sábado, 8 de octubre de 2011

Diario de un Cura Rural (Journal d’un curé de Campagne)

(Dirigida por Robert Bresson  – Francia 1950)

Los justos sólo pueden ser juzgados por Dios

A un pueblo apartado del mundo, llega un cura (Claude Laydu) muy joven. Es la primera parroquia que le otorgan, para él es todo un reto el que se le presenta. Hay que indicar un detalle, él goza de mala salud pero no se lo cuenta a nadie. Cuando le preguntan por su aspecto todo ojeroso y sudoroso, él dice que lo que tiene es problemas de un estómago caprichoso. Debido a su enfermedad, él ha suprimido el consumo de carne y verdura, suplantando estas comidas con pan mojado en vino. El cura sufre mucho con esos dolores en la boca del estómago que siempre lo aquejan, es un tipo al que se le nota el dolor inmediatamente ya que tiene ojos de hombre bueno, de hombre fiel. Es un idealista, sin espíritu práctico en absoluto, es de los que piensan que hay que hacer algo por el mundo, en un pueblo así se puede hacer mucho, sólo necesita que las autoridades le den una mano. Diariamente apunta en un cuaderno todas sus ideas y los sucesos que le ocurren.

El joven sacerdote comienza a darse cuenta en los primero días lo complicado de su delicada labor cuando un tipo se le acerca a solicitarle que se celebre el funeral de su esposa pero quiere pagar una suma irrisoria. Acude a un cura viejo (Andre Guibert) y experimentado de un pueblo vecino y este le dice que es muy joven (un niño metido en el cuerpo de un hombre) y egoísta, que todavía le faltan años para comprender que los 3 aspectos básicos que deben cumplir los sacerdotes son el respeto, la obediencia y el orden. Él sólo busca unas palabras de compasión, de ternura pero no recibe eso, sólo reproches por su juventud. Por su mente pasa que hubiera pasado en su vida si en vez de la ordenación hubiera preferido “el amor de una mujer”.

Ya de regreso en su pueblo, es objeto de burla por un grupo de niñas que asisten a las clases de catecismo. Él anota en su diario que la muchacha líder de ese grupo de chicas se llama Seraphita (Martine Lemaire). También anota que existe una señorita (Nicole Maurey) que asiste a misa diariamente (es la única que va). Lo que ocurre con ella es que es la institutriz y amante del Conde del pueblo (Jean Riveyre). El cura sabe lo que ocurre, pero mantiene silencio, más bien le pide apoyo al Conde para los proyectos de ayuda al prójimo que tiene en mente. El Conde lo escucha y le responde que aprueba sus ideas pero condena su aplicación porque la población de aquel lugar tiene mal espíritu.

En el fondo lo que dice el Conde es muy cierto, la población odia que el “nuevo sacerdote” sea un hombre bueno, es más, le comienzan a llegar cartas anónimas donde le dicen “¡Váyase!”, la hija del Conde (Nicole Ladmiral) lo insulta, la esposa del Conde (Marie-Monique Arkell) lo desprecia, unas mujeres corren el rumor (obviamente falso) que él es un borracho, otras personas dicen que el cura tiene “malos hábitos”. El pueblo lo juzga por ser bueno, por ser honesto, odian su simplicidad y sencillez. Todo lo que él habla, lo tergiversan. En el colmo de males, hasta le echan veneno al agua que él solicita cuando pretende evangelizar en aquel lugar. Ese día es salvado por la niña Seraphite y esta le cuenta lo que hacen en el pueblo con él.


¿De qué me acusan?
-         De ser como es.

La gente es tan perversa, que maquinan entre todos para hundirlo al cura y que este se vaya pronto. La salud del cura empeora, pero él tiene fe tanto en que su salud va mejorar como que esas personas van a cambiar y deponer esa actitud hostil. Acude a un doctor (Balpetre) de un pueblo cercano y este le dice que él pertenece a una raza particular: “la que aguanta”. En otras palabras, a esa raza de hombres que hacen frente a la vida, a pesar de tantas dificultades. Le da unas indicaciones para su alimentación (hasta ese momento desastrosa). Luego de un tiempo el cura empieza a mejorar de salud y le pone otra vez ganas a realizar obras en ese lugar. Nada lo va parar ni detener. Sin embargo, lo encuentran muerto al doctor, cosa rara dicen que se ha suicidado pero no han dado tiempo para investigaciones. Otra cosa extraña, la mujer del Conde, que al parecer se había puesto del lado del cura, también aparece muerta y también dicen que se ha suicidado. El pueblo le echa la culpa al cura de las muertes. Y ¿ahora qué ira a pasar?

