Tuya? María José: No seas cruel. Sabes que te quiero a ti. Juan: ¿Cómo qué? La Señora María José de Castro bosteza

Medianoche en París (Midnight in Paris)

Imagen
(Dirigido por Woody Allen – USA 2011) Gil (Owen Wilson) es un tipo de mirada ingenua y con un aire perdido, es modesto e inteligente. Es de los que piensan que besarse con una mujer te puede hacer inmortal en ese instante. Pero por sobre todo, Gil es un hombre que vive en el pasado, que cree que su vida hubiera sido más feliz si hubiera vivido años atrás. El estado de felicidad máximo para él sería: París, años 20, bajo la lluvia. Eso de alucinar con el pasado es muy romántico y a la vez un estado perpetuo de negación de un presente al que le cuesta enfrentarse. Su novia Inez (Rachel McAdams) es lo opuesto a Gil. Disfruta el presente al máximo, al fin y al cabo se vive una vez. Le fastidia que el “Gil Guionista de Hollywood” ahora pretenda tirar todo al tacho de basura y convertirse en “Gil Literato”. A Inez tampoco le gusta eso de caminar bajo la lluvia y menos eso de quedarse en casa, ella prefiere tomar un taxi e irse a una fiesta a bailar. Una noche que ella se va

Carta a Tres Esposas (A Letter to Three Wives)

Imagen
(Dirigido por Joseph L. Mankiewicz – USA 1949) George: Estoy dispuesto a reconocer que para la mayoría soy una figura ligeramente cómica: Soy un hombre educado. Rita: Nadie te pide que no lo seas. Piensa en cómo podrías ayudar. Podrías elevar el estándar. George: ¿De la radio donde tú trabajas? ¿Cómo dice la frase? “Ya puedes reírte”. Soy profesor. Eso es peor que ser intelectual. Los profesores no son sólo cómicos … también tienen frío y hambre en el país más rico de la tierra. Rita: Y miles renuncian cada año por trabajos que pagan bien. George: Por desgracia, es cierto. Rita: ¿Y por qué tú no? George: Porque no me imagino haciendo ninguna otra cosa. ¿Qué crees que pasaría si todos renunciáramos? ¿Quién les abriría a los niños las mentes y los corazones a las glorias del espíritu humano y presente? ¿Quién los ayudaría con el futuro? He sido más afortunado que la mayoría. Rita Phipps (Ann Sothern) se dedica a hacer correcciones de guiones para las radionovelas. Su esposo, George P

Él

Imagen
(Dirigido por Luis Buñuel – México 1952) Francisco: La verdad es que yo tengo un concepto bastante personal sobre el amor. Mamá de Gloria: ¿Por ejemplo? Francisco: No creo en el amor preparado, en ese que según dicen nace con el trato. El amor surge de improviso, bruscamente. Cuando un hombre y una mujer se encuentran y comprenden que ya no podrán separarse. Amigo: Bueno, eso que tú dices es el flechazo. El amor que hiere como el rayo … nada recomendable. Francisco: El rayo no nace de la nada, sino de nubes que tardan mucho tiempo en acumularse. Ese tipo de amor se está formando desde la infancia. Un hombre pasa al lado de mil mujeres y de pronto encuentra a una que su instinto le dice que es la única. En realidad en esa mujer cristalizan sus sueños, sus ilusiones, los deseos de la vida anterior de ese hombre. Padre Velasco: Bueno hijo, pero el amor no siempre es recíproco, ¿Y si ella no te quisiera? Francisco: ¡Tendría que quererme! Raúl: Vaya no te creía tan romántico, ¿Qu