viernes, 21 de octubre de 2011

Capitán Abu Raed

(Dirigida por Amin Matalqa – Jordania 2007)
Érase una vez, hace mucho tiempo, un hombre al que llamaban Capitán Abu Raed
En el área de limpieza de un Aeropuerto de Ammán trabaja un hombre mayor con barba blanca, se llama Abu Raed (Nadim Sawalha). Es un tipo que los años le han permitido aprender varios idiomas, de tanto conocer extranjeros y también por su apasionante afición por la lectura de libros. Por las tardes-noches en que regresa a casa a descansar, lo primero que hace es saludar al cuadro de su difunta esposa, conversar con ella, tomar un té, contemplar la ciudad desde la azotea de su vivienda, leer algún libro y finalmente acostarse y dormir en paz.
Un día le preguntaron a Abu Raed porque trabajaba limpiando, siendo poseedor de tanta sabiduría y conocimientos. Él respondió con una frase: “Dicen que aquel que elige una vida humilde, encamina bien su corazón” y agregó “A veces pasan cosas en la vida que nos guían por otro camino”.
Como dice su frase, los cambios ocurren en cualquier momento. Una mañana que Abu revisa un tacho de basura encuentra una gorra de capitán de avión tirada dentro, está como nueva, la recoge y se la lleva puesta. Cuando llega a su barrio, un niño llamado Tareq (Udey Al-Qiddisi) se le acerca y comienza a hacerle un montón de preguntas. El niño alucina que Abu es un capitán y quiere saber todo acerca de los viajes en avión. Abu se ríe y le dice que él no es capitán, Tareq insiste porque quiere escuchar todas sus aventuras por el mundo, Abu vuelve a responder que no se confunda, él no es un capitán.
Por la mañana tocan el timbre de su casa y hay 4 niños junto con Tareq. Todos haciendo preguntas acerca de sus viajes. Abu niega ser capitán. Los niños se van tristes. De pronto, Abu sentado con un libro en su sala se pone a pensar y pensar, al rato con un saco oscuro azul y la gorra busca a los niños que juegan cerca un partido de fulbito. Todos se miran a la espera de que ocurra algo, de pronto Abu comienza a contar historias. Abu se convierte en un “narrador de cuentos” sobre viajes a los países más diversos del mundo. A los niños les fascina escuchar las historias a modo de cuentos que narra Abu. Sin embargo en medio de tanta alegría, hay un niño llamado Murad (Hussein Al-Sous) que observa desde lejos todo este festín por Abu y no le gusta tanta alegría cercana. Murad es un niño amargado, su padre borracho le pega a él, a su madre y a su hermano. En el fondo a Murad le gustaría ser un capitán de avión, por eso odia “gratuitamente” a Abu.
En busca de perjudicar a Abu, Murad les cuenta a los niños que en vez de capitán, es tan solo uno de “los de limpieza”. Ellos no le creen. Como el prestigio de Murad está en juego, roba un dinero a su padre para llevar a Tareq y dos niños más al Aeropuerto y que ellos con sus ojos comprueben que Abu es un “mentiroso que limpia de rodillas y como un perro en el Aeropuerto” (palabras textuales que utilizan luego de verlo).
Murad se pone contento con su “hazaña” de haber jodido a Abu. La vida pronto le muestra que “todo lo que uno hace, se paga en esta vida”  y que “el cielo y el infierno se encuentran aquí, no arriba ni abajo”. A su vez, en medio de este infierno, Murad descubre que existen personas que creen que el mundo se puede cambiar para bien y que saben lo que es el perdón y que se juegan el pellejo por sus ideales, en otras palabras conoce al inigualable hombre que es Abu Raed. El inesperado final de la película nos llena de lágrimas.
Abu Raed es una cinta acerca de “saber perdonar” y “saber compartir”, en un mundo donde actualmente el egoísmo parece apoderarse de los seres humanos, la película de Amin Matalqa apuesta por exponer los valores de la piedad, la generosidad y sobre todo el amor por el prójimo en toda circunstancia y bajo todo miramiento.

31 comentarios:

Luna dijo...

Saber perdonar...el mundo necesita muchas lecciones al respecto...

Saludos muchos, David. Que tengas lindo fin de semana.

Luís Coelho dijo...

Uma grande lição. Ser humilde e trabalhar com rectidão.

Nesta vida quando tudo corre bem sentimo-nos felizes, mas ao contrário sentimos o peso da amargura e do despreso dos demais.

É preciso saber perdoar. Nunca seremos completamente perfeitos nem felizes e devemos entender este mundo e esta vida lendo e estudando sempre.

Roy Bean dijo...

No la he visto, pero me ha entrado curiosidad.

Gracias por descubrirmela.

Saludos
Roy

Das Radioaktive Mädchen dijo...

Qué bonito.

mariola dijo...

Muy buenos principios para una cinta que promete.
un abrazo.

marga dijo...

A veces pasan cosas en la vida que nos guían por otro camino...