Estremecedora, impactante, demoledora cinta de Robert Bresson que muestra la realidad humana en forma descarnada.

35 comentarios:

Meeel. dijo...

Muy buena la entrada (: qe tengas un lindo domingo :3

Manderly dijo...

Hace pocos días que en otro blog se comentaba esta película.
Todavía no la he visto, pero después d edos recomendaciones tendré que hacerlo pronto.
Un saludo.

Tracy dijo...

No la he visto, aunque me gustaría.

Roy Bean dijo...

Hola David, no sé si sabes que esta es la primera película en la que Bresson adapta una novela, osea hace el guión y dirige. Creo que era su tercera pelicula, pero ya aparece su estilo y su gusto por actores no profesionales.Ese complejo sistema narrativo, que se apoya en las notas que el cura toma en su diario, recitadas y visualizadas al mismo tiempo... es Bresson. Si has comenzado con él, no te pierdas la siguiente "Un condenado a muerte se ha escapado" todo un prodigio.

Y si, coincido contigo, en ese apendice final del post, Bresson es demoledor.

Saludos
Roy

MariCari♥♥♥♥♥ dijo...

No sé, me sabe raro que todo un pueblo esté en contra de alguien sin un motivo aparente... cuál es la finalidad, la maldad por maldad, no, no creo en ese hecho, a no ser que todo el pueblo sea de la misma familia... entonces sí, porque los genes son los genes y no se puede luchar contra ellos, mejor poner pie en polvorosa, je, je...
Como siempre... tu forma de relatar la película... ¡estupenda!
Bss...

c15 dijo...

Suena muy bin esta pelicula, tendre que verla algun dia. Escribes muy bien, buena critica (:

Juanjo dijo...

No la he visto,pero me ha parecido muy unteresante lo que has contado.La vere
Un abrazo

ethan dijo...

Estupenda película, al borde de la abstracción, con todas las dudas reflejadas en un rostro desdramatizado. Aconsejo ver (es otro estilo, otra distancia) "La Misa ha terminado" de Nanni Moretti, con un tema parecido.
Saludos!

merche marín dijo...

Verdaderamente demoledora, David. Me ha impactado ese clan que se crea en contra de una buena persona sin motivo alguno. Eso demuestra que a veces las personas somos capaces de crear un mundo horrendo donde solo hay flores. Me quedo un poco triste esta mañana, como desesperanzada. Me has tocado la fibra con tu historia, cielo.
Un abrazo.

Antonio de Castro dijo...

Tengo muchsa ganas de verla, y tambien "Juana de Arco". Hace poco vi "El dinero" y la magistral "Au hazard Balthazard", que me parece una de sus mejores peliculas, sino la mejor.
Un saludo.

Bosón de Higgs dijo...

Tiene que estar bien la película de este pobre cura,para uno que sale bueno se lo quieren cargar.Es difícil vivir en un pueblo cuando ya te han señalad,lo mejor es huir bien lejos hacia otra vida mejor.Saludos David C.

Sin ton ni san dijo...

Ya que estamos... sigamos pegándole al cura: acompañado de una niña que es la única que lo tiene por bueno? Uhhh, y después dicen que están siempre vinculados a la pederastia.

Esta vez no me prendo ;) Un saludo.

Rossetti dijo...

No la había visto, pero como siempre, tu reseña me ha puesto los dientes largos, así que la apunto en mi lista de pendientes!

Enigma dijo...

Olá querido,

O seu blog é muito atrativo, parabéns! Kiss!! Kiss!!

Cecy dijo...

Nunca mejor la frase que en pueblo chico, infierno grande...

La Gata Coqueta dijo...



Atentamente he venido a saludarte y desearte que la semana que comienza sea hermosa y llena de color, donde la ilusión te dibuje todo aquello que le sea un favorable acontecimiento para todos los que te rodean.

Un ramo de rosas dejaré en tus manos para que su aroma sea un referente de mi afecto hacia ti.

