DODES’KA-DEN

(Dirigido por Akira Kurosawa – Japón 1970)

Una obra intensa y desgarradora

Dodes'ka-den

Una señora eleva sus oraciones a Buda para que su hijo se sane, es un milagro realmente lo que pide, pero la vida también está hecha de milagros dijo el poeta. Ese muchacho también eleva sus oraciones a Buda para que su mamá goce de buena salud, él la nota enferma. Bueno quien realmente está enfermo es él pero no se da cuenta de su enfermedad, sólo los demás lo saben. El muchacho se despide de su mamá porque tiene que trabajar turnos de 8 recorridos por la mañana y por la tarde en el tranvía “que él maneja”. Su madre sigue elevando oraciones mientras contempla el cuarto lleno de dibujos de tranvías (hechos por él) de todos los colores.

El muchacho “trabaja en un tranvía viejo”, pero que le va hacer, es lo que le ha tocado en esta vida. Igual es feliz haciendo su recorrido por aquel pueblo en el que vive. Hay un detalle que deben saber: Este tranvía solo existe en la imaginación del muchacho. Una vez que él lo hace arrancar a su “portentosa máquina móvil” repite una y otra vez “Dodeska-den, Dodeska-den, Dodeska-den …. shu shu shu …. Dodeska-den, Dodeska-den, …..”. Los niños del pueblo cuando lo ven le gritan “El loco del tranvía”. Él no les hace caso y sigue sus recorridos.

En el pueblo de aquel muchacho viven una serie de personajes que comparten su vida con él.

El hombre que ayuda a su prójimo


Existe un anciano que es tan buen hombre que al “loco del tranvía” no lo juzga, más bien es tolerante y le conversa sobre sus recorridos por la ciudad. También ayuda a los suicidas y a los depresivos a que encuentren la felicidad de la vida en sus sueños. Inclusive un día, un ratero quiere robarle su casa, él lo sorprende, le da su dinero sin chistar e inclusive lo motiva para que la próxima vez toque la puerta y él lo ayude económicamente.

El pordiosero y el niño que soñaban con tener una casa


Un pordiosero y su hijo viven en un carro antiguo, malogrado y sin llantas. Todos los días el pequeño busca sobras de comida en los restaurantes, luego vuelve a su hogar y comparte con su padre. El pordiosero sueña con tener una casa, la visualiza y le hace partícipe al niño de sus sueños. La vida es feliz para ambos, si no fuera porque un día comen un pescado malogrado que les provoca diarrea, el pordiosero logra sanarse pero el niño cada día se pone peor. Hay algo que todavía les queda a ambos: los sueños de esa casa de estilo europeo, rejas verdes y una piscina grande.

Los borrachos que intercambiaban a sus mujeres


Dos amigos trabajan con empeño durante el día y al llegar la noche se emborrachan con sake, luego cuando van donde sus mujeres, ellas los reprenden. Todos los días es lo mismo. La situación se modifica cuando se intercambian las mujeres “sin querer queriendo”, ahora son más felices a pesar de “estar uno con la mujer del otro” por las noches. Lo increíble es que ellas no se quejan. Uno de ellos llega a pensar que realmente “las mujeres son misteriosas”.

El hombre que era feliz con la mujer amargada


Un hombre con su bastón va feliz siempre a trabajar, su mujer siempre tiene una actitud descortés con todos. Nadie la soporta, pero existe alguien que la ama “a muerte”, ese es su esposo. Que a nadie se le ocurra hablar mal de ella, ni siquiera su mejor amigo.

La mujer que tenía hijos de todos


Coqueta como ella misma, se va por el sexto hijo y “quien sabe si alguno” es de su marido, según dicen las lenguas viperinas. Sin embargo él los ama a todos y afirma que si son sus hijos. Lo que digan en el pueblo le importa un rábano. Los niños le hacen preguntas y él les enseña lo que significa ser padre. (Nota: Esa escena es magistral).

La joven que trabajaba día y noche


Guapa, triste, melancólica, ella sólo trabaja y trabaja para mantener a su padre adoptivo que es un borracho. Arma flores día y noche. Su madre y su tía están en la ciudad por eso nadie le ayuda. Aprovechando el cansancio, un día el padre se aprovecha de ella. Lo que viene a continuación en los días y semanas posteriores merece verse.

El hombre serio


Un hombre camina por el pueblo, siempre se le ve solo. Nadie sabe el porque de tanta melancolía hasta el día que una mujer llega a su casa.

Las mujeres que contaban chismes


Por último, en el centro del pueblo, unas mujeres observan al “loco del tranvía” y chismean sobre él, también sobre el “orgulloso” pordiosero, sobre esos “libertinos” borrachos y sus mujeres, sobre que “ganas” le tienen al hombre serio por lo misterioso que es, sobre la “insoportable” mujer del hombre bueno del bastón, sobre la mujer “esa” que inclusive embarazada sigue coqueteando, y de la pobre chica que no duerme. En fin hablan de todo el mundo menos del anciano que ayuda al pueblo a ser mejores seres humanos, a él si lo respetan.