Y a quién no, ¿verdad?
Buen finde.

igloo cooking dijo...

que bonito, gracias por hablarnos de ella! Tomo nota!
Un beso muy grande,
Nieves.

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

Sí, pero le quitan la custodia a ese mal padre o no, porque está bien que las pelis busquen callejones de salida, pero y la puerta de entrada, por qué no se encargan de ella, si es más fácil!! En mi humilde opinión,claro!!
Seguro que la película es un canto a la ilusión, al mañana, al futuro a los hombres que serán...
Muy bien contado, como siempre... Bss

Mayte dijo...

Un chupito de buena vibra, de sentimientos que son muy humanos sobre todo fuera del egoísmo...una película para disfrutar totalmente.

Buen fin de semana.

GUIDO FINZI dijo...

Un tipo humilde en un mundo que, como cantaba el tango: "Cualquier gato con tarjeta se las da de gran señor"

Un saludo

BELLARTE. dijo...

Las películas con un cuenta cuentos son mis favoritas, como la del gran pez. Tu sabes lo demás. Uno puede ser lo que quiera ser dentro de una historia.

Trizbeth dijo...

Hola David!!!
Siento no haber venido antes porque en verdad me gusta mucho tu espacio y me has pillado un mes que entre que no tenía ordenador y el trabajo no he estado mucho pero ya vuelvo!!!

Mil gracias por tus comentarios, más noche vengo a leerte y comentar sobre lo que me gusta, una abrazo, y hasta pronto!!!

Tracy dijo...

Tal como nos la presentas se ve una peli interesante y me has metido el gusanillo de querer disfrutarla.

Ricardo Miñana dijo...

Debe de ser muy buena esa película.
que tengas un bonito fin de semana.
un abrazo.

Humberto Dib dijo...

Ésta sí que no la conocía, pero por lo que cuentas le dan a uno ganas de verla.
Un abrazo.
HD

capriyunliuz dijo...

la historia suena interesante, :) y estoy de acuerdo con el mensaje es muy bueno, y es muy cierto que cada dia parecemos perder un poco mas de humanidad :)...saludos

Ruby dijo...

Muy buena lécion!

Katmarce dijo...

Interesante recomendación, lástima que en mi país cueste tanto conseguir este tipo de películas.

Saludos,

Katmarce--
submarinopimienta.blogspot.com

Bosón de Higgs dijo...

Esta película tiene un buen guión,si señor.Sabias frases las de Abu Raed y una mala acción de ese pobre niño amargado y chivatillo.Se pueden hacer grandes películas sin ser norteamericano.Un abrazo David C.

ion-laos dijo...

Digamos que el niño venia con un trauma y que lo que hizo fue a consecuencia de ello, por aquello de perdonarle más que nada...

Buen comienzo de semana, besos.

Claudinha ੴ dijo...

OLá!
Eu acho excelente que o cinema divulgue bons sentimentos como perdão e caráter, assim como saber compartilhar e ser mais fraternos!
Abraços!

Tesa dijo...

Es una película que me hizo sonreír, llorar y pensar, de las que a mi más me gustan.

Los niños tienen más facilidad para entender de lo que imaginamos los adultos.

Un beso,

Marina-Emer dijo...

¡que ilusión ! desde hoy amigos
un beso
Marina
**ESPIGAS DEL ALMA III**

MARILENE dijo...

Que lindo enredo!Perdoar e partilhar conhecimento são qualidades que poucos têm. Percebi que o filme é daqueles onde aflora a sensibilidade, emocionando que o assiste.

Bjs.

ShaO dijo...

mientras quede gente el mundo capaz de ponerse un gorra de capitán y contar caminos que hagan feliz al resto no todo está perdido... eres un filón de buenas recomendaciones : )
Abrazote

Emilio Luna dijo...

No conocía esta película, salvo el título. De hecho una amistad de ese país me hablo de ella y no supe que decirle...aquí está todo jaja. Un abrazo.

Julie dijo...

Iré a verla o la buscaré, ahora después de leer tu comentario, me interesa verla. Siempre pienso que debemos aprender a compartir, como hacen los pueblos indígenas, ellos pueden vivir sin dinero, por eso porque intercambian sus habilidades y riquezas naturales... Tenemos que aprender esa lección. Un abrazo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, David:

Bonita lección de vida nos deja esta historia.

Un abrazo.

AomaraLuz dijo...

Haces un relato tan detallado y sugestivo que dan ganas de verla ya.

Gracias por las palabras dejadas en mi espacio. Si me lo permites me quedo en tu interesante pantalla gigante...

Saludos.

Magui dijo...

Hola David!, pasé a agradecer tu visita y adoré tu blog... es muy interesante... alguna comedia romántica?

Mario dijo...

Me ha gustado la trama de ésta película, suena muy interesante, también que sea de Jordania, un país del que se conoce muy poco de su cine, me parece muy destacable, esas enseñanzas de vida son las que hacen apreciar el arte. Un abrazo.

Mario.