Kagemusha

(Dirigido por Akira Kurosawa – Japón 1980)

Incluso los 50 años que vive un hombre,
son cortos en comparación con la vida del mundo.
La vida no es más que un sueño, una visión, una ilusión.
La vida, una vez que se nos concede, no puede durar para siempre.
Nada se ha dado para la eternidad.

Es el siglo XVI y en Japón se desarrolla una guerra interna por el poder absoluto del territorio. Es en esas circunstancias que Shingen Takeda (Tatsuya Nakadai), Nobunaga Oda (Daisuke Ryu) e Ieyasu Tokugawa (Masayuki Yui) se disputan entre ellos cual es el mejor de entre los tres, en otras palabras, cual puede gobernar el Japón. Shingen va ganando en distintas batallas a Nobunaga e Ieyasu, su gran sueño es ocupar la ciudad de Kyoto para luego unificar la nación, acabar con los ríos de sangre y terminar con las injusticias. Sin embargo, un francotirador (contratado por sus rivales) le dispara y él queda mortalmente herido.

Nobukado (Tsutomu Yamazaki), hermano de Shingen, previendo que podía ocurrir alguna desgracia ha estado entrenando a un “doble” (los japoneses le llaman Kagemusha) para que suplante al Jefe en caso de que pase algo. Este doble es un raterillo confeso pero a la vez un asesino en serie, según se le acusa pero él niega esos cargos, sólo dice que roba monedas nada más. El Jefe Shingen antes de morir indica a sus principales consejeros que quiere regir por 3 años más los destinos del Clan Takeda por eso es importante que se mantenga en secreto su inminente muerte. Producido el fallecimiento, el “doble” hace su aparición como el Jefe Shingen (el parecido en físico y voz es increíble), sólo hay un detalle: se puede engañar a todos (inclusive a los enemigos y hasta a los niños) pero menos a las mujeres. Una trágica historia se empieza a escribir.

Kagemusha es una película donde Kurosawa en un momento nos muestra como debe comportarse un Jefe, a través de las enseñanzas que se le imparte al “doble”. Sin embargo en la última hora de la historia, le da un nuevo giro a la película (esa es la especialidad de Kurosawa, no necesariamente mostrarnos finales inesperados, sino más bien exhibir un final realista en base a las pasiones humanas que de un momento a otro pueden cambiar todo).


Las lecciones que se le dan al Jefe son:

  1. Debes comportarte como te indique la razón.
  2. Ser sincero con los miembros de tu equipo.
  3. No ser orgulloso, hay que ser discretos.
  4. Olvidar sentimientos personales, pensar en función del equipo.
  5. No actuar presumidamente, actuar con naturalidad.
  6. Un hombre astuto no debe mostrar demasiado su ingenio.
  7. Ser veloz como el viento, silencioso como el bosque, feroz como el fuego e inamovible como una montaña.

Comentarios

ion-laos ha dicho que…
Siempre el maldito poder. Luchó por el y sólo le sirvió para morir.

Dificil se lo han puesto al doble...

Buen finde, besos.
Susana Peiró ha dicho que…
La mirada de Kurosawa sobre un tema que gira alrededor del hombre desde tiempos inmemoriales. Gran propuesta.
Marilyn Recio ha dicho que…
Interesante propuesta. Buenas lecciones para tomar en cuenta. Hasta muy pronto!
Margari ha dicho que…
¿Te has propuesto que incremente mis películas por ver? Con este argumento, imposible decir que no. Otra a buscar.
Besotes!!!
zayi ha dicho que…
Es una tremenda lección de vida, la cosa es que nadie lo hace.
Un beso.
Eva BSanZ ha dicho que…
Hay que ser uno mismo, sin perjuicios ante lo que se diga o haga, al fin y al cabo, si la eternidad no existe para que disculparse ante una disculpa que no es merecedora de serlo. Las falsedades ya estan inventadas por sHh! mejor silencio... que es más sabio de entre los sabios. Silencio...


PD: Muy buena entrada

Muack!
Luna ha dicho que…
Justamente esta peli está en la fila para verla...

Saludos, David. Que tengas lindo finde.
BELLARTE. ha dicho que…
¿Así como se ve en las fotos se ve la película?, amm, como yo aun no nacía, me imagino que los efectos no eran tan buenos, pero el relato se lee bien, bastante prometedor.
Humberto Dib ha dicho que…
Qué cine tan especial el de Kurosawa!
Un gran abrazo.
HD
ShaO ha dicho que…
Una cosa es la teoría y otra..el hombre. Abrazote : )
Trizbeth ha dicho que…
Son unos consejos excelentes, tanto como lo debe ser la película, ojalá e hiciéramos más caso de las sabias palabras de los demás, creo que nos equivocaríamos menos :)

Abrazos y feliz fin de semanaa!
Lore ha dicho que…
Tan magistralmente descrita que mi idea ahora mismo es que ya he disfrutado de ella. Una gran lección que deberíamos tener muy en cuenta.

Un abrazo David
don vito andolina ha dicho que…
Hola,preciosas letras van desnudando lentamente la integral y pura belleza de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos numantinos...
Das Radioaktive Mädchen ha dicho que…
Creo que voy a por ella al videoclub.
De las lecciones la 4 es la más difícil de seguir.
campoazul ha dicho que…
Los consejos están bien y son sabios, el caso es cumplirlos..., los humanos no nos regimos por la razón sinó por lo que nos peta en cada momento...
Este tipo de películas nunca me gustó.

Besitos.
Candela Vizcaíno ha dicho que…
La película desarrolla dos temas de máximo interés: el del doble, por un lado, y por otro, el de la asunción de la personalidad del otro, íntimamente relacionado con el primero [...] En la película de Kurosawa, el doble, la sombra, que, al principio, es un simple reflejo físico de otra persona, va asimilando el espíritu de aquél a quien suplanta hasta convertirse en el original. Del libro "Akira Kurosawa. Filmografía"
Felicidad Batista ha dicho que…
Es una fatástica película de Kurosawa, tanto el guión y los niveles de lectura del filme como en la estética expresionista, imágines, a veces, surrealistas, oníricas y plenas de luz y color.
Abrazos
Roy Bean ha dicho que…
Esta me la había saltado, hay un periodo entre Kagemusha y Ran, de cinco o seis años sin rodar nada.Considero superior la apatación Shakespeariana de Ran, pero eso no es impedimento para ver la grandiosidad de Kagemusha, con una puesta en escena que parece sacada de los viejos grabados japoneses. Una maravilla, que merece ser vista en una gran pantalla.

Saludos
Roy

Entradas populares