DODES’KA-DEN es una obra acerca de la vida en un pueblo pobrísimo donde todos tienen una historia, es un relato de la vida dura que sufren muchos seres humanos y que tantas veces no queremos ver por nuestro egoísmo. Kurosawa nos muestra la vida de ese lugar y nos la refriega en la cara para que reaccionemos y seamos más sensibles con nuestro prójimo, así como el sabio anciano de la película.

Comentarios

Luna ha dicho que…
Que buena síntesis. Muchas historias, esta peli ya está en fila para algún fin de semana.

Saludo grandote, David. Que tengas linda tarde.
Tracy ha dicho que…
Hoy no estoy para tristezas. Lo siento.
Loli Salvador ha dicho que…
Hola David: Hoy buscaba tu blog de cine y me encontré con que no estoy de seguidora, un gran despiste por mi parte.
Acabo de leer sobre estas películas con mensaje y sabiduría oriental; hay grandeza interior frente a la triste realidad. Me ha hecho sonreír el sueño de una casa europea con piscina.
Que tengas un buen día. Tus entradas son magníficas. Un abrazo.
Mario ha dicho que…
Se ve fantástica ésta cinta de Kurosawa, con tantos retratos humanos, cada uno con su propia historia que nos sensibiliza y nos hace comprender las grandes dificultades que nos rodean. Pero la que más me ha llamado la atención es la anterior de los sueños, aunque igual pienso recorrer toda la filmografía de éste cineasta. Desprende muchas enseñanzas. Un abrazo.

Mario.
BELLARTE. ha dicho que…
No he visto ni la anterior y ya publicas otro post..... Uuuuuuuuu, todas se leen buenas, me da tristeza no tener tiempo y tu sigues y sigues poniendo más y más... Un beso molesto. Uuuuu.
virgi ha dicho que…
Esta no la conozco, pero otras sí, como la de Los sueños. Espectacular.
Besos
Ruby ha dicho que…
Pienso que es muy dificil conviver con alguien amargado y me parece una buena y divertida película cuando tú dices que a nadie se le ocurra hablar mal de ella!! :D
He visto poquisimas películas orientales, especialmente las de Japón, pero conozco algunas obras de Kurosawa.
MariCari♥♥♥♥♥ ha dicho que…
Si lo dice Kurosawa... yo amén!! je, je... Bss, amigo, me encantó, como siempre, tu desparpajo contando la peli, Bss...
Gladys ha dicho que…
Que historias cual de todas es mas fuerte tienes mucha paciencia para elegir las historias, son todas parecidas en si pero con distintos dramas.
Entretenida entrada.
Besos que tengas una feliz semana amigo.
Roy Bean ha dicho que…
Hola David, veo que estás haciendo un repaso sobre la obra de Kurosawa. Sobre Dreams no comenté nada porque es una obra que no me atrae mucho, esas ocho historias en al umbral de la muerte, tendría que re-verla para poder apreciarla mejor.Además era fue una époc triste para el maestro pues tuvo que conseguir financiación afuera, vease M. Scorsese y otros, en la penúltima, vease Rapsodia en Agosoto.
Pero Dodeskaden es otra cosa, eso episodios en el barrio chabolista periféric, con sus miserables habitantes que vienen y van, con esas historias entrelazadas, configuran una especie de mosaico de situaciones tratados a la vez con un crudo realismo he imaginación: el de las clases menos favorecidas en el Japón de finales de los 70. Por si desconocías la anécdota el ruido que hace Rokuchan al conducir ese tranvía invisible y cuyo traqueteo describe el títuo del fin, sería una especie de onomatopeya japonesa, algo como nuestro "triquitraca" , DO-des-ka-den...

Saludos
Roy
Marilyn Recio ha dicho que…
Muy buena sintesis! Temas muy interesantes impregnados de sabiduría oriental. Me hizo sonreir lo del sueño de la casa estilo europeo, la mujer con hijos de todos, y el que estaba casado con una mujer a quien nadie soporta. Entretenida entrada!
Rayuela ha dicho que…
akira es grande.

abrazo*
Felicidad Batista ha dicho que…
David, no he visto esta película de Kurosawa pero, sin duda, después de leer tu sugerente entrada la pondré en la lista de las peliculas pendientes de ver.
Abrazos
reptilio ha dicho que…
Kurosawa es un genio! el manejo de la camara para contar una historia pocas veces llega a esa perfeccion
Las recetas de Abunany ha dicho que…
Que lindo es poder ver tantas y tan buenas películas !!!! alguna de ellas triste , pero al final pasan en la vida misma .

Grax por pasar por mi blog .

Un beso , cuídate .
Abunany
Anónimo ha dicho que…
Esta película está basada en la obra "Los bajos Fondos de la Vida" de Máxijmo Gorky.En los años 80 cuando la vi lo que más me sorprendio fue ver lo que era una Villa Misería en Tokyo, algo que uno de esta latitudes no pensaba que existía.
Jaime Anton Holanda ha dicho que…
Muchas gracias, por crear esta pagina valorando una pelicula con alma.
Veo que alguien siente como yo.
Maravilloso!!!

Entradas populares