Te sigo y no te olvido puesto que los sentimientos no entienden del espacio tiempo, ni de las distancias.

TQ.

María del Carmen

Esther dijo...

¡Uff!

Yo creo que ha sido el pueblo, el asesino.

Me gusta la raza que aguanta. Les admiro :)

Un saludito.

ion-laos dijo...

La envida es mala compañera, pero la vida pone a cada uno en su lugar.

Una pinta estupenda tiene esta peli!

Buen comienzo de semana, besos.

virgi dijo...

No la conozco, debe estar bien por lo que cuentas.
Un beso
La que es divina es la de "Matar un ruiseñor.

Estela dijo...

Que gente más mala... podían dejar tranquilo al curo de una manera o otra querían descaerse de el, yo también pertenezco a esa raza que es fuerte y se supera ante las adversidades... un beso ^.^

La_Lyri_K dijo...

Ser de los que aguantan, es participar del camino del dolor... Porque, no solo se resiste, sino que también, se sueña. Gran historia. Saludos.

Rud dijo...

Hola, David
Eres fantástico. El relato está estupendo, alguna vez he de averiguar qué ha sucedido con el cura rural y su magnífico diario.
Mi esposo tiene una gran colección de películas, incluidas muchas cintas francesas. Lo malo es que por ahora no tengo lugar para sentarme a observar películas; me decanto entre mis obligaciones familiares, la pasantía que estoy realizando, la tesis y el estudio para un futuro examen oral de grado.
Un abrazo.

lidia-la escriba-www.deloquenosehabla.blogspot.com dijo...

David muchísimas gracias, por la reseña, de excelentes películas!
llamado el septimo arte,el cine...
gracias por comentar!
un abrazo,enorme
lidia-la escriba

estoy abocada a la presentación de dos libros,me lleva mucho tiempo,es el 21 de este mes, a las 19 hs. y elegí hacerlo como una puesta,en escena,veremos cómo sale

MTeresa dijo...

Hummm
sí, la ví,
hace un montón de años,
me alegra que la recuerdes,
un saludo
y buenas noches

Luna dijo...

Otra peli que no ví...

Contá el final !!!

Saludos, David. Que tengas linda noche.

BELLARTE. dijo...

Lo bueno de tu blog es precisamente que una película no es juzgada por la portada, el año que se hizo, de que origen sea, y en lo personal, nunca había visto en blanco y negro como hasta ahora desde que sigo este blog.

Siempre aciertas, me gustan y aparte siempre he amado el cine. Es un reto llevar grandes historias de best sellers y que sean exactamente como lo imaginamos al leela. Ojalá algún día vea mi película favorita posteada por aquí.

Lala dijo...

interesante reseña. Me apetece ver la película por lo que comentas.

Un besote

oscar alberto dijo...

Esto se ve a diario amigo, me lleva a pensar que lo que más envidia trae no es el dinero sino la bondad y la fortaleza de espíritu..

muy buena entrada
Un abrazo
Oscar

SÓLO LOS QUE TEMEN ACTÚAN dijo...

Bresson significa la otra ribera del arte cinematográfico. Pocos como él (Tarkovski, por ejemplo) hacen metacine y lograr condensar la condición humana y las aspiraciones propias del ser humano en el celuloide. Diario de un cura rural , al igual de Picpocket representan esa otra forma de entender el cine y lo que es más importante , la vida.

MARA dijo...

Jajaj, muchas gracias por el cumplido, espero que te haya gustado algo más del blog. El tuyo es genial en cuanto a crítica, me gustaría que nos apoyásemos. Besoss

xixe dijo...

Un buen consejo a la hora de ver una buena película. Saludos.

MARA dijo...

Ya te sigo, pero no me sales como seguidor... compruébalo por favor y muchas gracias ;)

Margari dijo...

No conocía esta película, pero me has dejado con ganitas. Así que habrá que verla.
Besotes!!!

Vero dijo...

Dice Sontag que el cura muere cuando se da cuenta cabal del absurdo de su idealismo. No puede aceptar al comienzo la perversión que le salta a la cara a cada instante (los chicos me recordaron los de La cinta blanca, de Haneke). Un buen film, inquietante.

JOAQUIN DOLDAN dijo...

buena entrada